miércoles, 24 de abril de 2013

"AL CERRAR MI PUERTA.... ÉL ESTABA ALLI"

Hola... !Qué Dios les bendiga y les llene de su presencia en este día!
Quiero contarles que esta mañana me levanté temprano, como lo hago cada día, preparé el desayuno a mi hijo el cual se iba al colegio, preparé mi mate, mi Biblia, mi lista de oración y dispuse mi tiempo a estar con mi amado Dios.
Estoy leyendo Salmos, Proverbios, Gálatas (N.T)y Miqueas (A.T.)
Cuando mi hijo se fue a estudiar, cerré la puerta y al entrar, sentí la presencia del Espíritu Santo sobre mi vida y sin darme cuenta estas palabras salieron de mi interior, las cuales no podía dejar de repetirlas y te las quiero compartir:

 
Desata tu gloria en nuestro hogar
Llénanos de tu presencia y de tu majestad
Ministra nuestras vidas y nuestros corazones
Haznos nuevos cada día en tus manos Señor.
 
Luego al entrar a mi cocina y sentarme para seguir leyendo la Biblia, El Espíritu Santo siguió tocando mi corazón al leer:
 
Salmo 13:5 Mas yo en tu misericordia he confiado;
Mi corazón se alegrará en tu salvación.
13:6 Cantaré a Jehová,
Porque me ha hecho bien
 
Quiero contarles que estoy orando por una persona y una familia determinada que están pasando un mal momento y Dios a través de este Salmo que les compartí habló a mi corazón:
__Tere, ahora quiero que me des alabanza, hacé alabanza a favor de esta persona.
Levanté mis brazos al cielo, y comencé a dejar que El Espíritu Santo pusiera en mis labios y en mi corazón aquellas palabras que tocarían el corazón de Dios.
Porque entiendo que hay momentos de interceder con fervor y hay momentos de orar y alabar con gemidos desde lo profundo del corazón, sabiendo que la alabanza rompe las cadenas, que satanás no soporta cuando los hijos de Dios alaban a este maravilloso y poderoso Dios vivo, a este Jesucristo precioso que lo venció en la cruz y que por Él y en Él tenemos salvación y liberación.
Tomé papel y mi lapicera, sabía que estas letras las tenía que escribir en mi blog, porque sé que hay muchas personas que están pasando problemas y mientras cantaba en el espíritu, escribía y sentía esa presencia maravillosa trayendo paz y fortaleza y fe.
 
Espíritu Santo desata tu gloria, llénanos de Tí y de tu gran poder.
Espíritu Santo ministra nuestras vidas, danos tu presencia una y otra vez.
Toca los corazones cansados, sana aquellos hogares maltratados.
Restaura la vida de nuestros hijos y llénanos de Tí con regocijo.
Trae la salud de Jesús a cada hogar y que satanás no nos pueda tocar.
Y clamo hoy en el nombre de Jesús, para que tu Espíritu divino traiga salud.
Espíritu Santo a Tí me rindo, que tu unción y tu presencia sea derramada en nuestros hijos hoy.
Espíritu Santo tu presencia trae liberación.
Es en el nombre de Jesús que clamo hoy.
Que Jehová de los ejércitos envíe a sus angeles para pelear a nuestro favor.
Mira nuestras oraciones Padre del cielo.
Mira el clamor de cada mamá, aquellas quienes gimen de dolor y están envueltas en desesperación.
Derrama de tu Unción Santa y Divina, ministra tu liberacion a nuestras familias.
Nuestras vidas hoy te claman por cada familia Señor.
Trae paz del cielo, trae renuevo y salud.
Trae salvación, liberación y sanidad.
Que nuestras vidas sean fruto de tu poder.
Que nuestro hogar te sirva solo a Tí.
Hoy nos unimos en clamor, porque eres Tú Nuestro Dios
Padre amado te decimos:
!A quién iremos.... sino a Tí!
Te amamos Jesús, Espíritu Santo ven, Dios del cielo recibe hoy nuestro clamor.
 
Efesios 6:12 Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes.
6:13 Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes
 
 
Quiero decirles que a lo largo de todos estos años de caminar tomada de la mano de Dios, he vivido momentos hermosos en su presencia; pero también he pasado por intensas luchas. Pero siempre la mano de Dios nos ha sostenido y siempre nos sacó a mí y a mi familia en victoria. Pero mientras tanto hay que estar en ese momento, hay que clamar con fe cuando uno ve todo un desastre humanamente; por eso aprendí allí en la intimidad de mi habitación, postrada a los piés de Dios, la necesidad que tenemos de que alguien nos levante los brazos en oración y se ponga en la brecha a nuestro favor.
Somos el cuerpo de Cristo, y nos necesitamos unos a otros, necesitamos del silencio cuando hay que callar y solamente abrazar y necesitamos de una palabra de ánimo y fe cuando estamos a punto de bajar los brazos y por supuesto necesitamos de gente llena del Espíritu Santo que entre en el secreto de Dios y haga un vallado en oración por nosotros y por nuestro hogar.
 
No sé cual es la situación que estás pasando, pero si estás atravesando un momento difícil, quiero que sepas que siempre Dios levanta a alguien para interceder a tu favor; pero tal vez seas de las personas que no estás pasando por ninguna dificultad, y doy gracias a Dios por eso, pero quiero invitarte hoy a ponerte en la brecha en oración por alguien que lo está necesitando y que está sumergida en opresión, angustia y dolor.
 
Ojalá hoy podamos decirle a Dios:
 
__ Heme aquí Señor...¿por quién hay que orar hoy?... cuenta conmigo.
 
 
Con cariño: Tere
 
!Qué Dios te bendiga!