lunes, 6 de mayo de 2013

"PARA COMENZAR LA SEMANA.... PALABRAS DESDE MI CORAZÓN"

Hola... !Qué Dios les bendiga en este comienzo de semana!
¿Recuerdan qué ya les conté qué en la sala de espera de mi dentista estuve escribiendo?.... Bueno les comparto otro escrito, espero les sea de bendición.



Me fuí a orar en lo secreto
Cerré la puerta de mi cuarto y te abrí mi corazón
Me arrodillé ante tu rostro
Te declaré mi amor y te dí mi corazón.
Me recosté en tus brazos
Sentí latir bien fuerte tu tierno corazón.
Y me desperté en tu presencia
Sabiendo que estoy presa de tu infinito amor.
!Te amo Jesús!
 
Tere.
 
 
San Mateo 6:6 Mas tú, cuando ores, entra en tu aposento, y cerrada la puerta, ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público.
 
 
Salmo 25:1 A Ti, oh Jehová, levantaré mi alma.
25:2 Dios mío, en Ti confío;
No sea yo avergonzado,
No se alegren de mí mis enemigos.
25:3 Ciertamente ninguno de cuantos esperan en Ti será confundido;
Serán avergonzados los que se rebelan sin causa.
25:4 Muéstrame, oh Jehová, tus caminos;
Enséñame tus sendas.
25:5 Encamíname en tu verdad, y enséñame,
Porque tú eres el Dios de mi salvación
En Tí he esperado todo el día.


Oremos:


Amado y precioso Dios, en el nombre de Jesús perdona nuestros pecados, te pedimos que la presencia del Espíritu Santo esté llenando nuestras vidas y nuestros hogares; nos unimos como tus hijos y clamamos por nuestra familia, por cada petición de nuestro corazón; para que tu gloria, tu paz, tu salvación, tu misericorida y tu presencia divina nos llene en esta semana.
Te entregamos este comienzo de semana en tus manos, nos cubrimos con la sangre de Cristo Jesús y nos comprometemos a hacer tu voluntad, a buscar tu rostro en oración, a levantarnos en fe por medio de Cristo Jesús y a vivir en obediencia y santidad conforme a tu Palabra y a tu bendita voluntad.
Padre amado, renuevanos en este día, saná toda dolencia, toda enfermedad, llevate por favor toda tristeza, todo temor y que tu paz y tu fortaleza inunde nuestro ser y nuestro hogar.
Padre de la gloria, declaramos lo que dice el Salmo 25, que Tú nos muestras tus caminos y nos enseñas; declaramos que Tú eres el Dios de nuestra salvación y que solamente en Tí amado Dios esperamos todo el día.
A Tí levantamos en oración nuestra alma y confiamos en tu respuesta divina.
En el nombre poderoso de Jesucristo. Amén, así sea.

Con cariño: Tere

!Qué Dios te bendiga!