sábado, 30 de marzo de 2013

"PASCUA... MUERTE, RESURRECCIÓN Y VIDA ETERNA"


San Lucas 24:46 y les dijo: Así está escrito, y así fue necesario que el Cristo padeciese, y resucitase de los muertos al tercer día;
24:47 y que se predicase en su nombre el arrepentimiento y el perdón de pecados en todas las naciones, comenzando desde Jerusalén. 
24:48 Y vosotros sois testigos de estas cosas.


San Juan 3:16 Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en Él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.
3:17 Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por Él. 


Isaías 53:3 Despreciado y desechado entre los hombres, varón de dolores, experimentado en quebranto; y como que escondimos de Él el rostro, fue menospreciado, y no lo estimamos.
53:4 Ciertamente llevó Él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores; y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido.
53:5 Mas Él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre Él, y por su llaga fuimos nosotros curados.


San Lucas 24:32 Y se decían el uno al otro: ¿No ardía nuestro corazón en nosotros, mientras nos hablaba en el camino, y cuando nos abría las Escrituras?

Es mi deseo que tu corazón y el mío y el de nuestro hogar, ardan de amor, de pasión y de fe por nuestro maravilloso Jesús; quién nos amó con amor eterno dándonos su valiosa vida, para que tengamos salvación y vida eterna.

!Qué Dios bendiga tu vida y tu familia en estas Pascuas y qué puedas derramar tu corazón ante su presencia recibiendo así su bendición y su victoria en cada área de tu vida!




San Juan 11:25 Le dijo Jesús: Yo soy la resurrección y la vida; 
el que cree en Mí, aunque esté muerto, vivirá. 
11:26 Y todo aquel que vive y cree en Mí, no morirá eternamente. 
¿Crees esto?


Desde lo más profundo de mi corazón te doy las gracias mi amado Jesús por haber dado tu vida por cada uno de nosotros, para así al recibirte en nuestro corazón, tengamos salvación y vida eterna.
Amado y precioso Jesús, aprecio tanto la obra de redención que hiciste en la cruz y me emociona tanto que hayas vencido a la muerte y a satanás y así gracias a Tí, tengo victoria y por supuesto a satanás debajo de las plantas de mi piés.
Te doy las gracias por no volver atrás en el momento que te azotaban, te doy las gracias por soportar todos los pecados de la humanidad, te agradezco tanto que en la cruz solamente pensabas en nosotros y así todo tu sufrimiento lo soportaste por  el gozo que tenías de saber que al dar tu vida, nosotros nos íbamos a salvar.

Como verás estoy emocionada, mi corazón late bien fuerte de amor por Tí y mi pasión es decirte qué te amo y me imagino cuando esté en el cielo abrazada a Tí.
Parecería que puedo oír tu dulce sonrisa, que tu mejilla cálida está cerca de la mía, parecería que tus pasos están junto a los míos y que en tus brazos me acunas hasta el fin.

Sos tan precioso y tan misericordioso, que no puedo callar este amor que siento por Tí, me recuerdo con emoción el día que me saliste al encuentro y me llamaste por mi nombre y me invitaste a tu lado por siempre a vivir.

Gracias precioso mío, gracias mil gracias Jesús por dar tu vida por mí, gracias por ser tan bueno, gracias por tu amor y tu amistad.
Sos el Rey de Reyes y Señor de Señores, el primero y el último y el Gran Yo Soy y no hay nadie que se te parezca, sos único, sos sublime, sos lleno de amor y majestad.
Te amo y por siempre te amaré.


Con cariño: Tere.