domingo, 10 de febrero de 2013

"MI MELODÍA DE AMOR DIRECTO DESDE MI CORAZÓN AL TUYO"


Y como una niña me senté despacio acariciando el tiempo.
Cerré mis ojos y  levanté mi rostro hacia Tí.
Y desde mi corazón te clamé con la profundidad de mi alma.
Esperando que tu presencia sea manifiesta en mí.
Y me senté despacio como si esperara que Tú me tomaras.
Como si en el silbo apacible hoy me sorprendieras a mí.
Y de ser mujer pasé en un instante a sentirme niña.
Esa pequeñita que solamente desea vivir para Tí.
Y es con mi clamor y me adoración que anhelo sorprenderte.
Tocar el borde de tu manto y sentarme a tus piés.
Derramar en tu presencia mi perfume de alabanza.
Extender mis brazos y debajo de tus alas pertenecer.
Me miré al espejo y pude ver que los años habían pasado.
Pero en mi interior nunca dejé de ser pequeña para Tí.
Y con la sencillez de una hija agradecida te llamé "Padre" y te adoré.
Y me deleité al saber que a mi lado estás una y mil veces.
No sé qué sería de mi vida si no te tuviera a Tí.
No puedo dejar de pensar en tu inmenso amor.
Eres mi motor de vida, mi pasión para seguir.
Solamente al pronunciar tu nombre mi corazón se estremece.
Y cuando te digo  "Jesús" mi ser tiembla de amor.
Porque tu nombre es más dulce que la miel.
Porque tu vida tiene ríos de agua viva para mi ser.
Te escribo y mi corazón late fuerte.
Y en mis labios se dibuja mi sonrisa enamorada.
Y mis manos temerosas van temblando al escribirte.
!Es qué me siento tan agradecida y tan llena de amor por Tí!!
Y es en este día que desde mi corazón a Tí Jesús te digo....
!Heme aquí!!
 

Amada amiga, aunque en tu corazón haya tristeza, aunque te sientas sola o tal vez estés enferma; te pido por favor, que nunca tu corazón deje de alabar a Dios.
Nunca, pero nunca te olvides, qué Dios es tu amparo y es tu fortaleza.
Él te pretege y te esconde debajo de sus alas.

Salmo 46:1 Dios es nuestro amparo y fortaleza,

Con cariño: Tere

!Qué Dios te bendiga!