martes, 5 de marzo de 2013

!QUIERO PINTAR TU CORAZÓN DE AMOR CON ESTAS PALABRAS!


Esta mañana después de tener mi momento de meditar en la Biblia, la Palabra de Dios, después de orar y tener intimidad con el Espíritu Santo, anhelando más de su bendita presencia; caí de rodillas allí en mi cocina, levanté mis brazos al cielo y le adoré al único y gran Dios verdadero.
Y luego sentí la necesidad de escribirle a  mi amoroso Jesús, quería y quiero pintar el corazón de mi amado con mis palabras de amor.
Y gloria a Dios que el Espíritu Santo comenzó a ministrar mi vida, se puso junto a mí y me llevó a declarar  las siguientes palabras que les voy a compartir.


Tu presencia divina anhelo una y otra vez.
Tu presencia del cielo que me lleva a creer.
Tu presencia gloriosa que levanta mi ser.
Tu presencia majestuosa que me hace postrarme a tus piés.

Bendita tu presencia Rey y Señor.
Bendita tu presencia Espíritu Santo de Dios.
Bendita tu presencia que me eleva a las alturas.
Bendita tu presencia la que unge mi ser.

En este día anhelo honrarte mi amado Dios.
Y con mi vida darte cánticos de adoración.
Anhelo tu presencia Espíritu divino.
Y que tu aceite fresco renueve mi camino.

Jesús mi alma te aclama.
Jesús anhelo ver tu gloria en mi vida y en mi hogar.
Jesús...!Cómo no darte la honra!
Si diste tu vida por mi vida, para que tenga salvación y paz.

Socorre en este día al caído.
Socorre al alma que está abatida.
Socorre al que sufre violencia.
Y satura de tu majestad al que ama tu presencia.

Amado mío, mi alma te anhela.
Mi ser te clama y mi espíritu te desea.
Solamente soy tuya, tu eterna enamorada.
Amo tu presencia y tu sonrisa en mis mañanas.

Te amo Jesús y como  cada día te digo....
!Por siempre y para siempre...nos une este gran amor!!
Tu eterna enamorada... Tere.


SALMO 45
 
Allí en dónde te encuentres, te invito en este bello día, a levantar tus brazos al cielo, a derramar tu corazón ante la presencia de Dios y te aliento a que te animes a declarle a Jesús las palabras de amor que tenés guardadas en tu corazón.
Dejá que El Espíritu Santo te llene de su presencia en este día, dejá que te renueve, que te levante, que te sane, que te restaure, en el maravilloso y poderoso nombre de Jesús.
Animate hoy a decirle:
 
__Jesús no hay nadie como Tú, tan amoroso, tan poderoso, tan maravilloso y yo Señor amado necesito y quiero conocerte más cada día. Te amo. Amén.




Con cariño: Tere

!Qué Dios te bendiga!