miércoles, 18 de julio de 2012

!SÉ VOS MISMA....!!

!Cómo olvidar aquel día en qué me tocó dar un taller en un retiro espiritual, cómo olvidar los nervios qué viví y qué casi me hacen retroceder, todo...por no atreverme a ser yo misma en Cristo Jesús!
Era una mañana muy fría, hace casi dos años atrás, me habían invitado para participar de un retiro espiritual y ser la encargada de cerrar el retiro, tenía que llevar la Palabra y luego hacer el llamado para orar por las personas que pasaran adelante.
!Qué gran responsabilidad, tener qué dar una palabra de sanidad interior y además que las personas puedan retirarse con una ministración qué las llenase y les confirmase todo lo qué habían recibido durante el día!
Hubo alabanzas, hubo estudios de la Palabra, fueron algunas profesionales para tratar diferentes temas, almorzamos juntas, seguimos compartiendo cada tema que nos traían, hasta que ya caída la tarde le tocó dar la enseñanza sobre adicciones a la persona que iba antes que yo.

Si ustedes la hubieran visto, hubiesen disfrutado tanto de sus palabras, se sentó, abrió tranquilamente sus estudios, sonrió, tenía la mirada tranquila, sus movimientos eran suaves, era un momento digno de disfrutar, lástima que yo comencé a sudar de tantos nervios.
Tuve una lucha interna horrible, comencé a decirle al Espíritu Santo palabras como estas:

__Yo no voy a dar nada, me quiero ir, fijate lo bien que habla esta mujer, que tranquila está, no se mueve practicamente, todo en ella es armonía, sin embargo yo....no puedo permanecer sentada, camino mientras hablo, algunas veces escúpo cuando hablo, ja,ja, (las que me conocen saben que me bromeo mucho con esto, ja,ja....), Señor no puedo ir, por favor que termine ahora, que me tenga que ir, no quiero pasar adelante.

Pero El Espíritu Santo que es tan paciente, que todo lo sabe y que su especialidad es alentarnos habló a mi corazón así:

__Tere, la necesito a ella y te necesito a vos.
La necesito a ella con su serenidad para tratar con calma y dar buena información sobre las adicciones y te necesito a vos, con tu ímpetu, con tu espontanidad, para tocar el corazón de las mujeres que necesitan sanidad interior.
Tere la necesito a ella, con su manera tan amorosa y pausada al hablar porque una mamá que tiene a un hijo o un esposo en drogas, necesitan que le transmitan paz y sobre todo que la información sea clara.
Te necesito a vos, cuando dejás que ponga en tus labios chistes, bromas y a la vez palabra profunda, porque quiero llevar un toque de humor y a la vez tocar el corazón de aquelllas mujeres que están sangrando por dentro.
Cada una de mis hijas son únicas, cada una debe estar en sintonía conmigo, porque de esa manera las puedo usar, porque a cada una las quiero en el lugar exacto, en el momento justo y con la gracias que yo les doy.

Amiga, en este día quiero alentarte y quiero decirte que te dejes usar por Dios, que no mires tu condición, que no mires a tu alrededor, que no te compares, ni te menosprecies, porque somos especial tesoro en las manos de Dios.
Mi amiga Valeria me regaló el siguiente texto bíblico y yo te lo quiero dedicar a vos también.

Sofonías 3.17 Jehová está en medio de ti, poderoso, Él salvará; se gozará sobre ti con alegría, callará de amor, se regocijará sobre ti con cánticos."


Dios se deletia en observarnos a cada una de nosotras, Él calla de amor y suspira profundamente cual papá enamorado de su hijita.
A Dios le agrada nuestro toque personal, Él se rogocija sobre nosotras, nos dotó de talentos, de dones, su favor está sobre nuestra vida, su gracia nos rodea llevándonos a vivir un estilo de vida superior en Cristo Jesús.
Dejáte usar por Dios, permitite ser moldeada en sus manos, dejá que te use y se glorifique a través de tu vida, para que puedas bendecir a otras personas.
Dios está en medio tuyo, vos ocupate de ser humilde de corazón, de que la sencillez y el amor te acompañen, no tengas mayor concepto de vos misma que el que debés tener.

Te aliento a descubrir en Cristo Jesús quien sos como mujer y quien sos como su hija; te aseguro que en el caminar con Cristo vas a descubrirte diferente, te vas a sorprender y te vas a gozar junto al Espíritu Santo por la obra maravillosa que está haciendo en tu valiosa vida.

Oremos:
Padre Dios en el nombre de Jesús te entregamos nuestras vidas en tus manos, para que nos uses, nos guíes y nos llenes de tu bendita presencia.
Amado Dios que tu Santo Espíritu inunde todo nuestro ser, nos consagramos a Tí hoy, te pedimos en el nombre de Jesús que nos muestres en qué podemos serte útil, qué tu favor y tu gracia esté sobre nosotras.
Padre precioso y poderoso, queremos ser nosotras mismas, queremos enfocarnos en la visión que tenés para cada una de nosotras.
Deseamos de todo corazón poder servirte y honrarte con nuestras vidas.
Renunciamos en Cristo Jesús a toda baja autoestima, a todo menosprecio, a todo temor a servirte, a todo temor al rídiculo y a la crítica.
Señor levantamos nuestras manos al cielo y te rogamos que tu unción nos llene, nos renueve, nos capacite y nos lleve a descubrir tu precioso plan para nosotras.
Padre he aquí háblanos, porque tus siervas oyen.
Señor estamos agradecidas y orgullosas de ser tus hijas.
Te pido ahora que bendigas a cada mujer que se ha unido a esta oración, que la levantes para tu gloria, que la uses y la corones de tu favor y de tu gracia.
Te amamos. Amén. (Así sea).

Con cariño: Tere.

!Qué Dios te bendiga!