miércoles, 14 de noviembre de 2012

"MUJER"....¿QUÉ ESTÁN VIENDO TUS OJOS?

¿Qué están viendo tus ojos hoy, qué vieron ayer y qué piensan mirar mañana?...

¿Tal vez estés mirando con celos a alguién?

¿Quizás estás envidiando a alguien por la familia qué tiene, el marido o novio, la ropa que usa, su auto  y su cabello perfecto?

¿Puede ser qué estás horas enteras en Internet viendo algo qué te está haciendo pecar, o tal vez esas largas horas te impiden tener una vida normal por qué estás adicta a la computadora?

¿Tal vez estás viendo en la televisión algo qué vos sabés no está bien y sin embargo te lo estás permitiendo?

¿Puede ser que estés viendo en Facebook fotografía de algún ex-novio o pareja y sentís qué algo te está volviendo a pasar con él, sin importante qué estás casada o comprometida con alguien o qué quizás este ex-novio ya tiene esposa o alguna mujer a su lado?

¿Qué material estás leyendo, te edifica o te está perturbando la mente y el corazón?

¿Puede ser  amiga qué tus ojos comenzaron a ver con agrado a otras mujeres para codiciarlas, sintiendo un sentimiento de lesbianismo qué te está llevando a vivir bajo un estado de culpa y a la vez no sabés cómo ser libre?

¿A lo mejor estés viendo con tus ojos cosas qué no son, pero vos las observás y las vivís cómo sí fueran verdad?

¿Estás viendo algo con tus ojos qué cómo consecuencia sentís estár enfermando a todo tu cuerpo?

Seguramente te estarás diciendo:

__¿Qué le pasó a Tere qué hace tantas preguntas?

Es sencillo, esta mañana leí el siguiente texto bíblico:

San Mateo 6:22 La lámpara del cuerpo es el ojo;
así que, si tu ojo es bueno, todo tu cuerpo estará lleno de luz;
6:23 pero si tu ojo es maligno, todo tu cuerpo estará en tinieblas.

Cuando leo la Palabra de Dios, siempre le pido al Espíritu Santo que hable a mi vida, me analizo mi andar cristiano conforme a la Biblia.
No quiero que haya nada que estorbe mi relación con Dios y que frenen mis bendiciones.
La Palabra de Dios  es un espejo para nosotras, nos confronta y nos muestra tal cual somos y saca a la luz si hay algo que solucionar y si no lo hay...!Gloria a Dios!! porque hemos entendido y estamos viviendo conforme a su voluntad.
Pero si detectamos que algo no anda bien  hay que ser rápidas en sacarlo de nuestras vidas, en el poderoso nombre de Jesús.

Más buscamos  del Espíritu Santo y más nos va  llevando a hilar bien finito, no podemos  permitirnos nada que estorbe nuestra  relación con Dios.
Así debe ser amigas, cuanto más buscamos de su presencia, más Dios nos demanda ya que no podemos dar lo que no tenemos.

Hoy al estar meditando en la Biblia sentí de compartir este pasaje ya que posiblemente muchas de ustedes no saben como ser libres de ciertas ataduras o adicciones; en este caso todo lo que nuestro ojo humano puede estar viendo y que afecta y apaga la luz de Cristo en nuestro corazón.

Debemos de manera urgente vivir bajo la voluntad de Dios, sujetas a Cristo, llenas de su Santo Espíritu, con nuestra mente y corazón impregnados de la Palabra de Dios, con una vida en oración, consagrándonos a Él; porque de esa manera la lámpara de nuestro cuerpo, el ojo, iluminará la luz maravillosa de Jesucristo y no nos  contaminaremos con nada.

Si estás pasando por alguna situación así dejame guiarte en oración, decí con todo tu corazón:

Dios en el nombre de Jesús me arrepiento de todos mis pecados, uno a uno los entrego en tus manos y cubro mi vida con la sangre de Cristo.
Espíritu Santo te pido por favor que saques a la luz todo lo que está oculto en mi corazón, porque quiero hoy ser libre y poder vivir una vida en santidad.
Padre en el nombre de Jesús tomo autoridad y renuncio ahora a todo lo que está contaminando mi vista, renuncio a todo lo malo que está entrando a mi mente y mi corazón por medio de lo que miro, consagro mis ojos para Tí, consagro mi día para Tí, consagro todo lo que veo, todo lo que hago, todo lo que digo y todo mi ser para Tí.
Señor te necesito, por favor derramá de tu Espíritu Santo sobre mi vida para que sea roto todo yugo que me ata, para que pueda levantarme en fe y tener dominio propio para no caer en tentación y ceder ante todo aquelo que está haciendo apagar la luz de Cristo en mí.
Me levanto en este día y declaro que en Jesús sí puedo vencer porque Él me fortalece. (Filip. 4:13)

Amigas si sienten que no han podido ser libres, pidan ayuda, desde ya pueden escribirme a mi correo y las estaré guiando en oración.

!Hay victoria en Cristo!

Con cariño: Tere.

!Qué Dios te bendiga!