viernes, 3 de agosto de 2012

"UN 25 DE MARZO DE 1986 A LAS 10:30 Hs."

Desde muy pequeña me gustó escribir, cuando tenía doce años me sentaba en el escritorio de mi papá y dejaba volar mi imaginación.
Siempre fui romántica, soñadora, tratando de volcar en cada papel lo que estaba en mi corazón.
Pero a partir de diciembre del año 1985 cuando recibí a Jesús en mi corazón, con tan sólo 19 años de edad, mi manera de escribir cambió.
Ahora toda la tinta y todo el papel era y es para Jesús.
Tengo mucha cantidad de cuadernos con escritos, cada uno de ellos está centrado en Jesús, en el amor de Dios y en el precioso Espíritu Santo.
Esta semana comencé a pasar en la computadora todo mis cuadernos, sé que me va a llevar mucho tiempo, pero me hace tan bien leer lo que escribía por ejemplo en el año 1986.
Me doy cuenta que mi amor por Dios no cambió y que mi deleite está en demostrarle con lo que escribo mi admiración y mi devoción por Él.
Pero lo que más me emociona de todos estos años que estoy viviendo y compartiendo mi vida con Jesús, es su amor, su fidelidad y su amistad incondicional.
A continuación les voy a compartir unas sencillas y simples palabras que salieron de mi corazón hace 26 años atrás.

Jesús te amo

Te amo Señor Jesús…
Porque eres el Rey, mi gran Rey.
Te amo Señor Jesús…
Porque eres amor, el gran amor.
Te amo, por tu grandeza.
Te quiero por tu bondad.
Porque eres Santo, eres Maestro
El que me enseña a caminar.
Gracias Señor Jesús por ser así
Amigo fiel, porque me das tranquilidad.
Porque me amparás hasta el final.
Junto a Ti descubrí miles de cosas.
Junto a Ti viví y viviré cosas preciosas.
Porque sé que me amás.
Y te amo, Señor Jesús.
Te doy mi vida, tómala.
Y haz de mí, tu voluntad.

Tere.

Tenía tan solo 19 años de edad cuando le escribí estas letras, hoy tengo 46 años y puedo cerrar mis ojos y repetir una a una cada palabra que escribí en aquel entonces; porque mi sentimiento por Él no ha cambiado y porque el amor que nos une cada día crece más.
Yo sé que Jesús está enamorado de mí y Él sabe que yo estoy enamorada de Él.

Y lo que Jesús desea es que vos sepas que Él está enamorado de vos y que calla de amor ante tu presencia, porque cada vez que Él recuerda que dio su vida por amor a vos, Él vuelve a morir de amor por tu vida.

Ojalá en este día vos también puedas escribir y decirle estas palabras:

__Jesús yo sé que estás enamorado de mí y yo sé que vos sabés que estoy enamorada de vos.

!Qué Dios te bendiga!