lunes, 10 de septiembre de 2012

"UN POPURRÍ DE ESCRITOS MATUTINOS"

Comienza la semana y qué mejor que consagrar nuestra vida y cada día por vivir a nuestro amado Dios.
Esta mañana estaba meditando en la Biblia, la Palabra de Dios, estoy leyendo el libro de 1 de Corintios y también el Libro de Salmos y pasé por el libro de Isaías.
Luego, antes de comenzar a orar e interceder, sentí la necesidad de escribirle a Dios.
Como verán me encanta escribir, me encanta volcar en un papel todo aquello que está en mi corazón, todo mi amor y admiración por Dios.
Entonces me dí cuenta que estaba formando un popurrí de escritos y tuve la necesidad de compartirlo con vos por medio de mi blog.
A veces me encuentro con personas que me dicen:

__Tere...!Cómo me gustaría escribirle a Dios todo el amor qué le tengo... pero sin embargo no me sale nada!!!

Bueno para todas aquellas personas, aquí va mi escrito; si te identificás conmigo y con el amor inmenso que siento por Jesús, te comparto las siguientes letras para que puedas hoy comenzar la semana rindiendo tu vida a Jesucrito, Rey y Señor.



Sierva tuya soy mi Dios.
Sierva tuya soy mi Rey.
Y mi anhelo eterno es
ser tu servidora fiel.
Háblame en este día.
Sana todas las herídas.
Levanta en mí Oh Dios
un puro y limpio corazón.
Amo y deseo servirte.
Amo y deseo honrarte.
Eres Tú mi fiel amigo.
A tu lado soy...!Feliz!!!


Háblame en este día... maravilloso Dios.
Háblame en este día y transforma mi corazón.
Cuentame de tus planes para mí y para mi hogar.
Cuentame de tus delicias, de lo que pronto harás.
Mis oídos anhelan oir tu dulce voz.
Mi corazón se deleita al escuchar tu corazón.
Eres para mí lo primero.
Mi Jesús mi Señor.
Eres mi mayor anhelo.
Quien da gozo a mi corazón.


Me deleito en Tí, en saber que eres mi Dios.
Me deleito en Tí, en contemplar tu majestad.
Y mi corazón se goza, al oír tu voz.
Siento tu presencia, amo tu unción.


Maravillada estoy contigo...
Mi fiel amado Jesucristo.
Maravillada estoy de tu presnecia.
Y confiando estoy en tu Palabra.
Amo sentirte a mi lado.
Y que tu Santo Espíritu me sostenga.
Amo el perfume de tu unción.
Anhelo más de tu dulce amor.





!Y cómo siempre te digo amado y precioso Jesús.... por siempre y para siempre nos une este gran amor!!!
Te amo, te admiro, te necesito y te deseo con todo mi corazón.
Tere.

Textos bíblicos para comenzar la semana:

Isaias 55:8 Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos, dijo Jehová.

Salmo 112:1 Bienaventurado el hombre que teme a Jehová,
Y en sus mandamientos se deleita en gran manera.
112:2 Su descendencia será poderosa en la tierra;
La generación de los rectos será bendita.

1 de Corintios 13:1 Si yo hablase lenguas humanas y angélicas, y no tengo amor, vengo a ser como metal que resuena, o címbalo que retiñe.
13:2 Y si tuviese profecía, y entendiese todos los misterios y toda ciencia, y si tuviese toda la fe, de tal manera que trasladase los montes, y no tengo amor, nada soy.
13:3 Y si repartiese todos mis bienes para dar de comer a los pobres, y si entregase mi cuerpo para ser quemado, y no tengo amor, de nada me sirve.
13:4 El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece;
13:5 no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor;
13:6 no se goza de la injusticia, mas se goza de la verdad.
13:7 Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta.
13:8 El amor nunca deja de ser; pero las profecías se acabarán, y cesarán las lenguas, y la ciencia acabará.
13:9 Porque en parte conocemos, y en parte profetizamos;
13:10 mas cuando venga lo perfecto, entonces lo que es en parte se acabará.
13:11 Cuando yo era niño, hablaba como niño, pensaba como niño, juzgaba como niño; mas cuando ya fui hombre, dejé lo que era de niño.
13:12 Ahora vemos por espejo, oscuramente; mas entonces veremos cara a cara. Ahora conozco en parte; pero entonces conoceré como fui conocido.
13:13 Y ahora permanecen la fe, la esperanza y el amor, estos tres; pero el mayor de ellos es el amor.


!Mujer...levantate en este día, la gloria de Dios llenará tu vida y tu hogar...ya no temás...El Gran Yo Soy está extendiendo su mano a tu favor!!

Jesucristo es el Gran Yo soy, Rey poderoso, amigo fiel, Dios fuerte, consejero, Principe de Paz....Él está ahora mismo sanando tu corazón.