lunes, 2 de julio de 2012

"UN 98% O UN 2%"...¿QUÉ VAS A DECIR?


Cuando estaba enferma y clamaba a Dios para que me sanara, en ese proceso comencé a cambiar mi actitud frente a la enfermedad.
Ya no me enfocaba en lo mal que estaba sino que comenzaba a declarar lo poquito mejor que me sentía.
Así que cada vez que alguien me preguntaba cómo me estaba yo le decía:
__Hoy me siento un 2% mejor.



Mi proceso de sanidad duró dos años y en esos años muchas veces sentía una mejoría pero sin embargo cuando más declaraba sanidad, más empeoraba.
Pero no me rendí, no declaraba derrota, sino que me enfoqué en trabajar junto al Espíritu Santo en mis emociones y Él se ocupaba de sanar mi físico.

Y así en ese proceso, comencé a notar que mi físico mejoraba, comencé a ver que ya estaba un 60% mejor , un 75% mejor, un 82 % mejor, hasta que llegó el día que cumplí los 39 años de edad y me dí cuenta que ya estaba un 100% sana.

Este año voy a cumplir 46 años de edad, sí ya sé, soy una niña todavía, ja,ja, por lo menos así me siento, Dios renovó sus fuerzas en mí.

No es fácil en medio de una enfermedad terminal, en medio de una situación límite, en medio de un problema declarar en positivo, declarar ese poquitito % que vemos de mejoría, pero vale la pena cambiar nuestra manera de pensar, vale la pena poner nuestros ojos en Jesús y dejar que su Santo Espíritu transforme nuestras vidas.

¿Qué vas a decir hoy...qué estás un 98% peor, o qué estás un 2% mejor?

El comenzar a declarar la Palabra de Dios sobre nuestras vidas nos vivifica, nos alienta, el dejar nuestra enfermedad en las manos de Jesús nos fortalece, el relacionarnos con el Espíritu Santo nos lleva a levantar nuestra mirada de lo natural, para extendernos en Cristo Jesús al plano sobrenatural, justo allí donde suceden los milagros.
Dios es un Dios que se mueve en lo sobrenatural, que se deleita en hacer posible nuestros imposibles.
Dios desea bendecir tu vida y tu corazón.

Te deseo un comienzo del mes de Julio en victoria en Cristo Jesús.
!Qué su gracia, su favor, su misericordia estén sobre tu vida y tu hogar!

No dudes ni un segundo en ir a Jesús con todas tus cargas, porque en Él hay descanso para tu alma, Él tiene verdes pastos para vos, Él tiene el agua que sacia tu sed.

Mateo 11:28  Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar.
Con cariño: Tere.


Muchas gracias Portal Evangelismo por publicar mi testimonio en tu blog, es un honor para mí.
http://jardimdolibano.blogspot.com.ar/

!Qué Dios te bendiga!