jueves, 8 de noviembre de 2012

"SOMOS MUJERES NORMALES....QUÉ AMAN A DIOS PROFUNDAMENTE"


!Qué gran desafío tenemos por delante cuándo estamos atravesando por diferentes situaciones difíciles y Dios nos dice....!

_Entregalo todo en mis manos.
  Sacrificá tu problema en mi presencia.
  Descansá en Mí.

Inmediatamente una lucha interna nos invade, todo parece convertirse en gigantes a nuestro alrededor, hasta el simple acto de lavar los platos nos satura y nos fatiga.
Queremos decirle a Dios que por supuesto nuestra confianza está en Él y es ahí cuando nos damos cuenta que en realidad nuestras emociones están alteradas, provocando un gran cortocicuito en nuestro ser....!S.O.S.!!!
Entonces el temor comienza a robarnos la paz y la confianza en Dios.

Pero te tengo una gran noticia....no debemos desmayar porque siempre nuestro Señor llega a socorrernos y a librarnos de todo mal.

!Gracias amado Dios por ser un Papá tan bueno!!

Me gusta tratar estos temas, me gusta que podamos reconocer que somos mujeres normales, que amamos a Dios con todo el corazón y que además tenemos que lidiar cada día con diferentes desafíos, los cuales muchos de ellos sacan a la luz aquellas reacciones que jamás creíamos que estaban allí; como quizás el enojo, la culpa, la inseguridad, etc.
No somos super cristianas, no somos super mujeres, no somos héroes, ni salvadoras; somos mujeres de carne y hueso, que viven cada día con el deseo inmenso de agradar a Dios y de vivir una vida en libertad, en victoria y en obediencia en Cristo Jesús.

!Gracias Amado Dios porque Jesús es nuestro Héroe y Salvador divino y por Él y en Él tenemos salvación, vida eterna, liberación, sanidad, victoria, fe, paz, amor, etc. y millones de etc.!!!!

Esta mañana mientras estaba leyendo la Biblia, El Espíritu Santo puso en mi corazón estas palabras:

__Gózate....porque vendrá grande bonanza.

Y luego sentí que tenía que compartir esta palabra con ustedes en mi blog.
Sentí que algunas de ustedes están al límite de sus fuerzas y no han sentido ni la presencia de Dios, debido al agobio que tienen por tantas dificultades.
A mí me pasó y me pasa muchas veces, sé lo que les estoy diciendo y les puedo asegurar que el único lugar para ser socorridas es en los brazos de Jesús; es dejar que El Espíritu Santo nos llene de su presencia y nos unga, trayendo renuevo y confianza a nuestras vidas.

Salmo 57:1 Ten misericordia de mí, oh Dios,
 ten misericordia de mí;
Porque en Tí ha confiado mi alma,
Y en la sombra de tus alas me ampararé
Hasta que pasen los quebrantos.
57:2 Clamaré al Dios Altísimo,
Al Dios que me favorece.

 
Gozarnos en el medio de las pruebas es algo difícil humanamente, pero no imposible si dejamos que Dios  nos levante y nos restaure.

Salmo 37:4 Deléitate asimismo en Jehová,
Y Él te concederá las peticiones de tu corazón.
37:5 Encomienda a Jehová tu camino,
Y confía en Él; y Él hará.




Tener una vida a cuenta con Dios, una vida cristiana íntegra, en santidad, en oración, amando la Palabra,  es mi estilo de vida.
Y cuando El Espíritu Santo me inquieta por alguna mala actitud, enseguida clamo por su ayuda y le pido perdón en el nombre poderoso de Jesús.
Ir a la presencia de Dios con mi alma y mi corazón desnudos ante Él, me da paz, porque Dios es mi mejor amigo, es mi Padre y nada de mi vida le es oculto.
Cada día clamo en mi oración que por favor si hay algo que no le agrada de mí, que lo saque a la luz, porque deseo agradarle como su hija.

No sé en qué condición está tu corazón, tal vez tengas que ponerte a cuenta ya mismo con Dios. Él te oye y te ama y si te acercás a Él con un corazón humilde, sincero y agradecido, te aseguro que su mano de poder comenzará a obrar a tu favor en tu vida.
Para hacer la voluntad de Dios debemos recibir a Cristo en nuestro corazón, arrepentirnos de todos nuestros pecados, debemos leer la Biblia, congregarnos, buscar en oración el rostro de Dios, tener intimidad con El Espíritu Santo, vivir una vida en obendiencia, en santidad, no menospreciando el sacrificio de Jesús en la cruz.
Hay que ser rápidas en identificar todo lo que nos aparta de Dios, renunciarlo en el nombre de Jesús y llenarnos de su presencia.

En este día, en dónde te encuentres quiero de todo corazón que recibas esta palabra para tu vida y tu hogar:


__Gózate...porque vendrá grande bonanza.

Definición:

Bonanza: Caminar con felicidad en lo que se desea y pretende. (DRAE)


Y yo le agrego, caminemos felicies y gozosas de la mano de Dios porque nuestro Señor nos dará lo que anhela nuestro corazón conforme a su voluntad y a su tiempo, sabiendo que todo nos ayuda a bien.



!Qué hoy podamos....!!

_Entregarlo  todo en sus manos.
  Sacrificar nuestro  problema en su presencia.
  Descansar  en Dios.


Con cariño: Tere.

!Qué Dios te bendiga!