martes, 28 de agosto de 2012

"DIOS QUIERE HACERTE LIBRE DE HABER REALIZADO ABORTO"

En estos días he recibido en mi blog unos comentarios sobre lo que publiqué del aborto, pude observar a través de aquellas letras, la desesperación de estas mujeres.
Inmediatamente me recordé las veces que Dios me permitió escuchar y ayudar a mujeres que estaban bajo la culpa, la opresión, la depresión y el deseo a morirse a causa de haber realizado un aborto.
He hablado con jovencitas, con mujeres de mediana edad y aún con mujeres de ochenta años que toda su vida han llevado como pesada mochila la carga y la angustia de haber abortado.
También he podido ser testigo de cómo Jesús las ha libertado, cómo les ha borrado de sus corazones toda culpa y tristeza, por el simple y profundo hecho de que ellas se arrepintieron y se pusieron en las manos de Dios para comenzar con Él una nueva vida.
Estoy orando para que El Espíritu Santo me de sabiduría para tratar este tema hoy y no quiero que nadie se sienta juzgada o piense que Dios no quiere hacerles libre. Por el contrario, Jesús vino a darte paz, esa paz que sobrepasa todo entendimiento, Jesús dio su vida para perdón de los pecados y Él tiene su mano extendida ahora mismo para sacarte de tu pesar, de tu tormento y llevarte a un lugar de excelencia por el poder de su amor.

Mujeres queridas que han realizado aborto, quiero que abran ahora el corazón y reciban salvación, liberación y restauración en el nombre de Jesús.
Vamos a analizar juntas lo que dice la Palabra de Dios.

En primer lugar quiero invitarte a recibir a Jesús en tu corazón para que así puedas ser una nueva criatura en Cristo Jesús.

Repetí estas palabras creyéndolas con todo tu corazón:

Amado Dios en el nombre de Jesús me arrepiento de todos mis pecados, renuncio ahora a cada uno de ellos y recibo a Jesucristo como mi Señor y salvador. Por favor anotá mi nombre en el libro de la vida.
Te necesito, declaro  que sos el único Dios verdadero y el dueño de mi vida.
Espíritu Santo te pido en este momento que me llenes de tu presencia.
Te lo pido todo en el nombre de Jesús.
Amén. (Así sea). (San Juan 3:16)

2 de Corintios 5:17 De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas.
5:18 Y todo esto proviene de Dios, quien nos reconcilió consigo mismo por Cristo, y nos dio el ministerio de la reconciliación; 


Isaías 53:5 Mas Él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre Él, y por su llaga fuimos nosotros curados.

Quiero que sepas que Jesús llevó tus pecados en la cruz y por Él y en Él tenés perdón, Él ya pagó el precio, ahora lo que tenés que hacer es arrepentirte de corazón, seguirle a Cristo y tener una vida en santidad, tenés que orar, leer la Biblia y buscar una iglesia en dónde puedas ir y recibir contención y crecimiento espiritual.
Jesús por medio de Él te hace una nueva criatura y te dice, lo pasado, aquello que hiciste y te arrepentiste, para mí ya no existe más, tengo cosas nuevas para vos.
Jesús te reconcilia con Dios y gracias a su misericordia estás libre.

1 de Juan 1:9 Si confesamos nuestros pecados, Él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad. 

Este texto de 1 de Juan nos enseña que debemos confesar nuestros pecados y como Jesús es fiel y siempre cumple su palabra, Él te perdona y te limpia.
Por eso quiero que me permitas que te guíe en oración para que puedas ser libre del pecado de aborto, para que puedas ser libre de la culpa y todo lo que te genera el haber abortado.

Repetí estas palabras con todo tu corazón:

Padre amado, ahora que he recibido a Jesús como mi salvador, vengo a Tí Señor para pedirte perdón por el o los abortos que he realizado.
Padre en el nombre de Jesús renuncio a todo aborto, me arrepiento ahora de haber abortado y prometo no volverlo a hacer más.
Padre en el nombre de Jesús, me arrepiento y te pido perdón por todo aborto que hay en mi vida y mi familia, también me perdono Señor por lo que hice y le pido perdón al bebé que aborté.
Señor declaro que en Cristo quien me fortalece puedo ahora tomar autoridad y sacar y renunciar a la culpa que me genera haber abortado, renuncio a la depresión, a la amargura, al resentimiento, al temor, al deseo de morirme y matarme, renuncio en Cristo a la frustación, al odio, a la falta de perdón, renuncio a sentirme una mala persona, renuncio en Cristo a sentir que nunca tuve que haber nacido, renuncio ahora mismo a toda atadura mental que estoy sintiendo, renuncio al temor que me genera mirar a los niños porque siento que me acusan, renuncio a sentir en mis oídos y en mi cabeza el llanto de bebés, renuncio al temor de pedirte ayuda por miedo a que estés enojado, renuncio al odio que siento por los hombres y por mi misma, renuncio en Cristo Jesús a no tener espectativa de vida y a creer que nunca me vas a perdonar, renuncio a la incredulidad, al suicidio y a todo lo que siente mi cabeza creyendo que me estoy volviendo loca, renuncio al temor de no volver a poder ser mamá o tal vez al temor que tengo de volver a abortar, me declaro libre ahora en Cristo Jesús.
Señor por favor ayudame, te lo ruego con todo mi corazón, te necesito para ser libre de una vez por todas, porque estoy viviendo en un tormento continuo.
Padre querido perdono a la persona con quien  he concebido el bebé, perdono a quien me indujo a hacerme el aborto, perdono a la o las personas que me hicieron el aborto, perdono y me declaro libre de toda opresión que había en el lugar en dónde me hicieron el aborto.
Señor renuncio a toda maldición familiar, a todo aborto que pudieron haber realizado mis antepasados, los renuncio ahora y cubro mi vida y mi descendencia con la sangre de Cristo Jesús.
Padre querido, en el nombre de Jesús necesito decirte que también te perdono a vos, porque creo que muchas veces me pudiste haber ayudado y no lo hiciste o que pudiste haber evitado que me hiciera el aborto y no lo hiciste, perdoname por pensar así, pero como vos todo lo conocés, no quiero que ningún sentimiento quede escondido en mi corazón.
Espíritu Santo por favor te pido que me llenes de tu presencia, que la paz y el amor de Dios toquen mi vida y llenen mi corazón.
Declaro que ya no voy a cometer más aborto, declaro que voy a honrarte con mi vida, declaro que me siento perdonada en Cristo Jesús y que hoy comienza para mí una nueva vida en Cristo Jesús.
Amén. (Así sea).

Salmo 103:1 Bendice, alma mía, a Jehová,
Y bendiga todo mi ser su santo nombre.
103:2 Bendice, alma mía, a Jehová,
Y no olvides ninguno de sus beneficios.
103:3 El es quien perdona todas tus iniquidades,
El que sana todas tus dolencias;
103:4 El que rescata del hoyo tu vida,
El que te corona de favores y misericordias;
103:5 El que sacia de bien tu boca
De modo que te rejuvenezcas como el águila.


Amada amiga si hiciste la oración, te invito a que declares el Salmo 103 para tu vida, que bendigas a Dios por tu liberación y tu salvación.
Te aliento a que le hables a tu alma y declares que Dios es quien te perdona, te restaura, se lleva tus dolencia, quien rescata del oyo tu vida, quien te corona de favores y misericordia. Dios saciará de bien tu boca hoy, para que vos puedas a través de tu experiencia entender con el corazón a otras mujeres y lleves a sus vidas la vida de Cristo.

Amiga en dónde te encuentres te digo:

Isaías 60:1 Levántate, resplandece; porque ha venido tu luz, y la gloria de Jehová ha nacido sobre ti. 

Nunca te olvides que hay alguien que está a tu lado las 24hs.  su nombre es Jesús; para Él sos especial tesoro y hoy hay fiesta en los cielos por tu salvación, por tu liberación, por tu restauración.

San Juan 10:9 Yo soy la puerta;
el que por mí entrare, será salvo;
y entrará, y saldrá, y hallará pastos. 
10:10
El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir;
Yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia. 10:11 Yo soy el buen pastor; el buen pastor su vida da por las ovejas.

No bajes los brazos, tu vida vale para Dios, Él te hizo libre hoy!!

Con cariño: Tere.

!Qué Dios te bendiga!