viernes, 31 de agosto de 2012

!QUIERO CAMBIAR......SEÑOR!!

Hola queridas amigas.... ¿Cómo están hoy?
Acá en Buenos Aires es un hermoso día de sol, tenemos una temperatura agradable, parecería que todo se está preparando para el mes que viene con la llegada de la primavera.

Esta mañana estaba orando y estaba clamando a Dios por las peticiones de oración que tengo anotadas en mi lista y entre ellas están ustedes; y me recordé a tantas bellas mujeres de Dios que están pasando por diferentes luchas espirituales, tal vez algunas veces luchando contra algún pecado determinado y sentí la necesidad de tomar desde el corazón de ellas las letras que coloqué en el título:

__!Quiero cambiar...Señor!!


Hoy es un gran día para orarle  a Dios y despojarse de todo carga pesada que está oprimiendo tu corazón y tu mente y así entrar al fin de semana con tu vida descansada por haber estado en la presencia de Dios, por haber confiando en Él y haber puesto tu vida a cuenta con tu Salvador, nuestro amado Jesucristo.



1 de juan 1:9 Si confesamos nuestros pecados, Él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad.

¿Qué pecado sentís y sabés qué estás cometiendo y qué te está apartando de Dios?

Tal vez...fornicación, adulterio, lesbianismo, pornografía, masturbación, celos, envidia, orgullo, incredulidad, avaricia, chisme, contienda, odio, rencor, robo, muerte, malos pensamientos, curanderismo, ocultismo, magia negra, espiritismo, blasfemia, lascivia, gula, swinger, murmuración, falso testimonio, mentiras, violencia, malas palabras, etc.

1 de Pedro 5:7 echando toda vuestra ansiedad sobre Él, porque Él tiene cuidado de vosotros. 

¿Estás bajo estado de ansiedad, de preocupación, de angustia?

Tomate bien fuerte de este texto bíblico, identificá lo que te pasa y entregá cada una de tus ansiedades en las manos de Dios, porque Jesús tiene cuidado de tu vida, El Esp. Santo está para ayudarte.

Romanos 8:26 Y de igual manera el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad; pues qué hemos de pedir como conviene, no lo sabemos, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles. 

¿No sabés cómo orar, como pedirle a Dios por lo qué te pasa?

Dejá que el Espíritu Santo te guíe, Él clama por vos con gemidos indecibles, Él intercede por tu vida y por tu hogar.
Tenés que tomar la decisión hoy de poner tu vida a cuenta con Dios, de arrepentirte de tus pecados, de echar sobre Jesús tus ansiedades, de tener momentos de intimidad con El Esp. Santo creyendo y clamando porque ninguna oración vuelve vacía.
Dios tiene sus oídos atentos al clamor de sus hijos.

No dejes de orar, aunque no tengas ganas, no dejes de leer la Biblia, aunque sientas que te aburre, no dejes de clamar al Espíritu Santo aunque sientas que no te escucha.
Porque te aseguro que cuando comiences a vencer, cuando te dispongas a orar, a leer la Biblia a buscar de la presencia de Dios los cielos serán abiertos sobre tu vida.

En este fin de semana no dejes de buscar una Iglesia y congregarte, tenés que ir y escuchar la Palabra de Dios, tenés que unirte al pueblo de Dios en alabanza y adoración!!

Tengo la necisidad ahora mismo de decirte y aparte porque lo estoy sintiendo en mi propia vida, que te dejes amar por Jesús.
Amiga en este momento mientras te escribo, siento la presencia suave del Espíritu Santo rodeando mi vida, siento el perfume dulce de Jesús conmigo, siento el amor de Dios rodeando mi ser y siento en mi corazón que lo mismo Dios quiere darte a vos.

A veces me escriben y me dicen que quieren tener la relación que tengo con Dios, como si yo fuera algo especial, como si haría algo especial; quiero decirte que Dios no hace acepción de personas, que Dios desea hacer con tu vida no lo que hace conmigo, sino aún cosas mayores.



Soy una simple mujer, ama de casa, esposa y mamá; mi vida transcurre en mi hogar, limpio, cocino, plancho, lavo, hago compras, todo igual que vos, o a lo mejor yo hago menos cosas que vos; también voy a la iglesia, oro, leo la Biblia, paso mucho tiempo buscando de Dios, es mi prioridad, también cometo erroes como cualquiera, en fin, todo lo que le pasa a un ser humano.
Pero hay algo que tengo por seguro, sé lo que significa Jesús para mí, sé que si no tengo al Espíritu Santo conmigo me muero, me seco, mi vida espiritual entra en agonía, tengo en claro el gran amor de Dios al darnos a su Hijo Jesús y no dejo de agradecerle.
Una de mis prioridades es honrar a Dios con mi vida, tengo una vida en santidad, me analizo cada día a través de la Palabra de Dios y de su Santo Espíritu.
No entiendo otra cosa para mi vida y para mi familia que no sea de la mano de Dios, si no lo tengo me muero.

Te invito ahora, a que podemos juntas  a través de mi blog, así unidas leyendo estas palabras que le podamos  decir a Dios:

Te amamos Padre querido, te consagramos una vez más nuestras vidas para Tí, para amarte, para honrarte y para servirte.
Padre amado, en el nombre de Jesús, tus hijas unidas te decimos hoy....háblanos hermoso Dios, porque tus siervas oyen.

Amén. (Así sea)

Con cariño: Tere.

!Qué Dios te bendiga!