miércoles, 12 de diciembre de 2012

"PALABRA PARA ALGUNA DE NOSOTRAS...."

Hola mis preciosas y amadas amigas, esta mañana cuando fuí a buscar mi Biblia y mi lista de oración para tener mi momento de intimidad con mi amado Dios, El Espíritu Santo me inquietó a tomar papel y lápiz.
Cuando me sucede esto, sé que Dios quiere darme una palabra, ya sea para mi vida o para otra persona; y en este caso es para mí y es para Tí.

Te deseo que Dios hable a tu vida y toque tu corazón con cada una de estas letras.

¿Si te atrevés a descansar y no mirar atrás?
¿Sí te atrevés a sonreír y a dejarte amar?
¿Sí te atrevés a soñar tomada de mi mano?
Te aseguro hija amada, que muchos de tus problemas se disiparían.
Porque el atreverse a confiar, el descansar y el sonreír...
Son actitudes de fe, son acciones que te llevan a avanzar en Mí.
Pero si dudás en tu corazón, sí la angustia te rodea y te atrapa el dolor...
Entonces te llenarás de duda y retrocederás.
!Avanza hija amada, avanza en Mí!
Dejáme restaurar tu alma y llenarte de mi unción.
Salíte de tu fracaso y da tu espalda al dolor.
!Por qué vienen tiempos de renuevos a tu corazón!!

Amadas amigas, que hoy podamos decirle a Dios nuestro Señor estas palabras:

San Lucas 1:38 Entonces María dijo:
He aquí la sierva del Señor;
hágase conmigo conforme a tu palabra.
Y el ángel se fue de su presencia.

Oremos:

Amado y Bendito Padre Dios, es en el nombre de Jesús que tus hijas nos unimos para pedirte perdón por cada uno de nuestros pecados.
Padre de la gloria, te rogamos que tu presencia llene nuestras vidas y que tu favor y tu unción nos inunde en este día.
Amado Dios, te rogamos en el nombre de Jesús que nos ayudes a descansar en tu presencia, que nos guíes cada día.
Señor renunciamos en Cristo Jesús a toda falta de fe, a toda falta de confianza, a todo problema que rodea nuestra vida.
Tomamos hoy la decisión de descansar en Tí, de sonreír en tu presencia disfrutando de tu amor y de tu paz, esa bendita paz que sólo vos amado Jesús nos podés dar.
Gracias Señor porque sabemos que en Tí vienen tiempos de renuevos para nuestro corazón y para nuestro familia.
Señor hoy nosotras también te decimos al igual que te dijo María...
He aquí la sierva del Señor; hágase conmigo conforme a tu palabra.
Gracias Jesús por ser nuestro Salvador, por ser nuestro sanador, por ser el único camino que nos lleva al Padre.
Te amamos.
Amén. (Así sea).

Con cariño: Tere.

!Qué Dios te bendiga!