domingo, 10 de marzo de 2013

"EMPEZAMOS JUNTAS LA SEMANA ASÍ...."


Elegí el Salmo 103: 1-6 para que podamos declararlo juntas y comenzar la semana de manera positiva, con fe, con una actitud de victoria en Cristo Jesús y con un corazón abierto y expectante a lo que Dios tenga para nosotras y nuestra familia.

Poder hablarle a nuestra alma, a nuestro interior, a nuestro corazón y decirle que bendiga a Dios dándole el primer lugar, es la mejor orden que le podemos dar a nuestra vida.


Bendecir a Dios, a su Santo Nombre, por lo que Él es y no por lo que nos da, eso es maravilloso, eso es morir a uno mismo y dejar que Cristo crezca en nuestro ser, llevándonos a través del Espíritu Santo a honrar al Rey de Reyes y Señor de Señores.
Tenés que creer y declarar que Dios por medio de la obra redentora de Jesucristo y a través de su Bendito Espíritu Santo; está en acción para traerte paz, salvación, liberación, sanidad y restauración.
Él perdona tus pecados, tus iniquidades, sana tus dolencias, tus enfermedades, te saca de la depresión, te liberta de la opresión, te corona con su grandeza, con su favor y su gracia, te llena de su misericordia a tal punto que de tu boca solamente sale alabanzas a Dios.
Sé que en este comienzo de semana Dios rejuvenecerá nuestras vidas, sanando el corazón cansado, el rostro abatido y las manos sin fuerzas.
Jesús que es nuestro abogado, hará justicia, Él tomará en sus manos a nuestros enemigos, porque Él ya venció a satanás en la cruz y por nuestro Señor Jesucristo tenemos la victoria, tenemos salvación, vida eterna, vida abundante, paz, amor, fortaleza, liberación, santidad, gozo, renuevo y por sobre todo no nos olvidemos que nunca nos soltará de su mano.

Salmo 103: 1-6

Bendice, alma mía, a Jehová,

Y bendiga todo mi ser su santo nombre.
Bendice, alma mía, a Jehová,
Y no olvides ninguno de sus beneficios.

Él es quien perdona todas tus iniquidades,
El que sana todas tus dolencias;

El que rescata del hoyo tu vida,
El que te corona de favores y misericordias;
El que sacia de bien tu boca
De modo que te rejuvenezcas como el águila.
Jehová es el que hace justicia
Y derecho a todos los que padecen violencia.


Te animo y aliento en este comienzo de semana a poner tu vida a cuenta con Dios, a vivir en obediencia, a vivir en santidad, a tener una relación íntima con El Espíritu Santo; te aliento a orar cada día, a levantar tus brazos al cielo y dar gracias a Dios por el nuevo día y poder así entregarle todo lo que sos, todo lo que tenés y todo tu hogar ante su majestad y ante su infinito poder.

Dejáme hacer una oración para bendecir tu vida:

Dios amado,  en el nombre de Jesús, te pido ahora Señor que estés bendiciendo a cada persona que está atravesando por alguna dificultad, te ruego que estés sanando toda dolencia, que tu mano de poder esté sanando toda enfermedad y se esté llevando toda opresión y toda depresión de las vidas.
Señor amado, te ruego en el nombre de Jesús que estés ahora llenando con tu presencia cada corazón, que todo temor y toda angustia se vayan ahora y que tu paz y tu gozo reine en cada corazón.
Precioso Dios, así como sanaste mi vida, así como sanaste mi físico y mi corazón, te ruego que sanes a cada persona que lo necesita.
Señor de la gloria, mira ahora toda lágrima, todo agobio, todo temor, toda angustia que está tomando las vidas y te ruego que les sanes en el poderoso nombre de tu Hijo Jesús.
Señor reprendo en el nombre de Jesús, todo espíritu de muerte, de temor, de incredulidad que viene a tomar las vidas y traer así angustia, desesperación y falta de fe, en el nombre de Jesús que se vayan ahora y trae por favor Dios mío, restauración y liberación, a cada vida, a cada familia y a cada hogar.
Señor Tú no haces acepción de personas y te ruego que así como lo hiciste conmigo, así como me sanaste y libraste de la muerte, te suplico que lo hagas en cada persona que ahora mismo lo está necesitando, en el nombre de Jesús, amén.


Con cariño: Tere.

!Qué Dios te bendiga!