jueves, 27 de septiembre de 2012

HOY DECLARO...!LEVANTO MIS MANOS EN TÍ!!

Hola....¿Cómo están hoy?...Aquí en Buenos Aires es un bonito día de sol, aunque  hace frío, pero no tanto como ayer.

Esta mañana estaba pensando en las veces que sentimos una fe inmensa en nuestro interior que nos lleva a creer que cualquier montaña se puede mover y desaparecer de nuestras vidas.
Pero sin embargo hay otros días que no sabemos el ¿!por qué???!!!!! pero nos despertamos y comenzamos a experimentar una angustia, una opresión, que sin darnos cuenta nos va desalentando, hasta robarnos la fe y ver nuestros problemas tan grandes que sentimos ser aplastadas por los mismos sin reaccionar inmediatamente que tenemos un Dios inmensamente grande y poderoso, por demás amoroso, que tiene todo el poder para levantarnos y darnos la victoria por medio de su Hijo Jesucristo y a través del Espíritu Santo.

Les voy a compartir un video musical, en el cual este tema me levantó tantas veces cuando me sentía con mis brazos caídos.

Ordenarle a nuestra alma que se salga del problema y alabe a Dios, ordenarle a nuestro ser que levante las manos y glorifique a Jesucristo, ordenarle a nuestro espíritu que se llene del Espíritu de Dios, es la actitud que debemos tener, creer y declarar para este día.

Te invito a que escuchemos juntas y a que dejemos que El Espíritu Santo toque nuestras vidas, nos restaure y por ende podamos declarar:

__Amado Dios en el nombre de Jesús levantamos nuestras manos hoy, en actitud de reconocerte como nuestro único Dios, el que levanta nuestra cabeza, el que nos renueva, nos salva, nos sana y nos da poder para ponernos de pié otra vez.
Te amamos: Amén.

Tema: Levanto mis manos.
Por Samuel Hernandez.


(Video extraído de You Tube)

Hoy después de terminar de leer la Biblia, de orar y de estar en la presencia de Dios, escribí con todo mi corazón estas letras, pensando en mí y pensando en vos; es una declaración de fe, tomala por favor también para tu vida.


Y levanté mi mirada del piso.
Y ví que siempre estuviste junto a mí.
Me dí cuenta que nunca estuve sola.
Que de tu mano mi vida transité.
Hoy levanto mis manos al cielo en actitud de fe.
Sabiendo que en Cristo está mi victoria.
Y que de Él recibo el poder.
Ven Espíritu Santo llena nuestro ser.
Renueva nuestras vidas.
Restaura y levanta nuestro corazón.

Con cariño: Tere.


Textos bíblicos para tu vida:


Josué 1:9 Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas.

Isaías 40:29 El da esfuerzo al cansado, y multiplica las fuerzas al que no tiene ningunas.
40:30 Los muchachos se fatigan y se cansan, los jóvenes flaquean y caen;
40:31 pero los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas; correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán.


San Mateo 11:28 Venid a Mí todos los que estáis trabajados y cargados, y Yo os haré descansar.

Cuando levantamos nuestros brazos al cielo, le estamos diciendo a Dios que nos rendimos ante su presencia, lo estamos reconociendo por encima de cualquier situación y de nosotras mismas.
Cuando levantamos los brazos al cielo, cuando levantamos nuestras manos para adorarle a pesar de cualquier problema, te puedo asegurar que las cadenas que nos atan se rompen, que la angustia se va, te puedo asegurar que satanás tiene que huir, porque ese diablo inmundo no soporta la adoración a Dios.
Tengamos cuidado, no dejemos de adorar y alabar a Dios, porque de esa manera le estamos dando el dominio a Dios de nuestra vida, nos estamos poniendo bajo su voluntad y le estamos diciendo a Dios que reconocemos su poder, su soberanía, su voluntad y su majestad en todo nuestro ser.

Hay poder en el nombre de Jesús, a Dios le agrada cuando sus hijos le alaban, el Espíritu Santo se pone en marcha cuando nuestro corazón busca de Dios.

Vamos amiga, en donde estés, levantá tus manos, rendí tu corazón a Dios, comenzá a confesar bendición con tus labios, renunciá a toda culpa, a toda falta de fe, a toda falta de perdón,  en el nombre de Jesús y te aseguro que serás ungida con la unción del Espíritu Santo, esa bendita unción que rompe los yugos y nos lleva a vivir un estilo de vida superior en Cristo Jesús.

Hoy es tu día....¿Te está pasando cómo a mí?....Mientras te escribo siento el calor de Jesús tocando mi corazón, siento un calor suave en el medio de mi pecho, siento su presencia alentando y cobijando mi vida y sé que esa presencia te está tocando a vos también, dejate amar por Dios, sos tan valiosa, pero tan valiosa que con tan solo decir..."Jesús ayúdame...." Dios para el cielo y baja hasta tu clamor.

La mano de Dios no está detenida, el poder de Dios no mermó, la obra redentora de Jesucristo sigue latente y vigente por los siglos de los siglos, el Espíritu Santo está en medio nuestro intercediendo con gemidos incedibles por nosotras, no creamos las mentiras del diablo, hay que salirse de ese círculo de derrota, hay que levantar las manos y adorar al único Dios que vive y reina...
a Jesucristo...Rey de Reyes...El Alfa y la Omega, El Principio y el fin, el que pronto volverá a buscar a su Iglesia.

Hay victoria en Cristo Jesús, hay victoria para los que aman y obedecen a Dios.

Levantemos nuestras manos al cielo y digamos con todo nuestro corazón:

__Jesús te amo...heme aquí.


!Qué Dios te bendiga!