jueves, 27 de diciembre de 2012

"SENTATE UN RATITO A MI LADO....QUIERO CONTARTE ALGO"

¿Qué te parece sí te sentás un ratito a mi lado y prestás atención a lo qué te voy a contar?

Si estás pasando un momento difícil, si no sabés qué hacer y qué decir, te voy a compartir una de las frases que me ha acompañando en los momentos más desesperantes que he vivido.



¿Sabés cuál es....?

___SEÑOR...SOCÓRREME!!!!!

¿Sabés a quién le robé esta frase y la hice también mía?

Vení vamos a leer el siguiente texto bíblico.

San Mateo 15:21 Saliendo Jesús de allí, se fue a la región de Tiro y de Sidón.
15:22 Y he aquí una mujer cananea que había salido de aquella región clamaba, diciéndole: ¡Señor, Hijo de David, ten misericordia de mí! Mi hija es gravemente atormentada por un demonio.
15:23 Pero Jesús no le respondió palabra. Entonces acercándose sus discípulos, le rogaron, diciendo: Despídela, pues da voces tras nosotros.
15:24 El respondiendo, dijo:
No soy enviado sino a las ovejas perdidas de la casa de Israel.
15:25 Entonces ella vino y se postró ante Él, diciendo: ¡Señor, socórreme! 


No voy a ponerme a explicar todo este texto detalladamente, simplemente voy a referirme a la actitud de esta mujer y a la de nuestro Maestro.
Ella ante su desesperación acudió a Jesús, el único que podía ayudarla, ella libró obstáculos para llegar a Él; pero nada la detuvo, porque sabía que el único que tenía poder sobrenatural para tocar la vida de su hija y hacerla libre era y es Jesús.

!Él está a tu lado ahora mismo, no dejes pasar esta oportunidad, extendé tus manos hacia el cielo y clamale con todo tu corazón, a Él no le es ajeno tu dolor!!!

Cuando paso algún problema, lo primero que hago es postrarme ante Dios, es clamar por su misericordia, es decirle desde bien adentro de mi corazón que por favor me socorra, es reconocerle a Él y su gran poder ante esa situación.

A veces creemos que somos nosotros quienes le salimos al encuentro a Jesús pero yo sé que siempre Él está a nuestro lado y es Él el que permanentemente nos sale al encuentro, porque nos quiere enseñar, bendecir, exhortar, ayudar y rodearnos con su amor.
El tema está en que debemos verle con nuestros ojos de la fe, no debemos permitir que ninguna situación nos robe la paz y la confianza en Cristo.

!Claro qué no es fácil, a nadie le gusta pasar por pruebas, problemas, dificultades, etc!!

!Pero en Cristo qué nos fortalece (Filip. 4:13) sí qué se puede!!!
!Hay victoria en Jesús!!!

Es mi deseo que en este día Jesús pueda decirnos al igual que lo hizo con esta mujer cananea:


San Mateo 15:28 Entonces respondiendo Jesús, dijo:
Oh mujer, grande es tu fe; hágase contigo como quieres. Y su hija fue sanada desde aquella hora. 
Oremos:

Dios en el nombre de Jesús te pedimos perdón por todos nuestros pecados, cubrimos nuestra vida y la de nuestra familia con la sangre de Cristo Jesús.
Señor amado y bueno, pedimos que la presencia del Espíritu Santo nos llene en este día y que tu unción y tu favor inunde nuestro ser.
Amado Dios, clamamos a Tí hoy para que si hay alguien que está pasando por un mal momento, Tú  le socorras, te rogamos  que muevas tu mano de poder y los libres de todo mal, de toda enfermedad, de todo problema familiar, etc.
Señor ten misericorida en este día y derrama de tu fe sobre nuestro ser, tocá nuestro corazón, nuestra mente, nuestro cuerpo, aviva nuestro espíritu.
Señor queremos ser hallados aptos ante tu presencia y deseamos que también nos puedas decir como le dijste a aquella mujer...."Grande es tu fe, hágase contigo como quieras"
Señor en el nombre de Jesús te rogamos que aumentes nuestra fe, que en este día nos movamos en el plano sobrenatural, allí en dónde tu unción rompe los yugos, en donde tu Espíritu nos renueva y nos unge, en dónde el favor de Cristo nos salva y nos sana.
Te amamos y te necesitamos.
Amén: Así sea.

Con cariño: Tere.

!Qué Dios te bendiga!