viernes, 18 de enero de 2013

"TERE....ESTATE QUIETA POR FAVOR....!!!


Salmo 46:10 Estad quietos, y conoced que yo soy Dios;

!Cuántas veces El Espíritu Santo habló a mi vida con esta Palabra del Salmo 46:10; sin ir más lejos, hoy...sí hoy...otra vez más, me ha dicho:


__Tere estate quieta en mi presencia.
Esperá en mí, ya escuché tu oración, ya escuché tu clamor, sé paciente, disfrutá la quietud de estar en intimidad conmigo, porque así vas a conocer que Yo Soy Dios.






Y como siempre pasa, una vez más mi amado Señor tenía y tiene razón, entonces cerré mis ojos, me quedé quieta, pero qué creés, no pude, sí no te rías, ahora que lo cuento a mí también me causa gracia, quienes me conocen saben que soy inquieta, pero ahora Dios una vez más me decía esperá, hace silencio en Mí.
Inmediatamente el siguiente texto vino a mi corazón:

1 de Pedro 5:7 echando toda vuestra ansiedad sobre Él, 
porque Él tiene cuidado de vosotros.

No tardé ni un segundo en identificar aquella ansiedad, la cual me quería robar mi reposo en el Señor.
Fuí rápido en oración y renuncié aquello que me estaba preocupando, lo entregué en las manos de Dios en el nombre de Jesús y una paz inmensa tocó mi corazón.

!Ahora sí!!!....Cerré mis ojos y callada disfruté de su presencia, sabiendo que Dios tiene cuidado de mi vida y de mi familia.
Disfruté estar quieta en sus brazos, dejando que Espíritu Santo  me hable, que me llene de su unción y me guíe a llevar con sabiduría un nuevo día de vida.

No sé cuál es tu situación, tal vez estás bajo ansiedad, o quizás nunca estuviste quieta en la presencia de Dios.
Te invito hoy a identificar aquello que te está robando la paz y por ende te está alejando de la quietud y el reposo que sólo Dios puede dar.

!No comiences tu día sin ponerte en las manos de Dios, sin leer la Biblia, sin orar, sin pasar tiempo a solas con el Espíritu Santo!!
!No comiences tu día sin pedir perdón por tus pecados, no termines tu día sin pedir perdón por tus pecados, no vivas tu vida sin tener una relación íntima con Dios!!

En lo personal, Jesús es mi motor de vida, es quien me alienta a seguir adelante, el que me lleva de victoria en victoria y en medio de cada desafío, me fortalece y me toma bien fuerte de su mano para que yo no me desanime.
Aprendí a ser dependiente del Espíritu Santo, cada día le digo que si no siento su presencia me muero, qué por favor no me quite su presencia, qué le necesito cada segundo de mi vida para vivir.
Mi relación con Dios es de un Padre poderoso, amoroso y bueno, siento su amor fluír en mi corazón, cada vez que le digo Papi te necesito....sé que detiene el cielo por venir a mi socorrro.

!Como verás creo en El Padre, en el Hijo y en el Espíritu Santo!!

Te aliento a tomarte bien, pero bien fuerte de Dios, porque no hay nada más maravilloso que vivir por Él y para Él.

Con cariño: Tere.

!Qué Dios te bendiga!