martes, 12 de junio de 2012

!QUÉ HERMOSA PALABRA PARA NUESTRO CORAZÓN!

Proverbios 3:1 Hijo mío, no te olvides de mi ley,
Y tu corazón guarde mis mandamientos;
3:2 Porque largura de días y años de vida
Y paz te aumentarán.
3:3 Nunca se aparten de ti la misericordia y la verdad;
Atalas a tu cuello,
Escríbelas en la tabla de tu corazón;
3:4 Y hallarás gracia y buena opinión
Ante los ojos de Dios y de los hombres.
3:5 Fíate de Jehová de todo tu corazón,
Y no te apoyes en tu propia prudencia.
3:6 Reconócelo en todos tus caminos,
Y Él enderezará tus veredas.
3:7 No seas sabio en tu propia opinión;
Teme a Jehová, y apártate del mal;
3:8 Porque será medicina a tu cuerpo,
Y refrigerio para tus huesos. 


Padre amado y querido, en el nombre de Jesús te pedimos perdón por nuestros pecados.
Señor poderoso y amoroso, te rogamos que tu Espíritu Santo nos llene en este día y nos conduzca a tu presencia y a tocar con nuestra oración tu precioso corazón.
Amado Dios que nunca nos olvidemos de tu ley, de vivir bajo tu Palabra, haciendo tu voluntad, al igual que nuestros hijos y toda nuestra familia.
Te rogamos que tu paz sea en nuestro corazón y en nuestro hogar.
Te pedimos que tu gracia esté sobre nosotros y que tu favor nos acompañe siempre.
Te reconocemos como el único Dios verdadero, nuestra reverencia y nuestro temor santo es para Tí.
Libranos en este día y siempre, al igual que a nuestra familia, de vivir en nuestra propia opinión, ayudanos a discernir el mal camino para apartarnos de todo lo que no te agrada.
Señor, por medio de Jesús tu Santo Hijo, recibimos medicina y refrigerio para nuestro cuerpo, creemos en Tí, creemos en el sacrificio de Jesucristo y que por medio de Él y por Él tenemos vida eterna, creemos en el poderoso Espíritu Santo intercediendo por nuestras vidas y dándonos poder para vencer en Cristo Jesús.
Amado Señor, declaramos victoria en este día, declaramos salvación, salud, restauración y prosperidad en cada área de nuestras vidas y familias, en el poderoso nombre de Jesús.
Amén. (Así sea)

!Qué Dios te bendiga!