miércoles, 11 de julio de 2012

!HAY QUÉ DESPERTARSE Y CLAMAR...!!!!

Cómo mujeres no podemos estar ajenas al clamor en oración por nuestro hogar, debemos interceder a favor de nuestra familia, ya sean hijos, sobrinos, nietos, esposos, etc.
Tenemos que tener una vida en oración, tenemos que tener comunión con Dios, leer su Palabra, buscar más de su Santo Espíritu, tenemos que vivir  una vida en santidad.
Estamos en tiempos difíciles, la maldad está desatada como nunca antes, la pornografía toma muchos hogares, arruina la vida de muchos jóvenes, lo mismo la droga, la lujuria, los vicios, la violencia, etc.
No podemos queridas amigas como mujeres cristianas mirar para otro lado o vivir lamentándonos por nuestra propia vida, por lo que hicimos o dejamos de hacer, por lo gorda o tal vez flaca que podemos estar, no amigas queridas, hay que levantarse en Cristo Jesús, hay que salirse de la autocompasión, hay que despertar y en el nombre de Cristo Jesús ordenarle a satanás que suelte a nuestra familia, que suelte a nuestros hijos, que suelte a nuestro hogar.
Hay poder en el nombre de Jesús y nosotras, aquellas que hemos recibido a Jesucristo como nuestro Salvador y Señor, tenemos poder y autoridad como hijas de Dios para decirle al diablo que se vaya en el nombre de Jesús. 

Vamos a analizar los siguientes textos bíblicos:

Jeremías 33:3 Clama a mí, y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces.

Clamar, me está hablando, me está instando a orar intercediendo con gemidos, desde lo profundo de mi ser, a solas en intimidad con Dios, poniéndome en la brecha por los míos.
Dios oye y también responde y en ese clamor nos va a revelar qué es lo qué está pasando, tal vez con un hijo/a, y así con ese discernimiento que el Espíritu Santo nos da, podemos en el nombre de Jesús doblar rodillas y clamar ordenando que todo lo malo salga en el nombre de Jesús y cubriendo la vida de nuestra familia con la sangre preciosa de Cristo.

1 de Pedro 5:8 Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar;

Tenemos un enemigo de nuestra alma, que se llama satanás, él se presenta simulando ser un león, con un rugido que no tiene, pero que nosotras con nuestro temor y nuestra falta de comunión con Dios, podemos creer que nos va a devorar.
Amigas, satanás está vencido en el nombre de Jesús y Jesús es El León de la Tribu de Judá!! Él vive, reina y está con nosotras como poderoso guerrero para defendernos.
!Clamemos a Jesús...no le creas al diablo, declará qué tu vida, tu esposo, tus hijos son de Cristo, declará palabra de bendición, de vida sobre ellos!!!!

Apocalipsis 5:5 Y uno de los ancianos me dijo: No llores. He aquí que el León de la tribu de Judá, la raíz de David, ha vencido para abrir el libro y desatar sus siete sellos.

!Gloria a Dios por Jesucristo El León de la Tribu de Judá....Él te defiende, por favor creele, poné tu vida a cuenta con Dios y las mentiras del diablo van a huir de tus oídos...satanás está vencido, Jesús es El Rey!!!!!!

Hechos 1:8 pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra

¿Poder para qué?... para testificar solamente, para predicar o poder también para tomar autoridad en Cristo y por medio del Espíritu Santo trayendo revelación a nuestras vidas, decirle a todo demonio de pornografía, de drogas, de vicios, o como se llame, que tome sus sucias cosas y se vaya de nuestro hogar!!!
!Busquemos del Espíritu Santo, dejémos qué Él nos guíe, nos enseñe, nos capacite, nos llene de poder y unción en Cristo Jesús!!

Filipenses 2:9 Por lo cual Dios también le exaltó hasta lo sumo, y le dio un nombre que es sobre todo nombre,
2:10 para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra;
2:11 y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre.


Dios exaltó a Jesús, le ha dado un nombre que es sobre todo nombre y es en su nombre y en el de nadie más, que toda lengua confesará que Jesús es el Salvador.
Es en el nombre de Jesús que todo gigante que se nos presenta para oprimirnos tiene que huir en el nombre de Jesús.
Es en el nombre de Jesús que nos levantamos como sus hijas para clamar por nuestro hogar.
Es en el nombre de Jesús que las cadenas caen, que las enfermedades son sanadas, que los oprimidos por el diablo son libres.

!Claro qué no es fácil levantarse para interceder a favor de alguien o de alguna situación!!...¿Sabés por qué?... Porque la lucha espiritual crece a nuestro alrededor, satanás quiere frenar que vos te levantes y ores, te va a desanimar, tal vez te sientas mal, tal vez alguien se levante y te insulte, no sé, todo el clima cambia.
Pero te doy un consejo, perseverá, no te desanimes, confiá, clamá, orá, ayuná, lee la Biblia, buscá una compañera llena del Espíritu Santo que se ponga a tu lado y oren.
Sé lo que estoy diciendo, nada de lo que escribo no lo viví antes, sé lo que es orar y que todo se desate en tu contra, sé lo que es sentir que de repente te invade un gran desánimo, pero sé que tengo un Dios tan poderoso que cuando clamo pidiendo su ayuda, manda a sus ángeles para que peleen por mí y siento como los aires cambian, comienzo a sentir que me elevo por encima de los problemas, comienzo a ver con los ojos de la fe, comienzo a alabar, comienzo a sentir que El Espíritu Santo ministra mi vida con poder.

!Hay victoria en Cristo Jesús...vale la pena orar, ninguna oración vuelve vacía, Dios siempre detiene el mundo ante el clamor de uno de sus hijos!!

Te aliento en este día, a que puedas ir a la presencia de Dios y comenzar a tener una vida en oración, una vida rendida a Dios, una vida guiada por El Espíritu Santo y te aseguro que satanás huye cuando las hijas de Dios clamamos a Jehová de los ejércitos.

Con cariño: Tere.

!Qué Dios te bendiga!