domingo, 30 de diciembre de 2012

"EN ESTE ÚLTIMO DOMINGO DEL AÑO 2012..."


San Juan: 3:16 Porque de tal manera amó Dios al mundo,
que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en Él cree,
no se pierda, mas tenga vida eterna.
3:17 Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo,
sino para que el mundo sea salvo por Él. 
 
San Juan 14:6 Jesús le dijo:
Yo soy el camino, y la verdad, y la vida;
nadie viene al Padre, sino por Mí. 

Te invito en este último domingo del año 2012 a entregar tu vida a Jesús, te aliento a que dejes que el Espíritu Santo llene tu vida y el poderoso amor de Dios te toque, te salve y te restaure por medio del sacrificio de Jesús en la cruz.
No termines este año sin decirle a Jesús: !Sí te recibo en mi corazón!
No termines este año sin ponerte a cuenta con Dios, sin volver a sus caminos si tal vez te has apartado.
Tenés que elegir para bendición y esa bendición es Jesús y así como vos decidas también vas a afectar a tu descendencia.

!Vale la pena decirle sí a Jesús, vale la pena hacer su voluntad, vale la pena vivir en santidad, vale la pena seguirle, servirle y adorarle!

Dejame guiarte en una oración, la cual te invito a que la hagas con todo tu corazón:

Dios es en el nombre de Jesús que te pido perdón por todos mis pecados, me arrepiento ahora de cada uno de ellos y recibo a Jesucristo como mi Señor y mi Salvador personal; por favor anotá mi nombre en el Libro de la Vida.
Amado Dios pido que la presencia del Espíritu Santo llene mi vida y todo mi ser, que tu unicón rompa todo yugo de esclavitud en mí.
Padre poderoso cubro mi vida y mi hogar con la sangre de Cristo Jesús y renuncio en Cristo a toda falta de perdón, a toda culpa, a toda incredulidad, a todo odio, orgullo, depresión, enfermedad, a todo deseo de venganza, a toda enfermedad de mis antepasados, corto en Cristo Jesús toda maldición declarada sobre mi vida y mi familia, me arrepiento ahora de toda práctica de idolatría, me arrepiento por haber ido a curanderos, ocultismo, espiritismo, umbandismo,  etc. renuncio ahora a todo eso y me declaro libre en el nombre de Jesús.
Señor renuncio a todo pecado sexual, a toda fornicación, adulterio, pornografía, masturbación, pensamientos obscenos, a todo incesto y a todo lo que viene a perturbar mi vida.
Padre de la gloria te necesito, deseo tener hambre por leer tu Palabra la Biblia, deseo y tomo la decisión de hacer tu voluntad y de vivir en santidad.
Le ordeno a satanás en el nombre de Jesús que suelte mi vida, mi hogar, mi familia y todo lo que emprenda.
Te ruego poderoso Dios en el nombre de Jesús que bendigas mi descendencia, la declaro santa para tu gloria.
Gracias Señor porque siento tu paz, siento tu gozo, siento tu presencia ahora y declaro con todo mi corazón qué mi vida te pertenece.
Te lo ruego todo en el nombre poderoso de Jesús.
Amén: Así sea.

Es mi deseo que hayas podido hacer esta oración con todo tu corazón y ser libre de todo lo que te ata y te aleja de Dios.
Ante cualquier duda, o si sentís que no sabés como orar o como ser libre, podés escribirme a tere-b@hotmail.com.
No dejes de leer la Biblia, no dejes de orar cada día, no dejes de congregarte, buscá una Iglesia en donde se predique la Palabra de Dios y en donde el Espíritu Santo se mueva con poder.
No des lugar a los pecados, no des lugar a la tentación, tenés que consagrar tu vida a Jesús.

Con cariño: Tere.

!Qué Dios te bendiga!