domingo, 4 de noviembre de 2012

¿SE LO DECIMOS JUNTAS?....!GRACIAS AMADO JESÚS!!

Hoy quiero darle las gracias a Jesús, por haber dado su vida por mí, por haber resucitado, por haber vencido a la muerte y a satanás; por dame la victoria a través de su vida, por hacerme heredera y coheredera en Él, por permitirme llegar al Padre por medio de su sacrificio de amor. (San Juan 3:16 y 14:6 - Romanos 8:17)
Me emociona profundamente cuando leo sobre la tumba de Jesús, esa tumba vacía, ya que Él con su poder y majestad venció a la muerte, está sentado a la diestra del Padre, intercediendo por nosotros, limpiándonos con su preciosa sangre, acariciándonos con su amor y paz, destilando sobre nuestras vidas su perfume y su sonrisa sin igual.

Muchas veces tenemos una actitud con Dios en el cual solamente le pedimos, parece que nuestro problema se tranforma en algo tan grande que nos pone un velo el cual no nos deja ver la grandeza de Dios y que Él es especialista en resolver nuestros imposibles.

Hay una expresión muy conocida que dice:

!No le digas a Dios cuán grandes son tus problemas....sino decile a tus problemas cuán grande es tu Dios!!

Hay días que me levanto con un corazón intercesor y no puedo dejar de orar y clamar al Padre en el nombre de Jesús para que su Espíritu Santo se manifieste y sean roto todo yugo de opresión que toma vidas, hogares, etc.
Pero hay otros momentos en los cuales a pesar de cualquier dificultad, lo único que siente mi corazón y mi alma es alabarle y darle las gracias y la gloria solo a Él.

Esta semana me pasa eso, siento en mi corazón dar gracias, gracias a Dios, a Jesús, al Bendito Espíritu Santo por su presencia, a mi familia, a ustedes por seguirme y alentarme.

Le clamo a Dios porque quiero  tener un corazón agradecido y adorardor, le clamo para adorarle en espíritu y verdad.

San Juan 4:23 Mas la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque también el Padre tales adoradores busca que le adoren. 
4:24
Dios es Espíritu; y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que adoren. 


Por eso en este día quiero invitarte a qué te unas a mí y juntas le digamos a Jesús.... Gracias amado Jesús por dar tu vida preciosa por nosotras, por nuestros seres amados.
Gracias Jesús por tu amor y tu fidelidad, porque siempre estás a nuestro lado.
Gracias por la cruz vacía, gracias por la tumba vacía, porque son señales de que Tú venciste a la muerte y a satanás y a través tuyo somos más que vencedoras, somos fortalecidas en Tí. (Romanos 8 y Filipenses 4:13)
Amado Jesús, glorioso y precioso Señor, he aquí nuestras vidas, he aquí nuestro corazón rendido ante tu majestad; te rogamos que tu Espíritu Santo nos llene y nos inunde de su presencia.
Clamamos Padre querido en el nombre de Jesús para que las cadenas que atan a nuestras familias sean rotas en este día, para que nos des un corazón agradecido, para que nuestra fe y nuestra confianza en Tí hoy crezcan y seamos llenas de tu conocimiento, de tu amor, de tu sabiduría y de tu maravillosa presencia.
Padre de la gloria, háblanos en este día, porque tus hijas oyen, estamos deseosas de pasar tiempo contigo, de levantarnos en fe por el poder de tu amor y de proclamar las virtudes de nuestro Señor Jesús.
Padre estamos deseosas de que nos uses, de que tu unción nos renueve.
Te rogamos todo en el poderoso nombre de nuestro Señor Jesús.
Amén. (Así sea)

Isaías 53:3 Despreciado y desechado entre los hombres, varón de dolores, experimentado en quebranto; y como que escondimos de Él el rostro, fue menospreciado, y no lo estimamos.
53:4 Ciertamente llevó Él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores; y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido.
53:5 Mas Él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre Él, y por su llaga fuimos nosotros curados.


San Lucas 24:1 El primer día de la semana, muy de mañana, vinieron al sepulcro, trayendo las especias aromáticas que habían preparado, y algunas otras mujeres con ellas.
24:2 Y hallaron removida la piedra del sepulcro;
24:3 y entrando, no hallaron el cuerpo del Señor Jesús.
24:4 Aconteció que estando ellas perplejas por esto, he aquí se pararon junto a ellas dos varones con vestiduras resplandecientes;
24:5 y como tuvieron temor, y bajaron el rostro a tierra, les dijeron: ¿Por qué buscáis entre los muertos al que vive?
24:6 No está aquí, sino que ha resucitado. Acordaos de lo que os habló, cuando aún estaba en Galilea,
24:7 diciendo: Es necesario que el Hijo del Hombre sea entregado en manos de hombres pecadores, y que sea crucificado, y resucite al tercer día.
24:8 Entonces ellas se acordaron de sus palabras,
24:9 y volviendo del sepulcro, dieron nuevas de todas estas cosas a los once, y a todos los demás. 


Salmo 50:14 Sacrifica a Dios alabanza,
Y paga tus votos al Altísimo;
50:15 E invócame en el día de la angustia;
Te libraré, y tú me honrarás.


Salmo 50:23 El que sacrifica alabanza me honrará;
Y al que ordenare su camino,
Le mostraré la salvación de Dios.

!DEMOS UN FUERTE GLORIA A DIOS AMADAS, GLORIA A DIOS POR JESÚS, ÉL  RESUCITÓ Y ES NUESTRO DIOS, ES QUIÉN NOS LIBERTA, NOS SALVA, NOS SANA, NOS LLENA DE PODER Y DE SU PRESENICA, NOS ACARICIA CON SU AMOR CADA DÍA, QUIÉN SUSPIRA DE AMOR POR NOSOTRAS Y SE DELEITA EN CONTEMPLARNOS CON SU INFINITO AMOR Y SU FIEL AMISTAD!!!

Con cariño: Tere.

!Qué Dios te bendiga!