martes, 12 de marzo de 2013

"LETRAS DE UNA MUJER ENAMORADA...."

Quiero cantarte a Tí mientras viva.
y declararte mi amor todos los días.
quiero beber de tus fuentes y de tus ríos.
y deleitarme en tu amor y en tu cariño.
No hay nadie como Tú, amado mío.
Tú eres la Rosa de Saron quien me perfuma con sus lirios.
Eres mi esperanza de vida y la fe que me ayuda cada día.
Eres el motor de mi vida y quien da fuerzas a mi alma a veces abatida.
Anhelo tu presencia Espíritu Santo.
Anhelo tu presencia en mi vida y en mi hogar.
Deseo de Tí tu aceite fresco.
Deseo de Tí un renuevo espiritual.
Llévate hoy todo cansancio y todo agobio.
No permitas que miremos hacia atrás.
Llévanos a volar como las águilas.
Y desde arriba nuestra victoria tomar.
Porque sin tu amor nos secamos.
Y sin tu presencia muere nuestro ser.
Y hoy a Tí levantamos alabanza.
La honra y la gloria... por siempre sean a Jesucristo Rey.
Jesús...sos el Amado, sos el Deseado, Él único Dios.
Sos la luz que ilumina mi vida y quién cautivó mi corazón.
                                                                                                            
                                                                                                           

Salmo 146.

A veces me escriben muchas de ustedes y me tratan como si fuera superada en un montón de temas, como si nada me pasara porque cuando escribo mis palabras reflejan fe y confianza en Dios.
Y sinceramente es así, tengo fe y confianza en Dios, pero no estoy superada en todo, como tal vez muchas de ustedes creen de mí. 
A veces me manifiestan que admiran todo lo que escribo, que lo puedo hacer porque no tengo problemas, o grandes problemas....amigas, quisiera que entendieran que ciertas letras y palabras que transmito en mi blog, son fruto de haber pasado por grandes luchas y por diversas pruebas.
Pero siempre he entendido y experimentado que Jesús es mi amigo fiel, a Él me debo y de Él soy.
Descubrí en todos estos años de caminar al lado de Cristo, el poder que hay en la oración, el poder de la obediencia en su Palabra, el poder de vivir en santidad y con un corazón íntegro para ir cada día a la presencia de Dios.

Si les diría que en mi vida todo es dificultad, les estaría mintiendo y si les diría que mi vida es un jardín de rosas, también les mentiría.
Vivo una vida normal, soy esposa, mamá, hija y sierva de Dios, soy admiradora y seguidora de Jesús y amo la presencia del Espíritu Santo; pero todo eso no me hace inmune, estoy en un mundo y por ende al igual que ustedes paso por diferentes situaciones, pero aprendí a tomarme bien fuerte de la mano de Dios, aprendí a confiar y a esperar mi victoria en Cristo Jesús, aprendí y aprendo cada día a morir a mi carne para que Jesús crezca en mi corazón.

Quiero alentarte allí en dónde estás, te quiero animar y bendecir en el nombre de Jesús, quiero decirte que los ojos de Dios están puestos sobre tu vida y tu hogar y que jamás desvía su mirada de tu vida, por el contrario está deseoso de que le invites a reinar en tu corazón.

!Hoy es un gran día, para quienes creemos y esperamos en Dios!!


Con cariño: Tere.


!Qué Dios te bendiga!