lunes, 14 de enero de 2013

"SOY EN TÍ UNA NUEVA MUJER...." PARA DECLARAR EN ESTE COMIENZO DE SEMANA.

Amadas amigas, Dios les bendiga en este comienzo de semana.
Estaba pensando en la cantidad de mujeres que están pasando por momentos muy difíciles y al estar envueltas en una situación así lo único que ven sus ojos y declaran sus labios son palabras negativas.
Hoy a la mañana, cuando estaba pasando mi momento de intimidad con Dios, sentí en mi corazón escribir unas palabras para todas aquellas bellas mujeres que desean expresarse diferente y no pueden hacerlo.

Yo les propongo hoy que se unan a mí y declaremos con nuestros labios creyendo con nuestro corazón, que en Jesús somos una nueva mujer.

!Qué hoy podamos elevarnos en fe y ver los problemas desde arriba, cómo las águilas, qué dejemos qué la mano de Dios nos cobije y nos restaure, qué su presencia nos levante, que su unción nos sane!


Soy en  Tí una nueva mujer.
Una mujer que tiene ganas de hacer.
Una mujer que tiene ganas de vivir.
Cuando por años me ví morir.
Soy en Tí una nueva mujer.
Que vive con la mirada puesta en Tí.
Que mi mayor anhelo es poderte agradar.
Y tengo el gozo de saber que nunca me dejarás.
Soy para Tí Jesús la niña de tus ojos.
Y me emociona saber que Tú me cuidas.
Ya no tengo temor, ya no lloro más.
Desde que te conocí libre soy.
Cuando llegaste a mi corazón
Libre me hiciste mi Señor.
Y desataste en mí Tú Unicón.
Porque tu gloria me llenó.
Soy en Tí una nueva mujer.
Y te doy las gracias otra vez.
No me soltaré de tu mano jamás.
Y junto a Tí es seguro mi caminar.
Te entrego hoy todo mi ser.
Mi corazón lo rindo a tus piés.
Y te doy toda mi vida, llenamé de tu poder.
Necesito de tu ríos para saciar mi sed.

Y como siempre te digo Jesús....Por siempre y para siempre nos une este gran amor.
Desde mi corazón..... tu eterna enamorada: Tere.

Proverbios 14:1 La mujer sabia edifica su casa;
 Mas la necia con sus manos la derriba.


Amado Dios, en este día, en el nombre poderoso de Jesús te pedimos perdón por todos nuestros pecados, nos arrepentimos de cada uno de ellos.
Señor divino, te rogamos que tu presencia nos inunde hoy y nos lleve a movernos en fe en el nombre de Jesús.
Señor nosotras tus hijas, deseamos ser mujeres sabias, mujeres fuertes y valientes en Tí, mujeres sanas en cuerpo, mente, alma y espíritu.
Señor te rogamos que nos des sabiduría de lo alto para no cometer errores y transformarnos así en mujeres necias que con nuestras conductas destruyamos nuestro hogar.
Amado Padre Celestial, en este día te decimos que vengas a nuestras vidas y nos llenes con tu gloria, con tu amor, con tu paz, con tu gozo y tu restauración.
Y es en el nombre de Jesús que declaramos que los cielos se abren para nosotras, para nuestro hogar, para toda nuestra familia y todo lo que hagamos.
Señor tomamos la decisión de vivir en obediencia a Tí, en santidad sin la cual nadie te verá y en oración, leyendo y poniendo por obra tu Palabra.
Te amamos y te damos toda la gloria.
Amén. Así sea.

!Qué Dios te bendiga!