lunes, 30 de abril de 2012

!SEÑOR...NO LO PERMITAS POR FAVOR!!

Apocalipsis 2:1 Escribe al ángel de la iglesia en Efeso: El que tiene las siete estrellas en su diestra, el que anda en medio de los siete candeleros de oro, dice esto: 
2:2 Yo conozco tus obras, y tu arduo trabajo y paciencia; y que no puedes soportar a los malos, y has probado a los que se dicen ser apóstoles, y no lo son, y los has hallado mentirosos; 
2:3 y has sufrido, y has tenido paciencia, y has trabajado arduamente por amor de mi nombre, y no has desmayado. 
2:4 Pero tengo contra ti, que has dejado tu primer amor. 
2:5
Recuerda, por tanto, de dónde has caído, y arrepiéntete, y haz las primeras obras; pues si no, vendré pronto a ti, y quitaré tu candelero de su lugar, si no te hubieres arrepentido. 


Señor...no lo permitas por favor.
No permitas que  pierda mi primer amor por Tí.
No permitas por favor que sólo trabaje por amor a tu nombre.
!No lo permitas por favor!!

Señor...no lo permitas por favor.
No permitas que pierda mi primer amor por Tí.
Quiero rendirte cada día mi vida con toda devoción.
Quiero amarte y gozarme en tu presencia.
Quiero derramar mi perfume de alabanza ante tu altar.

Señor...no lo permitas por favor.
No permitas que pierda mi primer amor por Tí.
Quiero llenarme de tus ríos y saciarme en tus fuentes.
Quiero oler a tu presencia y saber a tu dulce miel.
Quiero amarte más y más cada día, dándote honra a Tí.

Y hoy en este día, levanto mis manos hacia Tí,
me consagro nuevamente y me rindo ante tu majestad.
Te proclamaré por siempre ante tu congregación,
y levantaré mis manos rindiéndome en tu amor.

Señor...no lo permitas por favor.
No permitas que pierda mi primer amor por Tí.
No permitas por favor que sólo trabaje por amor a tu nombre.
!No lo permitas por favor!!

En estos días estuve meditando en esta Palabra del libro de Apocalipsis y una y otra vez dio vuelta en mi cabeza esta frase de no perder el primer amor por Jesús.
Y sentí la necesidad inmensa de pedirle a Dios que por favor no permita que pierda mi primer amor por Él.
Entonces me invito y te invito a comenzar este mes de mayo, enamorados más aún de este maravilloso Jesús que por amor a nosotros dio su vida para nuestra salvación y vida eterna.
Por eso levanto mis brazos al cielo y te invito a vos también para que unánimes le pidamos a Dios, en el nombre de Jesús y por medio de su Santo Espíritu que nos llene de su presencia y que no permita que perdamos nuestro primer amor por Él, ese amor que te lleva a adorarle y a creerle con todo el corazón, más allá de las situaciones difíciles, más allá de cualquier dificultad, más allá de cualquier lucha que se nos presente, nuestro ser alabe a Jesucristo de Nazareth, Él vive y reina y está atento a tu oración.

Con cariño: Tere.


sábado, 28 de abril de 2012

"ESCONDIDA EN UN PARAGUAS"

A veces vamos por la vida, aunque llueva o haya sol, escondidas en un inmenso paraguas en dónde sentimos que nos protege y nos permite escondernos de los demás. Y ese paraguas hace que estemos con la cabeza gacha, en dónde vivamos mirando el piso, encorvadas, temerosas, llenas de temor, llenas de desesperación. Ese paraguas hace que no podamos elevar nuestra mirada hacia el cielo y así poder tomar todas las bendiciones que Dios tiene para nuestras vidas.
Obviamente que estoy hablando figurativamente, estoy tomando el ejemplo del paraguas para analizar nuestra vida, nuestro andar cotidiano, para evaluar nuestra conducta ante los demás. En lo personal descubrí que muchas veces me escondía debajo de mi paraguas, para no ser molestada, para no ser maltratada, para no tener que estar dando cuenta a todo el mundo sobre la enfermedad que tenía.

Pero qué hermoso fue, cuando hice a un costado mi paraguas, cuando dejé que la lluvia de Dios tocara mi vida, saciando mi sed, refrescando mi alma amargada y deprimida.
Pero qué maravilloso fue descubrir que lo más hermoso es vivir bajo la sombra del Dios omnipotente y no bajo la sombra de mi negro y viejo paraguas.

Para reflexionar:
¿Andás por la vida escondiéndote en tu paraguas emocional, en dónde el enojo, el temor, la falta de perdón, el rencor, la soledad, la angustia, la muerte y la enfermedad están llevando a tu vida a sentir que estás sumergida en un pozo oscuro y de desesperación?

Te invito y te animo en este día a que le puedas decir a Dios con todo tu corazón:

Amado Dios, en el nombre de Jesús te pido perdón por todos mis pecados, me arrepiento ahora de cada uno de ellos.
Amado Dios en el nombre de Jesús, tomo la decisión de quitar de mi vida, a todo paragua que está haciendo que tu luz, tu verdad, tu unción y tu revelación no lleguen a mí y traigan paz, liberación y salvación.
Tomo autoridad en Cristo Jesús y renuncio a toda culpa, a toda falta de perdón, a toda incredulidad, a toda falta de paz, renuncio a toda autoestima baja, a toda enfermedad que agobia mi cuerpo y mi mente, renuncio en Cristo Jesús a todo pánico, toda fobia, a todo temor a la muerte, a toda raíz de amargura, a toda ira y deseo de venganza, renuncio en el nombre de Jesús a todo mal pensamiento, a todo deseo de morirme, a toda violencia y a todo lo que está en mi vida que me separa de Tí.
Espíritu Santo llená mi vida de tu presencia, te necesito, necesito ser libre, en el nombre de Jesús, amén.

Salmo 91:1 El que habita al abrigo del Altísimo
Morará bajo la sombra del Omnipotente.
91:2 Diré yo a Jehová: Esperanza mía, y castillo mío;
Mi Dios, en quien confiaré.
91:3 El te librará del lazo del cazador,
De la peste destructora.
91:4 Con sus plumas te cubrirá,
Y debajo de sus alas estarás seguro;
Escudo y adarga es su verdad.
91:5 No temerás el terror nocturno,
Ni saeta que vuele de día,
91:6 Ni pestilencia que ande en oscuridad,
Ni mortandad que en medio del día destruya.
91:7 Caerán a tu lado mil,
Y diez mil a tu diestra;
Mas a ti no llegará.
91:8 Ciertamente con tus ojos mirarás
Y verás la recompensa de los impíos.
91:9 Porque has puesto a Jehová, que es mi esperanza,
Al Altísimo por tu habitación,
91:10 No te sobrevendrá mal,
Ni plaga tocará tu morada.
91:11 Pues a sus ángeles mandará acerca de ti,
Que te guarden en todos tus caminos.
91:12 En las manos te llevarán,
Para que tu pie no tropiece en piedra.
91:13 Sobre el león y el áspid pisarás;
Hollarás al cachorro del león y al dragón.
91:14 Por cuanto en mí ha puesto su amor, yo también lo libraré;
Le pondré en alto, por cuanto ha conocido mi nombre.
91:15 Me invocará, y yo le responderé;
Con él estaré yo en la angustia;
Lo libraré y le glorificaré.
91:16 Lo saciaré de larga vida,
Y le mostraré mi salvación.





jueves, 26 de abril de 2012

"Y ESTA PALABRA TAMBIÉN ME ACOMPAÑÓ DURANTE LA ENFERMEDAD"

Salmo 40:1 Pacientemente esperé a Jehová,
Y se inclinó a mí, y oyó mi clamor.
40:2 Y me hizo sacar del pozo de la desesperación, del lodo cenagoso;
Puso mis pies sobre peña, y enderezó mis pasos.
40:3 Puso luego en mi boca cántico nuevo, alabanza a nuestro Dios.
Verán esto muchos, y temerán,
Y confiarán en Jehová.


Cuando estamos pasando por una enfermedad complicada, todo nuestro ser se estremece y si bien tenemos nuestra fe y confianza puesta en Dios, hay días en que nos sentimos desfallecer y desanimarnos; porque somos seres humanos, estamos en un cuerpo y esas sentimientos van a surgir.

En lo personal pasé por diferentes estados de ánimo, a veces tenía mucha, pero mucha fe, otras no tanto, otras veces lloraba, después trataba de ignorar la enfermedad, después volvía a levantarme y así hasta que ese proceso de asumir por la situación que estaba pasando se hizo real en mí.

Pero como siempre digo, jamás me enojé con Dios porque estaba enferma, o dejé de orar y de pedirle que me tomara bien fuerte de su mano para no decaer.
Jesús siempre me acompañó, nunca me dejó sola, mis largas noches de dolor tenían alivio al sentir que me acunaba en sus brazos.
Su Santo Espíritu fue mi gran compañero de batalla, de ayuda, de ministración divina.
Y hoy cuando ya todo pasó y miro hacia atrás puedo decir que nunca estuve sola, que mi Dios siempre me ha sostenido.

Con el Salmo 40:1 entendí que por más que me invadía  la ansiedad al querer que Dios me sanara !ya!, no me servía de nada; ya que evidentemente en mí estaban mis emociones un tanto alteradas, entoncen comencé a renunciar en Cristo Jesús a cada área de mi vida que me quitaban la paz y la fe, como por ejemplo el temor a la enfermedad y a morirme como me habían diagnosticado.
Jesús me dio su paciencia para recibir en un proceso de dos años largos para mí, su sanidad divina, ya que gracias a Él aprendí a esperar.
Yo sabía y sentía que Dios se inclinaba a mí y oía mi clamor y esa actitud de parte de mi Señor Amado me daba mucha paz.
Fue entonces en ese proceso que comencé a sentir lo que dice el Salmo 40:2 "Él me sacó del pozo de la desesperación"...Él me fortaleció en el medio del sufrimiento y me llenó de sus fuerzas y de su paz, para mirar con los ojos sobrenaturales y poder así declarar y decretar sobre mi vida en el nombre de Jesús, la sanidad divina que estaba necesitando, porque así como creo que Jesús murió en la cruz por mi salvación, también creo que murió por mis enfermedades.
Isaías 53:4 Ciertamente llevó Él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores; y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido.
53:5 Mas Él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre Él, y por su llaga fuimos nosotros curados.


!Jesús enderezó mis pasos, me reafirmó en Él, me sanó, me restauró, me infundió de su aliento y me llevó por medio de su presencia y de la unción de Su Santo Espíritu a ser una nueva mujer, una mujer qué aprendió de las adversidades a levantarse y a confesar con los labios y el corazón...qué Jesús vive, reina, es real y desea salvarte y sanarte hoy!!!

Y luego como broche de oro, puso en mis labios un cántico nuevo, un cántico de gozo, de felicidad, de fe, de paz, de promesas cumplicadas.
Dios llenó mis labios de alabanza, Dios insipira cada día mi vida cuando le busco en intimidad y abro mi corazón ante Él, El Espíritu Santo comienza a ministrar mi corazón y me lleva a agradecer la obra tan grande que Jesús hizo en mí, cuando se presentó a mi vida cautivando con su grandeza mi corazón.

Dios anhela, desea y quiere darte un nuevo cántico de alanbanza, un cántico de victoria, un cántico de gozo por las promesas y respuestas cumplidas.

!Qué en este día en dónde te encuentres, puedas esperar pacientemente en la presencia de Dios, creyendo y sabiendo qué sus oídos estás atentos a tu clamor, qué Él siendo Dios se inclina ante vos para escucharte y para bendecirte!

!Hoy es el día en el qué Jesús está golpeando a la puerta de tu corazón, Él quiere y puede salvarte, Él quiere y puede liberarte, Él quiere y puede sanarte!

!Él te ama cómo nunca nadie te amó ni te amará jamás....Jesús dio su vida por amor a vos y te aseguro que para Él valés todo!!

Con cariño: Tere.

!Qué Dios te bendiga!

miércoles, 25 de abril de 2012

"DURANTE LA ENFERMEDAD....LE HABLÉ A MI ALMA"

Salmo 42:5 ¿Por qué te abates, oh alma mía,
Y te turbas dentro de mí?
Espera en Dios; porque aún he de alabarle,
Salvación mía y Dios mío.

Hace unos años atrás, cuando estaba en mi lecho de dolor profundo y de muerte, debido a la enfermedad que tuve (Encefalomielítis Miálgica//Síndrome de Fatíga Cróncia); al meditar en esta palabra del libro de Salmos en el Antiguo Testamento, es como si cada letra cobraron vida dentro de mi ser.

Entendí que mi alma estaba abatida, cansada, sufrida, triste y angustiada; me habían dado cuatro años de vida y sinceramente mi físico ya estaba bastante deteriorado.
Comencé a entender que además de mi fe en Jesús como mi Salvador y sanador personal, también tenía que acompañar mi pedido de oración con mi actitud positiva a pesar de todo el sufrimiento que me rodeaba. Y así como lo hizo el Rey David en este Salmo, comencé a decirme mirándome al espejo;
__Tere levantate en el nombre de Jesús, alma mía y todo mi ser...¿por qué se abaten dentro de mí?....Tere esperá en Dios, porque aún has de alabarle en gran manera....Tere Él es tu salvación, Él es tu Dios, Jesús es tu sanador.

Si alguien está pensando que fue una oración mágica y que me levanté rapidamente y dejé atrás la enfermedad, bueno no, para nada; ya que el proceso de mi sanidad fue lento, pero les aseguro que esa oración  basada en el Salmo 42: 5 cambió mi actitud interna, esa oración me sacudió internamente; comprendí cuanto tengo que cuidar mi alma, cuanto tengo que ser cuidadosa para que mi mente, mi corazón y mi ser no se rindan ante una enfermedad, no se desanimen ante el dolor.
Pude, claro que pude, pero no con mis fuerzas, sino con las fuerzas de Jesús obrando en mi vida a través de El maravilloso y poderoso Espíritu Santo.
Pero estoy segura que Dios premió mi actitud positiva, mi necesidad urgente de salirme de ese pozo oscuro que la enfermedad me quería llevar y cautivar para no salir.

!Hay victoria y vida en Jesús, Él es nuestra fortaleza y nuestro amparo, nuestro pronto auxilio en la tribulación!!

Te invito en este día, si es que estás atravesando una difícil situación y sentís a tu alma y todo tu ser estar bajo opresión, angustia, ansiedad, temor, falta de fe o quizás estés temiendo por perder tu vida por un mal diagnóstico médico, a que hoy, le digas sí a Jesús, a que hoy le hables a tu alma y te alientes a salir de ese pozo oscuro, no te estoy diciendo que abandones la parte médica, te estoy diciendo que acompañes a la ciencia con la fe.

Levantá tus manos al cielo y decile a Dios:

Amado Dios en el nombre de Jesús, perdona mis pecados, te pido que tu Espíritu Santo me llene de su presencia y me fortalezca, necesito ser libre de todo lo que ata a mi vida y todo mi ser.
Padre amado, en el nombre de Jesús le digo hoy a mi alma; que espere en Tí, porque aún tengo mucho por alabarte y bendecirte.
Te amo y te necesito.
Amén. (Así sea)

!Qué Dios te bendiga!




martes, 24 de abril de 2012

"ANHELO LAS FUERZAS QUE LE DISTE A SARA"

**Hebreos 11:11 Por la fe también la misma Sara, siendo estéril, recibió fuerza para concebir; y dio a luz aun fuera del tiempo de la edad, porque creyó que era fiel quien lo había prometido.**

Esta mañana terminé de leer el libro de Hebreos en el Nuevo Testamento, sinceramente me alienta tanto leer sobre la fe (Hebreos 11:1); y al llegar al versículo 11 mi ser se estremeció. Pensé en Sara, ya era una mujer anciana y  humanamente era imposible que pudiera dar a luz. Pero Dios le había dado la promesa y todo lo que Dios promete cumple, lo importante es saber esperar el tiempo de Dios y no perder nuestra fe y confianza en el camino.

Pero lo que me llamó la atención es que ella recibió fuerzas de Dios para concebir y fuera de tiempo para nosotros los que vemos con los ojos naturales, Sara dio vida a otra vida, porque ella pudo ver con los ojos de la fe y así recibió lo sobrenatural, lo humanamente imposible.

Entonces mi corazón se estremeció, porque pensé en las veces que sentimos como mujeres que nuestro tiempo ya pasó, que el tiempo para concretar nuestro sueño quedó atrás.
Pienso tal vez en muchas de nosotras las cuales Dios en nuestra adolescencia, o juventud nos dio una palabra, revelándonos lo que haría con nuestras vidas, pero sin embargo pasó el tiempo y todavía nada ocurrió, humanamente hablando.

Tengo la necesidad desde lo más profundo de mi corazón, de alentarte y de alentarme.
Tengo la necesidad urgente de decirte que no bajes los brazos, que no pierdas la visión que Dios te dio, que no dejes que el enemigo, las circunstancias que te rodean o quizás una enfermedad, te roben el sueño que Dios ya puso en tu corazón y que a su tiempo, no al tuyo, ni al mío,  sino al suyo, Él llevará a cabo en tu vida.

Y así como encabecé este escrito, con el título: "Anhelo las fuerzas que le diste a Sara", quiero invitarte a que levantemos nuestros brazos y nuestro ruego al cielo, a que en el nombre de Jesús clamemos a nuestro Dios para que aumente nuestra fe, para que podamos así como lo hizo Sara, poder creer porque quien lo promete es fiel, Él no miente.
Hoy es un hermoso día para ponernos de pié por dentro, para dejar en las manos de Dios nuestras emociones tal vez alteradas, nuestra autoestima baja, nuestro ánimo caído y levantarnos en Cristo Jesús que nos fortalece (Filip. 4:13) y declarar que Dios nos dará las fuerzas para concebir y dar a luz el llamado que puso sobre nuestras vidas.
Pidamos al Espíritu Santo que nos llene de su presencia, que nos capacite para clamar y elevar a Dios esa oración justa, aquella que manifiesta nuestra fe hacia Él.

Después que terminé de leer el libro de Hebreos, le escribí a Dios, estas pocas pero profundas líneas que salieron desde mi corazón, te las comparto para que puedas declarle a Jesús todo tu amor.

Mirarte en este día.
Disfrutar de Tí.
Llenarme de tus ríos
y beber de tu fuente.
Saber que estás a mi lado
y que siempre te tendré,
hace que salte de alegría,
todo mi ser.

!Te amo Jesús!!

Salmo 63: 1-8
63:1 Dios, Dios mío eres tú;
De madrugada te buscaré;
Mi alma tiene sed de ti, mi carne te anhela,
En tierra seca y árida donde no hay aguas,
63:2 Para ver tu poder y tu gloria,
Así como te he mirado en el santuario.
63:3 Porque mejor es tu misericordia que la vida;
Mis labios te alabarán.
63:4 Así te bendeciré en mi vida;
En tu nombre alzaré mis manos.
63:5 Como de meollo y de grosura será saciada mi alma,
Y con labios de júbilo te alabará mi boca,
63:6 Cuando me acuerde de ti en mi lecho,
Cuando medite en ti en las vigilias de la noche.
63:7 Porque has sido mi socorro,
Y así en la sombra de tus alas me regocijaré.
63:8 Está mi alma apegada a ti;
Tu diestra me ha sostenido.

No te olvides, la diestra de Dios te sostiene siempre, solamente cree, dale todo tu corazón al único Dios que vive y es real, a Jesucristo Rey de Reyes y Señor de Señores.

Con cariño: Tere.

!Qué Dios te bendiga!

domingo, 22 de abril de 2012

"DECLARACIÓN PARA COMENZAR ESTA SEMANA"




Salmo 91:1 El que habita al abrigo del Altísimo
Morará bajo la sombra del Omnipotente.
91:2 Diré yo a Jehová: Esperanza mía, y castillo mío;
Mi Dios, en quien confiaré.

!Qué importante es en este comienzo de semana, qué podamos declarar qué Dios es nuestro abrigo, nuestro protector, nuestra esperanza y nuestra confianza!

Al leer que moraremos, que viviremos,  bajo la sombra del Omnipotente, hace venir a mi mente la imágen de un día de mucho carlor y un gran árbol, con una copa gigante que me invita a descansar y recostarme debajo de él.

Hoy debemos en el nombre de Jesús, entregarle nuestra vida a Dios, rendirnos ante su majestad y dejar que su Santo Espíritu llene nuestras vidas y nos guíe a permanecer debajo del abrigo de Dios, justo en aquel lugar en dónde Él quiere darnos agua viva, para renovarnos, para darnos su paz, su amor, su descanso y su refugio.

Mi confianza está en Dios, en nadie más confío, Él es el dueño de mi vida, a Él le debo todo, lo que soy y lo que tengo.

Caminar tomada de la mano de Jesús, buscando en oración de su presencia, leyendo su Palabra, La Santa Biblia, teniendo una relación diaria con Él, viviendo en santidad, buscando hacer su voluntad, levantando mis manos para rendirme ante Él y así dejar que su Espíritu Santo me llene, testificar de su obra redentora, llevar su Palabra a donde Él me lo permita y me lo pida, son las prioridades en mi vida.

Te invito a que podamos levantar nuestras manos al cielo y con un corazón rendido ante su maravillosa presencia, le podamos decir:

Padre amado, en el nombre de Jesús, llená nuestras vidas con tu paz, tu amor, tu presencia y que tu favor esté sobre nuestras vidas y sobre nuestro hogar.
Consagramos este comienzo de semana en tus manos, te pedimos que nos hables, que nos libres de todo mal, que sanes toda dolencia y enfermedad, que tu Santo Espíritu nos revele tu preciosa voluntad.
Te lo pedimos todo en el nombre precioso de tu Hijo Jesucristo.
Amén. (Así sea)

Quiero animarte y alentarte a que te atrevas a entregarle tu vida a Jesús, a que dejes que Él te demuestre cuánto te ama y lo importante que sos para Él.
Te aliento a ponerte de pié por dentro a pesar de cualquier situación adversa que te toca vivir y así de la mano de Jesús permitas ver con los ojos de la fe, todo lo que Dios quiere y puede hacer en tu vida y en tu familia.

No escuches las voces negativas que se levantan a tu alrededor, andá a la Palabra de Dios y lee sobre lo mucho que te ama Dios y cuantas promesas de bendición tiene para tu vida.
!Vale la pena entregarle nuestra vida a Jesús, vale la pena vivir bajo su voluntad!

Sí Dios es por nosotros...¿Quién contra nosotros?
Jesús nos fortalece, Él es nuestro salvador y sanador.
El Espíritu Santo intercede ante Dios por nosotros con gemidos indecibles.
Lo que tenés que hacer es darle tu corazón, decí conmigo estas palabras, creyendo con todo tu corazón.

Dios en el nombre de Jesús me arrepiento de todos mis pecados, recibo a Jesús en mi corazón, como mi Señor y Salvador, anotá mi nombre en el libro de la vida.
Cubro mi vida con la sangre de Jesús y me consagro a Tí con todo mi cuerpo, mi mente, mi alma y mi espíritu.
Rindo mi vida ante tu majestad, rindo mi vida y mi familia bajo tu voluntad, te amo y te necesito y te reconozco como el único Dios y Salvador.
Amén.

Con cariño: Tere.


viernes, 20 de abril de 2012

!LEVÁNTATE MUJER!

Como cada mañana bien tempranito, estuve orando, leyendo la Biblia, cantándole a Dios y pasando un momento de calidad y amor con mi amado Jesús, El Señor y Salvador de mi vida.
Y El Espíritu Santo comenzó a tocar mi corazón, comencé a sentir la necesidad de interceder por las mujeres que sufren, aquellas que mojan con sus lágrimas, sus almohadas por las noches, mientras todos duermen.
Y de repente estas letras que te voy a compartir, surgieron desde mi corazón, trayendo paz y gozo, sabiéndo que Jesús está moviendo su mano a favor de sus hijas.

Te regalo amiga estas palabras amorosas desde el corazón de Jesús a tu dulce corazón.

!Oh moradora de Sión!                                                
!Oh moradora!
Pequeña niña y gran mujer, prepárate.
Porque vendrá sobre Tí, la gloria de Dios.
Y sanará tus heridas y se llevará tu enfermedad.
Jesús te ama tanto a Tí,
que no ha sido ajeno a tu dolor.
Él ha visto tu sufrir,
Él ha caminado junto a Tí,
y está a tu lado hoy.
Prepárate mujer, levantará Dios,
toda tu honra.
Y sanará tu hogar, levantará tu vida ,
y Jesús te sanará.
Caminarás con Él, en el andar cristiano.
Y te aseguro que te tiene bien fuerte, de su mano.
Levántate mujer, dejá el pasado atrás,
extiendete en Jesús, tu paz está en Él.
Levántate mujer y da cantos de júbilo,
porque hoy ha venido sobre tí...
!La unción del Maestro divino....Jesús de Nazareth!!

Isaías 60:1 Levántate, resplandece; porque ha venido tu luz, y la gloria de Jehová ha nacido sobre ti. 

Si te sentís identificada con este escrito y no sabés cómo hacer para levantarte en este día, te invito a hacer esta oración:

*** Amado Dios, en el nombre de Jesús te pido perdón por todos mis pecados, por todas mis faltas. Rindo mi corazón a Tí y declaro a Jesucristo como mi Salvador y mi Señor.
Pido que tu Santo Espíritu llene mi vida hoy, declaro que te necesito con todo mi corazón.
Padre amado, en el nombre de Jesús renuncio a toda situación que me aleja de tu presencia y me roba la paz y la fe.
Tomo autoridad en Cristo Jesús y declaro en este día que por medio de Él y por Él, quien es el que me fortalece, me voy a levantar, físicamente, espiritualmente y emocionalmente.
Señor amado, te pido en este día, que restaures mi vida, que sanes mis heridas, mi físico y que toques mi hogar con tu presencia.
Te lo ruego en el nombre de tu Hijo amado Jesucristo.
Amén. (Así sea) ***

Si tenés algún pedido de oración, no dejes de escribirme, es un honor para mí, poder acompañarte  en oración.
Con cariño: Tere.

!Qué Dios te bendiga!








jueves, 19 de abril de 2012

"DEDICADO A ELLA.....DEDICADO A VOS"


En estos días, estuve acompañando muy de cerca  a una mujer que estaba pasando por una situación muy difícil. Y esta mañana, al estar orando por ella, para que Dios la guíe, le muestre su voluntad y la fortalezca; pensé no sólo en ella sino en vos también. Porque tal vez estés pasando lo mismo y tengas palabras guardadas en tu corazón, que quizás no sabés cómo decirselas a Dios.Te comparto lo que escribí, dedicado a esta mujer, dedicado a vos y a toda persona que sufre y que desea volver a los brazos  de Jesús.


¿SABÉS JESÚS?

¿Sabés Jesús?
Hoy te necesito más que ayer.
Me han pasado cosas y no sé que hacer.
Me he sentido sola y no pude dormir.

¿Sabés Jesús?
Era cierto que en nadie podía confiar.
Que el ser humano te va a defraudar.
Y que mis ojos deben estar puestos en ´Tí.

¿Sabés Jesús?
Me siento tan pequeña y tengo ganas de llorar.
No me imaginé nunca que tanto te iba a necesitar.
Que ya no tengo fuerzas ni ganas de vivir.
Pero hoy después de mojar mi almohada con lágrimas de dolor.
Levanté mis ojos al cielo y sentí consolación.
Supe que era tu mano sacándo mi sufrir.

Y ya sé....
Que mi vida es sólo para Tí.
Que si no te tengo no sé vivir.
Que  mi todo parte de Tí.

¿Sabés Jesús?
Me arrepiento de vivir bajo mi voluntad.
De haberte cerrado la puerta de mi corazón.
De haberte soltado mi mano y dejar de confiar en Tí.

Por eso hoy...
Declaro que tu amor me sostendrá.
Declaro que tus fuerzas me das.
!Qué soy solo tuya y de nadie más!!

Apocalipsis 3:20 He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo

Dios está tocando la puerta de tu corazón, Él te invita a oir su voz, Él te invita a compartir la vida juntos.
Decile sí a Jesús, decile sí a la vida superior que solo Él te puede y quiere dar.
Él te ama tanto, pero tanto, que una y mil veces volvería a dar su vida, solo por amor a vos.

Con cariño: Tere.


miércoles, 18 de abril de 2012

"ALGUNOS MITOS Y VERDADES SOBRE ABUSO SEXUAL INFANTIL"

1.     Es poco frecuente. De los 0 a los 17 años, entre un 10 y un 40%, niños y adolescentes están afectados por el problema (incluye todas las clases de abuso sexual). Tanto los niños como las niñas sufren abuso sexual. De los niños abusados, 60% son niñas y el 40% son niños.
2.     Generalmente el abusador es un desconocido. El 85% de los abusadores son conocidos de la víctima. Forman parte de la familia nuclear y/o extendida, o gozan de la confianza de la víctima y su familia. El abuso suele prolongarse por años y en general el victimario no utiliza la fuerza física, sino la seducción y el chantaje, aprovechándose de la confianza del niño. El abuso por desconocidos tiende a ser más violento y generalmente único. Abusan en igual porcentaje homo o heterosexuales, y en el 90% de los casos, el abusador es varón. 
3.     Se da en familias pobres o de poca cultura. El ASI (Abuso Sexual Infantil) es universal y democrático. Es independiente de la clase social, etnia, educación académica y religión. La excepción es la explotación sexual comercial, donde sí incide la situación de pobreza y marginalidad de la víctima y su familia.
4.     Para los niños es como un juego placentero. Los niños y niñas que están siendo abusados siempre perciben que algo malo está sucediendo, aunque no pueden darle un cabal significado. Sin embargo, al llegar a la adolescencia o aún siendo adultos, son capaces de darle el real significado sexual que el abuso ha tenido.
5.     Los niños inventan los relatos (fantasía infantil). Los  niños dicen la verdad y no pueden fantasear sobre lo que no conocen en forma directa. También son acusados de haber provocado la situación o haber prestado su consentimiento, lo cual constituye otra maniobra perversa del abusador, quien invierte de esa manera la carga de la culpa. Nunca los niños y las niñas, y los y las adolescentes, son responsables del abuso sufrido.
6.     Es un problema privado de la familia. Hay una responsabilidad social. Debemos involucrarnos, especialmente desde los ámbitos docentes y eclesiásticos. Esto incluye la denuncia de los casos que conocemos hasta la protección del menor haciendo prevención y cuidado de niños, niñas y adolescentes que también sufren maltrato por parte de los adultos.
7.     Es una expresión de los tiempos violentos actuales. Esta conducta aberrante siempre ocurrió, sólo que sale a la luz como un problema social a partir de la década del ´50. Puede marcarse un hito cuando en el año 1961, Henry Kempe presenta en la Academia Americana de Pediatría un trabajo sobre el síndrome del niño apaleado, el primer tipo de maltrato infantil que comienza a investigarse en profundidad.
8.     No se produce en familias o ámbitos cristianos. La ignorancia sobre el tema, el rechazo ante hechos tan denigrantes para la condición humana y las maniobras para evitar el dolor y también la responsabilidad, hacen que muchas veces neguemos la posibilidad y la realidad de que esto ocurre muy cerca nuestro. El maltrato infantil en todas sus formas, incluyendo el abuso sexual de niños y niñas y adolescentes, también se producen en los ámbitos cristianos, familias e iglesias.
9.     El abuso no produce daño en los chicos. No sólo los daños sufridos son inmediatos, sino que las consecuencias se padecen a mediano y a largo plazo. Vivencias ante el sometimiento: culpa, vergüenza, confusión, desamparo, miedo, dolor, pérdida de la confianza, soledad, desesperanza, no puede reconocerse como víctima, alteración de la imagen de sí, desconfianza, dificultad en los vínculos, etc. son sólo algunas de las consecuencias dañosas del maltrato experimentado.

¿Qué es el abuso sexual?
“La implicación de un niño o de un adolescente menor en ACTIVIDADES SEXUALES ejercidas por los ADULTOS que buscan principalmente la satisfacción de éstos, siendo los MENORES DE EDAD, INMADUROS y por tanto INCAPACES DE COMPRENDER el sentido radical de estas actividades y por lo tanto de dar CONSENTIMIENTO REAL.
Es importante destacar que no es necesario que haya acceso carnal a un niño o niña, ni el uso de la violencia o la fuerza, para configurase como conducta abusiva. El abuso tiene que ver con exponer a los niños y las niñas o adolescentes a situaciones sexuales para las que no están aún preparados desde su desarrollo evolutivo. La finalidad de esas conductas abusivas del abusador es proporcionarse placer sexual y satisfacción en el someter al otro. 
(Material extraído del Instituto Eirene Argentina)

Podés consultar las siguientes páginas:





martes, 17 de abril de 2012

"Y ELLA SE ENCONTRÓ CARA A CARA CON ÉL"

San Juan 8:1 y Jesús se fue al monte de los Olivos.
8:2 Y por la mañana volvió al templo, y todo el pueblo vino a Él; y sentado Él, les enseñaba.
8:3 Entonces los escribas y los fariseos le trajeron una mujer sorprendida en adulterio; y poniéndola en medio,
8:4 le dijeron: Maestro, esta mujer ha sido sorprendida en el acto mismo de adulterio.
8:5 Y en la ley nos mandó Moisés apedrear a tales mujeres. Tú, pues, ¿qué dices?
8:6 Mas esto decían tentándole, para poder acusarle. Pero Jesús, inclinado hacia el suelo, escribía en tierra con el dedo.

8:7 Y como insistieran en preguntarle, se enderezó y les dijo: El que de vosotros esté sin pecado sea el primero en arrojar la piedra contra ella. 
8:8 E inclinándose de nuevo hacia el suelo, siguió escribiendo en tierra.
8:9 Pero ellos, al oír esto, acusados por su conciencia, salían uno a uno, comenzando desde los más viejos hasta los postreros; y quedó solo Jesús, y la mujer que estaba en medio.
8:10 Enderezándose Jesús, y no viendo a nadie sino a la mujer, le dijo:
Mujer, ¿dónde están los que te acusaban? ¿Ninguno te condenó? 
8:11 Ella dijo: Ninguno, Señor. Entonces Jesús le dijo:
Ni yo te condeno; vete, y no peques más.8:12 Otra vez Jesús les habló, diciendo:Yo soy la luz del mundo; el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida.

Esta mañana estaba meditando en esta palabra de San Juan 8, en el N.T.
Pensé en lo amoroso que es Jesús con cada una de nosotras, las mujeres.
Recordé la infinidad de veces que Él nos lleva a estar a solas, cara a cara en su presencia, para sanar nuestro interior, nuestra esencia, nuestra feminidad.

Y pensando en esta mujer, en su situación vivida en aquel entonces, escribí estas líneas que te las quiero compartir.

Allí estaba ella, la llevaron arrastrando.
La tiraron frente al maestro, esperando de Él la sentencia final.
La consigna era matarla con piedras,
para que sufriera de apoco, hasta agonizar y morir.
!Pero no sabían a quién se la llevaban!
!No sé daban cuenta frente a quién la arrojaban!
Era Jesús el Nazareno, el que había venido a dar vida.
Él estaba buscando pecadores para sanar y perdonar.
Y el Maestro con una sola frase, logró que los acusadores se fueran.
Y se quedó a solas cara a cara, con esta mujer.
Y tocó su corazón con su dulce presencia,
restaurando una a una sus herídas; y le dio vida otra vez.
¿Dónde están los qué te acusaban?
Jesús le preguntó.
Y la miró a los ojos y con su poder y amor la sanó.
Vete hija querida y ya no peques más.
Pero ella quedó muda ante tanta majestad.
Y sintió un fuego en su pecho, sabía que ya nunca sería igual.
Dicen por ahí, en el pueblo...que esta mujer cambió.
Que dejó de adulterar y en una señora de hogar se convirtió.
Jesús sanó su honra y libertó su corazón.
Y rompió con su presencia las cadenas que ataban su interior.
Ella se encontró cara a cara con su Salvador.
Y Él lavó sus heridas y sus lágrimas secó.
Así tal cual sucede en esta época también.
Encontrarse con el Maestro da vida a nuestro ser.
Y cuando entregás tu vida a este maravilloso Dios....
Él hace nuevas todas las cosas y te da un nuevo corazón.

Si estás pasando por una situación difícil en tu vida, en dónde no sabés como salir de todo pecado de adulterio, fornicación, prostitución, lujuría, masturbación, pensamientos obscenos, pornografía, etc.

Dejame que te guíe en una oración:

Decí por favor estas palabras creyendo con todo tu corazón, tenés que entender que Jesús te ama y le importa tu vida, pero también tenés que tomar la decisión personal de dar tu corazón a Él y dejar de pecar, porque Cristo es quien te fortalece y en Él está tu victoria.

*** Dios en el nombre de Jesús, te pido perdón por todos mis pecados, me arrepiento ahora uno a uno de todos ellos.
Tomo la decisión  de aceptar a Jesús como mi Salvador y Señor personal. Anotá por favor mi nombre en el Libro de la Vida.
Espíritu Santo te pido  por favor que me llenes de tu presencia y me guíes a creer y ser libre de todas estas ataduras que siento en mi interior.
Ahora en el nombre de Jesús, renuncio a toda fornicación, a todo adulterio, a todo swinger, a  toda masturbación, pornografía, lujuria, lesbianismo, renuncio y quito de mi vida en el nombre de Jesús, todo pensamiento obsceno, a toda práctica sexual con animales, renuncio a toda prostitución, a todo incesto y me declaro libre en el poderoso nombre de Jesucristo.
Cubro mi vida con la sangre de Cristo Jesús y levanto mis manos al cielo pidiendo que El Espíritu Santo me llene, me renueve y me restaure.
Amén. (Así sea.) ***

Tito 2:11 Porque la gracia de Dios se ha manifestado para salvación a todos los hombres,
2:12 enseñándonos que, renunciando a la impiedad y a los deseos mundanos, vivamos en este siglo sobria, justa y piadosamente, 

Tal vez a alguien incomode esta oración, ya que nombro algunas prácticas sexuales que pueden ofender; pero a lo largo de estos años, Dios me ha dado la posibilidad de escuchar a muchas mujeres que han abierto su corazón y han confesado cuán atadas están a muchas de estas prácticas.
Y al hacerlas recibir a Jesús en su corazón, al renunciar en su nombre a cada una de ellas, al poder perdonar y perdonarse, al ser contenidas espiritualmente, te aseguro que Dios me dio la posibilidad de ver ser transformadas para su gloria y honra a estas bellas y maravillosas personas.

Jesús sigue buscando pecadores, Él desea sanarlos y rescatarlos.
Jesús nos sigue diciendo hoy en día: "El que esté libre de pecado tire la primera piedra".
!Qué bueno es formar parte del grupo qué no tiran la primera piedra, qué bueno es ser un instrumento para qué Jesús pueda sanar y libertar estas preciosas vidas!!
!Qué hoy sea un día para vos, si estás atada a algunas de estas prácticas, en el que puedas a través de Jesús ser libre y comenzar en Él una nueva vida!
!Y si sos parte de aquellas personas que están deseosas de tirar la piedra, te invito a analizar tu vida, ya que todos somos pecadores, no hay ni una sola persona en el mundo que tiene autoridad para tirar la primera piedra, el único que puede hacerlo es Jesús y sin embargo no la tiró, sino que se conmovió, tuvo compasión, la amó y la salvó!
¿Yo quiero ser cómo el Maestro, yo quiero amar cómo Jesús?...¿Y vos?

Con cariño: Tere.

!Qué Dios te bendiga!

lunes, 16 de abril de 2012

"TE ANIMO A COMENZAR LA SEMANA COMO CORRESPONDE"

Tal vez te estés preguntando:__¿Y cómo corresponde comenzar la semana? Bueno, la manera más conveniente para nosotros es entregándo cada día en las manos de Dios. Por eso te invito a que nos unamos en el nombre de Jesús y por medio de su Santo Espíritu podamos orar e interceder por este nuevo día que comienza, por esta semana que está a las puertas y por este mes de abril, el cual todavía quedan muchos días por vivir.

1 de Tesalonicenses 5:17 Orad sin cesar.
5:18 Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús. 

Salmo 37:5 Encomienda a Jehová tu camino,
Y confía en Él; y Él hará.

San Juan 9:31 Y sabemos que Dios no oye a los pecadores; pero si alguno es temeroso de Dios, y hace su voluntad, a ése oye.

Salmo 31:14 Mas yo en Tí confío, oh Jehová;
Digo: Tú eres mi Dios.
31:15 En tu mano están mis tiempos;
Líbrame de la mano de mis enemigos y de mis perseguidores.

Oremos:
Padre Dios, en el nombre de Jesús te damos gracias por este nuevo día, te pedimos que tu Espíritu Santo sea derramado, trayéndonos de tu revelación divina, ayudándonos a orar e interceder conforme a tu voluntad y no la nuestra.
Padre querido,  en el nombre precioso de tu Hijo Jesucristo, te entregamos este día lunes en tus manos, te consagramos toda esta semana a Tí y todo este mes de abril, pidiéndote que nos hables, nos sanes, nos llenes de tu presencia y nos reveles tu bendita voluntad.
Intercedemos a favor de nuestros seres amados, Señor que tu salvación, tu sanidad divina, tu restauración y tu liberación esté tocando cada vida ahora, te lo rogamos en el nombre de Jesús.
Nos ponemos en la brecha por cada familia, por cada matrimonio, por cada niño y niña, por cada adolescente, cada jóven, adulto y anciano, pidiéndote que toques sus vidas ahora y puedan recibir de Tí.
Cubrimos nuestras vidas, nuestro hogar, nuestra familia toda, nuestros hijos con la bendita sangre de Jesús.
Declaramos en Cristo Jesús sanidad divina, allí donde cada vida la está necesitando.
Amado Dios te rogamos que estés sanando todo cáncer, toda úlcera, toda enfermedad en la sangre, en los riñones, en el corazón, en la vista, en los oídos, en los huesos, en la mente, te rogamos que estés operando todo quiste, estés secando toda enfermedad oculta, que toda angustia, toda depresión, toda muerte, se vaya de las vidas en el nombre de Jesús.
Señor, Tú conoces todas las cosas, por eso te pedimos en este día, que tu unción rompa todo yugo en nuestras vidas y familias.
Intercedemos en esta semana, por aquellas vidas que no tienen trabajo, para que les abras puertas.
Bendice a los jóvenes de nuestro país, libralos de toda drogadicción, toda pornografía, todo abuso, toda masturbación, toda enfermedad, toda mala compañía, toda maquinación de satanás contra ellos sea cancelada en el nombre poderoso de Jesucristo de Nazareth.
Señor bendecimos a nuestros gobernantes, te rogamos por nuestro país, para que haya paz, amor, trabajo, respeto y por sobre todas las cosas que se levante un país en tu nombre, un país en donde la idolatría tenga que huir, porque vos amado Dios sos un Dios celoso y tus ojos están puesto sobre el clamor de los justos.
Padre te amamos, te bendecimos y te necesitamos.
Espíritu Santo levantamos las manos al cielo pidiéndo que tu presencia nos llene y nos renueve.
Amado Jesucristo a Tí sea por siempre la gloria, gracias por dar tu vida por la nuestra, para tener así vida eterna.
Amén. (Así sea)

  
!Qué Dios te bendiga!