jueves, 2 de mayo de 2013

"LLUVIA AFUERA Y SOL EN MI CORAZÓN"....PALABRAS DE ANIMO PARA MAYO.

Hola... Ayer miercoles, día en que por ser feriado estabamos todos en casa, fue realmente un bonito día, aunque nublado y con algunas lloviznas, pero eso no hizo que para mí brillara el sol en mi corazón.
A la tarde corrí las cortinas de mi ventana para ver la lluvia tenue y continué leyendo la Biblia, sobre lo que ya estaba meditando en la mañana; de repente sentí un calor suave rodenado mi vida y sabía que la presencia del Espíritu Santo estaba conmigo allí.
Comencé a sentir gozo en el medio de mi pecho y un amor sobrenatural envolvió mi ser, y comencé a escribir unas palabras que brotaban desde lo más profundo de mi corazón y sabía que Dios me las estaba dando para mí y para tí.
Recibilas en este día y dejá que la presencia de Dios renueve tu vida y tu hogar.

 
Mi perfume y mi presencia están sobre tu cabeza.
Mi aceite y mi Palabra unge tu corazón.
Mi gozo y mi fortaleza te sostiene cada día.
Y mi paz y mi alegría desbordan en tu interior.
Cada día de tu vida te observo y te cuido.
Y te doy todo mi abrigo y te lleno de mi amor.
Te sostengo de mi mano y te elevo a las alturas.
Para que por mi Espíritu tomes lo que tengo preparado
para tí y para tu hogar.
Porque "Yo Soy el que Soy"....
Nada ni nadie te podrá hacer mal.
 
 
Esta mañana mientras leía la Biblia y tenía mi devocional, mientras afuera continua la lluvia y con un cielo extremadamente gris, allí en mi cocina, con mi Biblia en la mesa, mi lista diaria de oración, mi papel y lapicera y mi mate calentito, continué adorando a Dios.
Y en un instante levanté mis manos al cielo y comencé a derramar desde mi corazón alabanza al Rey de Reyes y Señor de Señores y de repente estas palabras le escribí:
 
 
Levantaré bandera siempre para Tí.
Levantaré tu nombre y a tus pies me postraré.
Porque eres Santo, Sublime y Santo, incomparablemente Santo.
Levantaré alabanza ante tu majestad.
Declararé que vives y amas a la humanidad.
Y que tu salvación y que tu sanidad
están en tu mano y deseas cada vida hoy tocar.
Levantaré mi voz y te proclamaré.
Descansaré en tus brazos y en tu fuente beberé.
De tus ríos, de tu unción y de tu pasión me llenaré.
Levantaré bandera ante Tí.
Declararé que vives y reinas en mi hogar.
Porque tuya soy y te amo a Tí.
Hoy y por siempre me consagro una vez más para Tí.
Levantaré bandera ante tu infinito amor.
Sos mi fiel amigo mi Jesús y Salvador.
Llename Espiritu Santo que te estoy amando...
Llename por favor de Tí.
 
Te amo....Tere.
  
 
Textos bíblicos para meditar en este día:

 
Hebreos 13:15 Así que, ofrezcamos siempre a Dios, por medio de Él, sacrificio de alabanza, es decir, fruto de labios que confiesan su nombre.

 
Lamentaciones 3:22 Por la misericordia de Jehová no hemos sido consumidos, porque nunca decayeron sus misericordias.
3:23 Nuevas son cada mañana; grande es tu fidelidad.
3:24 Mi porción es Jehová, dijo mi alma; por tanto, en Él esperaré.
3:25 Bueno es Jehová a los que en Él esperan, al alma que le busca.
3:26 Bueno es esperar en silencio la salvación de Jehová.
 
Salmo 98:1 Cantad a Jehová cántico nuevo,
Porque ha hecho maravillas;
Su diestra lo ha salvado, y su santo brazo.


Oremos:

Padre amado, en este día en el nombre de Jesús, te pedimos perdón por nuestros pecados y nos cubrimos y cubrimos a nuestra familia con la sangre de Cristo.
Espíritu Santo te pedimos que tu presencia nos llene hoy y que tu unción y tu renuevo esté sobre nuestro corazón.
Te entregamos amado Dios en tus manos este mes de mayo que comienza, te entregamos nuestra vida, nuestra familia y todo lo que somos, hacemos y tenemos.
Señor derrama tu presencia divina en nuestro hogar, que tu amor y tu paz reine en nuestro corazón; que tu sabiduría divina esté gobernando nuestra vida, porque queremos ser personas sabias en Tí, no queremos ser personas necias, sino que deseamos ser de bendición y de buen testimonio para los demás y por supuesto para Tí, para agradarte y para vivir bajo tu voluntad, en obediencia y en santidad.
Declaramos que este mes de mayo vas a abrir sobre nuestra vida y hogar nuevas puertas de bendición, que la sanidad de Cristo y su salvación divina estará rodeando a nuestros seres amados y que tu perfume y tu aceite fresco nos estará ungiendo.
Te amamos y te adoramos en espíritu y verdad. Amén.

Con cariño: Tere.

!Qué Dios te bendiga!