lunes, 18 de febrero de 2013

"COMENCEMOS LA SEMANA CON DICHOS GRATOS"


Hola... Dios les bendiga y les guarde en este comienzo de semana.
Acabo de terminar mi devocional, de estar en la presencia de Dios leyendo su Palabra y orando.
Estaba meditando en el libro de Salmos y me encontré con este bello texto del Salmo 19:14, inmediatamente tomé papel y lápiz y le escribí unas líneas a Dios que salieron desde mi corazón.
 

 
Salmo 19:14 Sean gratos los dichos de mi boca
y la meditación de mi corazón delante de Ti,
Oh Jehová, roca mía, y redentor mío.
 
Sea grato lo que hablamos.
Sea grato lo que pensamos.
Sea grato lo que vivimos.
Y todo lo que hagamos.
 
!Qué nuestro vivir sea grato ante Tí!
!Qué nuestro corazón medite sólo de tu verdad!
!Qué en nuestro interior corran ríos de agua viva!
!Y qué en nuestro hogar reine tu paz!
 

Realmente deseo para este comienzo de semana que podamos consagrar nuestra vida a Dios, que podamos pesar en su presencia nuestra manera de hablar, de vivir y de conducirnos.
Sinceramente deseo que todo lo que digamos y hagamos sea grato y honroso para nuestro Dios, porque Él es nuestra roca y nuestro Redentor y siempre está pendiente de nuestro andar diario, Él todo lo ve y todo lo sabe y qué mejor que presentarnos ante su presencia cada día con olor grato, cual aroma fragante ante su majestad.

Oremos:

Amado Dios es en el nombre de Jesús que te pedimos perdón por nuestros pecados y nos cubrimos con la sangre de Cristo Jesús y te entregamos nuestra familia en tus manos para que las bendigas.
Padre amado te pedimos en el nombre de tu hermoso y adorado Hijo Jesucristo que la presencia poderosa y renovadora del Espíritu Santo comience a obrar ahora mismo en nuestro corazón y podamos en este comienzo de semana ser de bendición y así presentarnos ante Tí con nuestro corazón y nuestros dichos de manera grata y poder tocar con nuestra adoración y nuestra vida tu presencia y llenarnos de tu unción en este día y siempre.
Padre amado te clamamos en este día para que tu presencia esté con nosotros, no queremos una visitación solamente de tu Santo Espíritu sino que deseamos y anhelamos que tu presencia divina nos acompañe en cada momento.
Padre amado, te rogamos en el nombre de Jesús que sanes toda dolencia, que te lleves toda enfermedad, que restaures cada hogar, que bendigas nuestra familia, que suplas cada necesidad, que nuestra economía florezca en tus manos, que nuestros hijos/as vivan para Tí, que nuestra casa vea tu gloria y que nos uses para llevar las Buenas Nuevas de Salvación.
Señor amado, levantamos nuestras manos al cielo y declaramos que vos sos el único Dios verdadero y que nuestra vida está escondida en Tí.
Te amamos.
Amén: Así sea.


Ahora en donde te encuentres quiero que recibas esta palabra del Salmo 32: 8 para tu vida y que en este comienzo de semana tu espíritu cobre vida por medio de Cristo Jesús y te puedas levantar en fe y tomar cada una de las promesas que Dios tiene para tí.
Te animo a vivir la Palabra de Dios en tu corazón, a poner tu vida a cuenta con nuestro Señor y que dejes obrar al Espíritu Santo en tu interior, el cual tiene todo el poder para romper todo yugo que te ata y traerte paz y vida a tu cansado corazón.

Salmo 32:8 Te haré entender, y te enseñaré el camino en que debes andar;
Sobre ti fijaré mis ojos.
 
 
Que comiences esta semana con los dichos de tu boca de manera grata, que no des lugar a la queja, a la murmuración y al desánimo.
Te animo a confiar en Dios porque Él tiene cuidado de tu vida y te aliento a creer que en esta semana la presencia del Espíritu Santo te estará haciendo entender y enseñar el camino en el que Dios desea que sigas, porque sus ojos están puestos sobre tu vida y tu hogar.
!Gloria a Dios por nuestro amado Jesucristo, por la presencia del Espíritu Santo y por la mano de nuestro Padre celestial qué nos sostiene, nos corrige, nos alienta, nos guía y nos anhela celosamente!
 
Con cariño: Tere.
 
!Qué Dios te bendiga!