jueves, 30 de mayo de 2013

"PARA TERMINAR MAYO.... SOLAMENTE CONFÍA"

!Dios bendiga tu vida en este día y siempre!
Esta mañana recordé las veces que estaba en estado de angustia debido a la enfermedad que tuve o simplemente por algún motivo cotidiano que se presentaba a mi vida cual gigante enorme haciéndome creer que destruiría mi vida y mi hogar.
Recordé las veces que lloré en mi lecho, la cantidad de lágrimas que mojaron mi almohada debido al temor que quería venir a ahogarme y robarme la paz.
 
 
Pero en todo ese andar he aprendido tanto a confiar en mi amado Dios, he aprendido a relacionarme más intimamente con el Espíritu Santo, he aprendido a dormirme confiada en los brazos amados de mi Jesús.
Si diría que el andar cristiano es vivir todo el tiempo en pruebas y luchas mentiría, ya que hay plenitud de gozo en la presencia de Dios; pero tampoco puedo ignorar que en determinados momentos nuestra vida va a ser probada y yo quiero que Dios me encuentre apta, vestida de su armadura, con mi fe y mi esperanza puesta en Él.
 
Hace un ratito escribí estas palabras pensando en aquella persona que está sufriendo, que se siente desanimada y a puento de bajar los brazos.
 
Estamos terminando el mes de Mayo y mi deseo es alentar tu vida y decirte que Dios no hace acepción de personas, que su mano de amor y poder no se ha cortado, que su gracia está fluyendo y que su presencia está tocando ahora mismo tu corazón.
 
!Hay victoria en Jesús, hay vida abundante en Él!

 
Cuando sientas tu alma desfallecer...
Solamente confía.
Cuando tus fuerzas dejan tu ser...
Solamente confía.
Cuando tus lágrimas inundan tu interior...
Solamente confía.
 
Porque en Jesús está tu fortaleza.
Él es quien te levanta y alimenta tu fe.
Es quien te abraza y guía tus pasos.
Es quien te da la vida y bendice tu hogar.
 
Que en este día repoce tu alma.
En su presencia hay sanidad.
Que su favor y su gracia te llenen.
Que su perfume envuelva tu corazón.
 
En este día levantá tus manos.
Y derramá alabanza al único Dios.
A Jesús divino por siempre deseado.
Al bendito Rey de Reyes, La Rosa de Saron.
 
En este día dejá que su Espíritu Santo
toque tu vida y te llene de Él.
Que la lluvia temprana y tardía caiga en tu vida.
Y su presencia transforme tu hogar.
 
 
Salmo 62:5 Alma mía, en Dios solamente reposa,
Porque de Él es mi esperanza.
62:6 Él solamente es mi roca y mi salvación.
Es mi refugio, no resbalaré.
62:7 En Dios está mi salvación y mi gloria;
En Dios está mi roca fuerte, y mi refugio.
62:8 Esperad en Él en todo tiempo, oh pueblos;
Derramad delante de Él vuestro corazón;
Dios es nuestro refugio.
 
Con cariño: Tere.