viernes, 14 de septiembre de 2012

"PARA VOS....EN EL MEDIO DE TU ANGUSTIA...HAY QUIEN TE LEVANTA"

Esta mañana  ya antes de comenzar a leer la Palabra de Dios, la Biblia, sentía muy fuerte la presencia del Espíritu Santo junto a mí, allí en mi cocina.
Leí, oré, clamé, le dije mi amor por Él y en un instante es como si pudiera sentir el corazón de Dios en mi corazón.
Sentía que Dios por medio de su Santo Espíritu tocaba mi corazón y me llamaba a orar y clamar por las mujeres que ahora mismo están sufriendo y muchas de ellas son ustedes amigas, las que me envían día a día sus correos en dónde me comparten sus sufrimientos y en dónde me declaran tanto cariño y amistad y les estoy inmensamente agradecida.

Luego tomé mi lapicera y mi cuaderno, oré para que El Espíritu Santo me guiara, siempre declaro que me hago a un costado para no ser de impedimento, porque necesito tener mi oído espiritual alineado a Dios.
Entonces estas letras puso Dios en mi corazón, sé que es para algunas de ustedes, sé que estás necesitando que Dios te hable y te levante.
Hoy es tu día, levantáte en el nombre de Jesús, porque sos de gran estima para Dios, valés tanto para Él que entregó por amor a vos a su único Hijo, a nuestro Señor Jesucristo y en ese sacrificio está tu salvación, tu liberación, tu victoria, tu sanidad, tu restauración, etc.
Abrí tu corazón en este día y lee estas letras que están escritas desde el corazón de Dios para tu corazón.


Puedo ver el clamor más oculto de tu corazón.
Puedo saber y sentir tu dolor.
Por las noches contemplo tu dormir.
Y en el día te salgo al encuentro a tí.
Sé de tus penas, tus miedos y tu desazón.
Sé de tus desconciertos y que a veces te preguntás:
__¿A dónde estás Dios?
Sé que el temor te invade sin fin.
Que llorás por las noches y casi no podés dormir.
Sé que estás asustada y sin esperanza.
Y que clamarme a Mí ya no te alcanza.
¿Por qué pensás que no te escucho y qué no te amo?
¿Qué te hizo creer qué te solté de mi mano?
Si estuvieras en lo profundo de la mar, allí estoy Yo y te acompaño.
Y en las profundidades de tu dolor, estoy a tu favor batallando.
¿A dónde huirás de mi presencia?
¿A quién irás a contarle tus tristezas?
!Yo Soy El que Soy!!!
Dios Fuerte y Poderoso.
Amigo, Padre Fiel, Dios Misericordioso.
Por eso en este día, te digo a Tí....
El que vuelve su corazón a Mí, siempre me hallará.
Y mi escudo de favor, su vida abrazará.

Salmo 3:3 Mas tú, Jehová, eres escudo alrededor de mí;
Mi gloria, y el que levanta mi cabeza


Salmo 5:11 Pero alégrense todos los que en Ti confían;
Den voces de júbilo para siempre, porque Tú los defiendes;
En Ti se regocijen los que aman tu nombre.
5:12 Porque Tú, oh Jehová, bendecirás al justo;
Como con un escudo lo rodearás de tu favor.


Permitime guiarte en una oración:

Padre en el nombre de Jesús te pido perdón por todos mis pecados, recibo a Jesús como mi Señor y mi Salvador personal.
Amado Dios renuncio ahora en Cristo Jesús a todo pensamiento y sentimiento de rechazo, de odio, de temor, de muerte, de enfermedad, de falta de perdón, de incredulidad, de menosprecio, de violenci, de falta de fe, a toda contienda, a toda envidia, a todo pecado sexual, a todo celos, enojo, a todo desazón, a todo miedo, a toda depresión, angustia, ira, amargura, falta de confiaza hacia Tí, lo quito de mi vida ahora en el nombre de Jesús y me declaro libre para tu honra y gloria.
Espíritu Santo te pido por favor que llenes mi vida de tu presencia, de tu unción, de tu renuevo, de tu avivamiento.
Te pido que llenes mi boca de alabanza, que toda tristeza desaparezca de mi corazón en el nombre de Jesús.
Amado y Bendito Padre querido, declaro que soy más que vencedora en Cristo Jesús, que todo lo puedo en Cristo que me fortalece, que nada ni nadie me separará de tu amor que es en Cristo Jesús.
Te pido que la mente de Cristo sea en mi mente, que el corazón de Cristo sea en mi corazón, que tu Santo Espíritu guíe mi vida, mi hogar, que restaures mi matrimonio, mi relación con mis hijos, con gente amiga, y con quien he tenido problemas.
Te entrego en tus manos todo tratamiento médico, todo resultado médico, te entrego mi economía, mi familia, mis estudios, mi trabajo, mi servicio a Tí y todo lo que tengo y soy lo deposito en tus manos.
Te amo, te necesito, te declaro mi único Dios.
Amén. (Así sea).


Quiero que sepas que ninguna oración vuelve vacía, que Dios oye y también responde; porque tenemos un Dios vivo y amoroso, un Dios poderoso que siempre nos ve a nosotros sus hijos a través de su Hijo amado Jesucristo.
Y te puedo asegurar que siempre suspira de amor por sus hijos.


Con cariño:
Tere.


Amadas, terminé de escribir en mi blog, publiqué mi escrito y me retiré del lugar en dónde está mi computadora.
Me dirigí hacia mi cocina, tengo algunas cosas para hacer y cuando dí tan sólo dos pasos comencé a sentir la presencia del Espíritu Santo fuertemente tocando mi ser.
Inmediatamente levanté mis brazos en señal de rendición y adoración a mi Dios y las lágrimas comenzaron a recorrer mis mejillas, evidentemente su presencia está tocando todo mi ser.
Pero comencé a sentir estas palabras que Dios ponía en mi corazón y tuve que regresar para compartirlas con ustedes.

__Tere, decile a mis hijas que las amo, deciles que se dejen amar por mí, deciles que las estoy acariciando con mi amor, deciles que levanten sus brazos al cielo y que busquen de mi presencia, porque quiero ahora mismo derramar mi Espíritu sobre cada una de ellas.
Quiero que experimenten lo que estás sintiendo ahora, porque quiero sacarlas del sufrimiento y poner en ellas una nueva canción.

Amadas todavía mi ser está conmovido, siento tanto la presencia del Espíritu Santo que mi deseo es poder abrazarlas a cada una de ustedes.
Sé que Dios está obrando en gran manera ahora mismo en el corazón de ustedes, sé que están sientiendo que se están rompiendo cadenas en el nombre de Jesús, sé que Dios está poniendo gozo en sus corazones.
Amadas, las amo, las bendigo en Cristo Jesús.

!Qué Dios te bendiga!