miércoles, 22 de mayo de 2013

"HOY TE TENÉS QUE DESPERTAR...."

En este bello día, me dediqué a leer el libro de Salmos en el Antiguo Testamento, estuve por el Salmo 63, 65, 46 y el 37; siempre la Palabra de Dios reconforta nuestra alma y trae aliento a nuestro espíritu.

Luego fue al libro de Jueces para leer sobre Débora, me impacta en gran manera esta gran mujer, es un gran referente para mi vida. 
Deseo que hoy esta palabra pueda ser de bendición para tu vida.


Débora significa abeja, eso nos habla de su sabiduría.
Ella era profetisa y juez de Israel, cantó y compuso canciones a Dios.
Ella  acostumbraba a sentarse bajo la palmera de Débora, entre Ramá y Bet-el, en el monte de Efraín, y los hijos de Israel subían a ella a juicio.
Se destacaba por su compromiso espiritual y por andar con Dios.
Permitió al Espíritu Santo llenar y moldear su vida, dependía totalmente de Él, para llevar adelante una misión tan grande, como juzgar a su pueblo, aconsejar y además ir al frente de batalla.
Débora se destacaba por su talento, su creatividad y su habilidad como líder.

Hablo de ella y pienso en la fuerza y la sabiduría que Dios le daba, no leo en ningún lugar que la duda, la falta de fe, de compromiso  y confianza estuvieran en su vida.
Débora es uno de mis ejemplos a seguir, cuando estoy a punto de bajar los brazos, siempre Dios me lleva a leer sobre esta gran mujer.

Recuerdo cuando me puse al frente de una situación y me animé a pedir explicaciones a una autoridad espiritual, por el abuso de una persona que ejercía sobre niños y adolescentes;  y por  el adulterio de otra los cuales estaban en lugar de liderazgo en ese lugar.
Qué puedo decir, se levantó el enemigo tratando de callar mis labios, se levantó difamando mi vida y quienes debían ponerse a defender a las víctimas y a la causa de Dios, apañaron esta horrible situación.
Y Dios me dijo... Tere sé Débora, no bajes los brazos, seguí luchando a favor de mi causa.

Esta mañana estaba leyendo el siguiente texto bíblico entre otros:

Jueces 5:12 Despierta, despierta, Débora;
Despierta, despierta, entona cántico


Déspierta Débora significa un mandato de entrar en acción, según la explicación que da mi Biblia de estudio Plenitud.
Y pensé en las veces que Dios me dijo.... Despierta Tere, despierta hija amada.

No sé cual es la situación que estás viviendo, tal vez el enemigo logró callar tus labios y que bajaras tus brazos y te encerraras de tal manera que la angustia y la depresión están gobernando tu vida.

Quiero que sepas que nada de lo que nos pasa le es ajeno a Dios.
Tal vez en este día, el Espíritu Santo esté hablando a tu corazón y te diga:


__Amada hija, despierta, despierta y entona cántico para Mí, dame alabanza en el medio de tu dificultad, porque haré cosas nuevas en tu vida y tu hogar.


Depierta amada, tomá de mi salvación, tomá de mi salud, tomá de mi restauración, llenate de mi presencia, despierta y clama a Mí en este día.





Oremos:

Padre amado en este día nos presentamos ante Tí, para pedirte primero que perdones nuestros pecados y que tu presencia nos llene en este día y siempre.
Amado y precioso Dios del cielo y de la tierra, nos unimos como tus hijas, para clamarte por nuestras vidas y nuestro hogar.
Señor desata hoy en nosotras ese espíritu que le diste a Débora, queremos ser mujeres sabias, mujeres fuertes en Tí, mujeres que tienen nuevo cántico en sus labios y en el corazón.
Amado Padre divino, por favor, llena nuestra vasija de tu presencia, ayúdanos a despertarnos hoy, ayúdanos a tomar las promesas que tenés para nosotras y poder ser libres en Cristo Jesús de toda opresión, de toda amargura y de todo lo que viene a robarnos la bendición que tenés preparada para nuestra familia y para todo lo que hagamos para Tí.
Señor es en el nombre de Jesús que intercedemos ahora, a favor de  toda mujer que ha bajado los brazos, que la duda, la enfermedad, la depresión, la muerte, el pánico, la tristeza, la culpa y la incredulidad le ha tendido lazo y no la deja despertar; es en este momento que tomamos autoridad y le ordenamos al diablo que se vaya en el nombre de Jesús.
Padre divino, no es con ejército ni con espada Señor, sino es con tu Santo Espíritu que hoy nos levantamos como mujeres en fe, mujeres fuertes y valientes en Tí, mujeres con tu sabiduría y no con nuestra propia inteligencia.
Declaramos que en tu presencia hay plenitud de gozo, declaramos que hay bendición y paz para tus hijos, declaramos que viviremos en obediencia, en santidad, en paz y en amor, en tu presencia, buscando en oración tu rostro cada día y pidiéndote la guía para llevar nuestra vida y nuestro hogar junto con todo lo que Tú nos permitas hacer.
Te amamos. Amén.

Con cariño: Tere.

!Qué Dios te bendiga!