viernes, 17 de agosto de 2012

"UNA NOTITA QUE LLEVA MUCHOS AÑOS...."

¿Cómo están?....Bueno los que vivimos en el Gran  Buenos Aires, estamos pasando por unos cuantos días de lluvias y tormentas; la ropa no se seca, y ni te cuento las que tenemos cabello ondulado, con tanta humedad no hay manera de controlarlo!!!
Al mirar por mi ventana, puedo ver el cielo oscuro, escucho los truenos tan amenazantes,  hay alerta meteorológico, pero no importa lo que pase allí afuera, lo importante es que aquí en mi intimidad le pido a Dios que envíe su lluvia temprana y tardía; esa lluvia bendita del Espíritu Santo que renueva mi ser.

En mi Biblia llevo una notita, entre otras, que escribí el 18/07/88...!Cuántos años verdad!
Y al leerla puedo darme cuenta que sigo pensando y clamando lo mismo; te la quiero compartir:

 POR LAS MAÑANAS ME ENCOMENDARÉ A TÍ.
 Y POR LAS NOCHES DESCANSARÉ EN TUS BRAZOS.
 PUES SÓLO TÚ ERES MI AMIGO.
 MI REFUGIO:  "QUERIDO JESÚS"
 "TE AMO:"
 Tere.

Textos bíblicos para meditar, poner por obra y vivirlos con fe y obediencia cada día:

San Juan 14:21 El que tiene mis mandamientos, y los guarda, ése es el que me ama; y el que me ama, será amado por mi Padre, y yo le amaré, y me manifestaré a él.

San Juan 15:7 Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid todo lo que queréis, y os será hecho.

Romanos 10:13 porque todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo.

1 de Corintios 2:9 Antes bien, como está escrito:
Cosas que ojo no vio, ni oído oyó,
Ni han subido en corazón de hombre,
Son las que Dios ha preparado para los que le aman.


Salmo 4:8 En paz me acostaré, y asimismo dormiré;
Porque solo tú, Jehová, me haces vivir confiado.


Salmo 5:12 Porque Tú, oh Jehová, bendecirás al justo;
Como con un escudo lo rodearás de tu favor.


Salmo 32:7 Tú eres mi refugio; me guardarás de la angustia;
Con cánticos de liberación me rodearás


Salmo 37:5 Encomienda a Jehová tu camino,
Y confía en Él; y Él hará.


Padre amado y adorado, en este día te pedimos en el nombre de tu Hijo Jesucristo que perdones todos nuestros pecados, nos arrepentimos ahora de cada uno de ellos.
Pedimos la presencia del Espíritu Santo llenando nuestras vidas y nuestro hogar.
Nos unimos en este día para encomendarnos a Tí, para reconocerte como el único Dios verdadero y para declarar que cada noche dormiremos confiados en tus brazos, porque solamente Tú eres nuestro refugio, nuestro consejero, nuestro Padre bueno.
Cubrimos nuestras vidas y la de nuestra familia con la sangre preciosa de Cristo Jesús, te rogamos que tu favor nos acompañe cada día y que tu paz y tu amor inunde nuestro hogar.
Te amamos.
Amén. (Así sea)

Con cariño: Tere.

!Qué Dios te bendiga!