sábado, 23 de junio de 2012

"TENGO GANAS DE GRITAR BIEN FUERTE...TE AMO"

De repente cerré mis ojos y  comencé a pensar en Tí; y mis vestidos se hicieron blancos y el perfume de tus flores envolvieron mi ser.
Sentí tu dulce mano acariciando mi rostro y como una pequeña niña me acuné en tus brazos y me dormí.
Y en un instante te escribí estas letras, con las palabras guardadas  en mi corazón.
Y es mi deseo amor mío, que las tomes en tu presencia y así poder llenar  tu trono con mi adoración.
Te amo Jesús.



Hoy tengo ganas de gritar bien fuerte ....te amo.
Tengo ganas de susurrar a tu oído palabras de amor.
Tengo ganas de abrazarte bien fuerte hasta llenarte de mi fragancias.
Tengo ganas de escribirte la mejor melodía que sale de mi corazón.
Hoy tengo ganas de mirar por mi ventana  y saludarte.
Tengo ganas de reír como una niña y cobijarme en tus brazos.
Tengo ganas de saltar de alegría por las respuestas contestadas.
Tengo ganas de quedarme callada ante tu majestad.
Hoy tengo ganas de abrazar a una amiga y brindarle mi cariño.
Tengo ganas de correr bien fuerte y no parar.
Tengo ganas de seguir viviendo para poder honrarte.
Tengo ganas de postrarme y nunca dejarte de adorar.
Y hoy que miro hacia atrás y veo tu fidelidad,
mi corazón late fuerte por tu lealtad.
Y hoy que miro a mi hogar, mi familia y mis hijos,
lloro de alegría por tu bondad.
Amado y precioso Jesús, amor de mi vida.
No puedo dejar de decirte el amor que siento por vos.
No puedo callar la admiración que te tengo.
No puedo dejarte de adorar y proclamar tu verdad.
Ojalá muchas personas pudieran conocerte.
Mi Jesús el Nazareno, Rey de mi corazón.
Ojalá muchas personas pudieran recibirte,
y darte cada día honra y devoción.
!Sabés qué de vos estoy enamorada!!
!Mi Jesús divino, tu amor me cautívó!
!No sé respirar si no te tengo, no sé vivir si no es con vos!!
Te amo Dios de la gloria y siempre te amaré.
Jesús...desde mi corazón al tuyo...recibe mi amor.

Texto bíblico para meditar:

San Juan 4:23 Mas la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque también el Padre tales adoradores busca que le adoren. 
4:24 Dios es Espíritu; y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que adoren. 


Ese es mi deseo, poder adorar a Dios de la manera que cita San Juan 4:23-24.
...¿Y vos?....  me imagino que también.
!Te deseo en dónde te encuentres, qué Dios te bendiga, qué su Santo Espíritu te salga al encuentro, qué seas lleno/a del conocimiento de Dios, qué su favor esté sobre tu vida y tu hogar, qué puedas ser feliz en Cristo Jesús, qué cada día al despertar puedas darle gloria a Dios por darte la oportunidad de vivir un nuevo día.
No dejes de amar y adorar a Dios, no te guardes las palabras y los besos que le corresponden a tu familia, no te maltrates sino dejá que Dios te muestre el plan maravilloso que tiene para vos.
Abrazá a tus padres, amá a tu esposo y a tus hijos, animate a mirar el cielo y dejar que el sol acaricie tu bello rostro, dejá a Dios obrar en tu corazón.

¿Te animás a decir conmigo?...Jesús te amo, sos mi vida, te necesito, estoy enamorada de vos, sos mi todo y mi esperanza está en Tí.
Espíritu Santo te necesito, llename de tu presencia, quiero descubrir de tus maravillas cada día, quiero vivir una vida superior en Cristo Jesús.

Con cariño: Tere.

!Qué Dios te bendiga!