miércoles, 15 de agosto de 2012

"TERE....DECILES QUE LAS AMO."

Hola mis amadas amigas y seguidores, como siempre les cuento, esta mañana bien temprano tomé mi Biblia, mi lista de oración, mi cuaderno, mi lapicera, mi mate, puse mi cd de Marcos Barrientos: "Avívanos",  para tener mi momento de intimidad con Dios.
Sigo aprendiendo sobre el Evangelio de San Juan y no puedo dejar de conmoverme ante tanto amor.
Cada pasaje que leo le pido al Espíritu Santo que me de sabiduría, discernimiento y entendimiento para poder aprender y poner por obra la Palabra de Dios.
Luego de leer la Biblia, oré como siempre hago y de repente tuve la necesidad inmensa de hacer silencio ante la Presencia de Dios; con mis brazos levantados y con un clamor interno de querer recibir más de su presencia, comencé a sentir un calor suave rodeando mi vida.
Parecía una brisa fresca que me envolvía y me acariciaba; me quedé inmóvil, quieta, no quería por nada perder lo que estaba sintiendo.
De repente siento que Dios habla a mi corazón:

__Tere... Deciles que las amo.

Luego sentí que el Espíritu Santo me guiaba a tomar  papel y a escribir lo que Dios ponía en mi corazón.
Quiero compartirte cada letra, quiero que sientas vos también que Jesús  te ama y que anhela tener un encuentro personal con vos.
Deseo que puedas despojarte de todo peso, de toda carga que estás llevando y que levantes tus brazos y recibas lo que Dios tiene para tu vida.

Te invito a que leamos lo que el Espíritu Santo puso en mi corazón:


Deciles que las amo...
Y que siempre escucho el clamor.
Ese clamor profundo que sale de cada corazón.
Deciles que las amo...
Y que siempre atento estoy.
Que las miro por las noches.
Y en el día les derramo mi favor.
Deciles a mis hijas que las amo.
Que tengo planes con sus vidas.
Que soy Dios poderoso y que sano toda herida.
Deciles que las amo y que anhelo sanarlas.
Que mi mano está extendida, sobre cada una de ellas.
Deciles que soy fiel, justo  y verdadero.
Que soy Dios soberano y eterno.
Deciles a mis hijas que las amo.
Que soy fiel y que en mi presencia las espero.
Deciles que me busquen, que no se desanimen.
Que se entreguen cada día a mí y no abandonen la fe.
Deciles que las amo...
Que deseo restaurarlas.
Que ya no miren hacia atrás.
Que se extiendan en mí.
Tere...Deciles a mis hijas que las amo.
Que se animen a creer en mí.
Que tengo dones para darles.
Que aviven el fuego interior.
Que se sumergan en mis ríos.
Y que reciban de mi unción.
Deciles que suspiro de amor por ellas.
Que soy Padre Celestial.
Que tengo bendiciones para derramar.
Que levanten sus brazos, que reciban lo que les doy.
Que se postren en mi presencia y me rindan adoración.
Deciles que son sólo mías y que se levanten en fe.
Que se vistan de mi armadura.
Que declaren de mi Palabra.
Deciles que hoy las estoy llamando y sanando el corazón.
Deciles que tengo tesoros de bendición.
Deciles que veo sus lágrimas,  que sé de cada petición.
Deciles que se encierren en secreto, para buscarme en adoración.
Deciles que las amo y que vengan a mí.

San Juan 4:23 Mas la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque también el Padre tales adoradores busca que le adoren. 
4:24 Dios es Espíritu; y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que adoren. 


San Juan 7:37 ......Si alguno tiene sed, venga a mí y beba. 7:38 El que cree en mí, como dice la Escritura, de su interior correrán ríos de agua viva.

!Qué Dios te bendiga!