lunes, 25 de febrero de 2013

"ANOCHE ME DORMÍ EN SUS BRAZOS...."

Hola mis amadas amigas, les quiero compartir una experiencia que viví anoche al irme a dormir.
Recosté mi cabeza en la almohada, estaba orando a Dios, tenía una petición muy específica, una petición que estaba inquietando a mi corazón.
De repente cerré mis ojos y sentí el calor suave de mi amado Jesús, les aseguro que no me quería ni mover, no quería perder por nada esa maravillosa presencia que estaba sintiendo allí junto a mí, en mi habitación.

Comencé a sentir paz, un calor suave envolvía mi pecho, mis ojos se llenaron de lágrimas y mi ser estaba conmovido ante tanta majestad y amor.
Sentí como si mi cabeza se recostara en su pecho, parecía hasta que mis oídos sentían el latir de su corazón, su perfume estaba allí conmigo, su divinidad estaba trayendo paz a mi interior.
Me sentí tan pequeñita, me sentí segura en sus brazos, tan segura como cualquier niña que su papá la cobija y la protege.
Y en mi corazón comencé a sentir estas palabras:

__Tere no temas, estoy contigo y quiero que le digas a cada mujer en tu blog, que estoy con ellas, que por las noches las miro dormir, que las tomo en mis brazos, que las cobijo, que las fortalezco, deciles que al igual que estoy con vos, estoy con ellas, transmitiles mi amistad, deciles que soy fiel, que me preocupa todo lo que les pasa.
Tere así como te dormirás en mis brazos, en este momento muchas hijas mías están siendo acunadas por mi Santo Espíritu, están siendo restauradas en mi presencia, están siendo cobijadas por mi inmenso amor.
Nunca te calles de decir...!Cuánto amo a mis hijas, cuánto las escucho y qué pronto viene la respuesta qué anhelan en el corazón!!

Amadas, luego me dormí y sé que descansé en sus brazos, sé que mientras dormía Él me cantaba palabras de amor, sé que me acunaba y acariciaba mi cabello, porque así es Él, amoroso, tierno, compasivo, Él siempre llega a tiempo.

Ultimamente estoy buscando más y más de la presencia de Dios, mi alma y mi espíritu están siendo día a día conmovidos y no voy a negar que a mayor búsqueda, mayor luchas aparecen, pero sé el Dios que tengo me lleva de victoria en victoria por medio de Cristo Jesus; y me da tanta paz y aliento saber y vivir que Él siempre pelea a favor de sus hijos.

No sé cual es tu problema, tu temor, tu dificultad, tu enfermedad, tus miedos, tus tormentos, tus inseguiridades, tus desvelos, etc. pero en este día quiero decirte que no estás sola, Jesús está tomándote en sus brazos y te acuna cada noche y trae aliento y paz a tu corazón.

Nunca te olvides cuánto te ama, nunca te olvides que Jesús dio su vida por amor a vos.

San Juan 10:27 Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen,
10:28 y yo les doy vida eterna; y no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de mi mano.
10:29 Mi Padre que me las dio, es mayor que todos, y nadie las puede arrebatar de la mano de mi Padre.
10:30
Yo y el Padre uno somos.


Las ovejas oyen la voz del pastor y lo siguen porque pasan tiempo con el pastor y conocen su voz.

¿Querés conocer la voz de Jesús, querés hacer su voluntad y saber discernir cuándo Él te está hablando?

Bueno, entonces tenés que pasar tiempo con Dios, tenés que leer la Biblia, tenés que orar, tenés que caminar de su mano, tenés que tener intimidad con El Espíritu Santo.
Hoy es el día para que le digas...
Amado Dios ven y llena mi vida de tu presencia, no quiero caminar a medias, quiero vivir una vida plena en tu presencia, una vida en libertad, en paz, en amor, en salvación, en salud, por medio de Cristo Jesús. Amén.

Amiga...en esta noche Dios te está invitando a dormir en sus brazos, te está invitando a habitar debajo de sus alas, te está invitando a que tengas fe y no te desanimes, te está invitando a sentarte a su mesa y a deleitarte con sus bendiciones.
Dios te está invitando a que comiences a declarar palabra de vida para tu hogar, para toda tu familia, es tiempo de declarar bendición, es tiempo de adorar en espíritu y verdad, es tiempo de decir basta a las mentiras del diablo y comenzar a caminar con la única meta de que en Cristo Jesús tenemos salvación, vida eterna, sanidad, restauración, prosperidad, libertad y vida abundante por medio de su poder, de su Santo Espíritu y de su infinito amor.

!Hay vida en Jesús...  y vale la pena vivirla!

Con cariño: Tere.

!Qué Dios te bendiga!