miércoles, 18 de julio de 2012

"YO QUIERO SER MUJER VIRTUOSA...."

Yo quiero ser mujer virtuosa
y llenar tus piés con mi adoración.
Quiero ser mujer virtuosa
y honrar con mi vida tu corazón.
Yo quiero ser mujer virtuosa,
ser feliz y gozarme en tu amor.
Quiero ser mujer virtuosa
y llevar mi hogar con tu fresca unción.

Necesito de tu guía, de tus consejos
y de tu aliento diario.
Necesito de tu renuevo,
de tus abrazos y de tu consuelo.
Necesito de tu perfume,
de tu aceite y de tu paz.
Necesito de tu sabiduría para cada día,
llevar adelante mi hogar.

Señor...queremos ser mujeres virtuosas, dignas de adorarte y darte loor.
Señor...queremos ser mujeres virtuosas con las manos extendidas en adoración.
Danos de tu presencia para no desfallecer, danos de tus fuerzas para vencer.
Señor...queremos ser mujeres virtuosas, llenas de tu amor.
Señor...queremos ser mujeres virtuosas y que pongas oleo de alegría en nuestro corazón.
Danos tu renuevo, tu salud, tu bendición, danos de tu aroma y de tu verdad.

Te amamos precioso Jesús, necesitamos cada día como mujeres que llevamos adelante una familia, un hogar, de tu presencia.
Padre amado no nos sueltes de tu mano por favor, que tu unción inunde nuestros corazones.
Danos la sabiduría que necesitamos para llevar adelante la crianza de nuestros hijos, danos sabiduría de lo alto para no ser necias sino sabias y entendidas en Tí.
Espíritu Santo te rogamos que nos llenes de tu Santa Presencia, que nos renueves, que nos des un cánto de alabanza nuevo, que nuestro corazón recupere ese primer amor, el primer amor cuando hemos conocido a Jesucristo.
No permitas Padre que nuestra vida pierda tu presencia, no permitas que el gozo de la salvación se vaya de nuestro corazón, no permitas que le creamos a las artimañas del diablo, no permitas que las circunstancias que nos rodean nos roben la paz.
Queremos ser una generación de mujeres sabias, mujeres intercesoras, mujeres que dejan huellas de paz, de amor y de sabiduría, queremos ser una generación de mujeres que se levantan en el nombre de Jesús y cubren en oración a sus familias, mujeres que podamos ayudar a través de Cristo a otras mujeres.
Padre de la gloria, te lo rogamos todo en el nombre precioso de tu hijo Jesucristo.
Amén. (Así sea)

Proverbios 31:10-31

!Qué Dios te bendiga!