jueves, 21 de febrero de 2013

"EN LO COTIDIANO DIOS TE SALE AL ENCUENTRO Y TE HABLA"



Hola mis amadas amigas, les deseo un día bendecido en Cristo Jesús.
Esta mañana después de hacer mi devocional, me dirigía a limpiar mi hogar y de repente comencé a sentir la maravillosa presencia del Espíritu Santo ministrando mi vida.
Fue ahí cuando comencé a decir..."Señor desata tu gloria sobre mi vida y mi hogar, sobre mi barrio y mi país".




Entonces vine a la computadora , le pedí a Dios que me guiara y me ayudara a escribir aquellas palabras que estaba sintiendo por parte del Espíritu Santo en mi corazón.
Te las comparto, para que las tomes para tu vida y puedas también declararlas para todo tu ser y todo tu hogar.



Desata tu gloria en este día, ven a inundar todo mi ser.
Desata tu gloria y tu presencia, lléname de Tí una y otra vez.
Desata tu fluir Espíritu Santo, para yo servirte a Tí.
Desata tu presencia divina, para que mis labios te alaben hasta el fin.
Desata tu gracia en mi casa, en donde me mueva y me envíes Tú.
Desata tu salvación y tu aceite, para llenarme de tu bendición.
Desata sanidad divina, poder, unción y restauración.
Desata tu misericordia, tu esplendor y tu infinito amor.

En este día hoy declaro que ningún mal contra mí prosperará.
En este día declaro que tu poder divino me sostendrá.
Y aunque vengan luchas y pruebas en mi Dios esperaré.
Y aunque la vid no florezca, con todo en Tí me gozaré.

Porque al encontrarme con Jesucristo mi vida cambió.
No lo sigo por lo que me da, sino lo sigo por su obra de amor.
El poder de la sangre de Cristo nos libra de todo mal.
Y es en su nombre divino que huye satanás.

No hay nada más hermoso que recibir la presencia de Dios.
No hay nada más sublime que vivir para nuestro Señor.
Anhelo tu presencia divino Espíritu de Dios.
Y con mis manos al cielo te ruego....
"Bendice con tu gracia a cada corazón"

Habacuc 3:17 Aunque la higuera no florezca,
Ni en las vides haya frutos,
Aunque falte el producto del olivo,
Y los labrados
2 no den mantenimiento,
Y las ovejas sean quitadas de la majada,
Y no haya vacas en los corrales;
3:18 Con todo, yo me alegraré en Jehová,
Y me gozaré en el Dios de mi salvación.
3:19 Jehová el Señor es mi fortaleza,
El cual hace mis pies como de ciervas,
Y en mis alturas me hace andar.


No te olvides nunca qué Dios te eleva a las alturas, Él por medio de su Hijo Jesucristo te bendice, te levanta y con el poder de su Espíritu Santo te lleva a vivir en lo sobrenatural, allí  en dónde los ojos de la fe cobran vida, en dónde no hay imposibles para Dios, en dónde la presencia de Dios se manifiesta en aquellos que le buscan y le adoran en espíritu y verdad.

No bajes los brazos, no importa por la situación que estés atravesando, no te olvides que tu Redentor vive, qué su mano de poder no se ha cortado, qué su amor y su misericordia están siendo derramada ahora mismo y Él anhela celosamente habitar en tu corazón.

Dale hoy a Dios en el nombre de Jesús todo aquello que te perturba, te quita la paz, te roba la fe y la bendición y no te resistas a la Bendita Presencia del Espíritu Santo.
Sé que hoy va a ser un gran día para tu vida si te decidís a poner a Dios en primer lugar y volver al primer amor en Cristo Jesús.

Con cariño: Tere.