viernes, 15 de junio de 2012

"PARA TÍ...QUÉ ESTÁS PASANDO UN MOMENTO DIFÍCIL"

Esta mañana, como cada día bien temprano, estaba teniendo mi momento de oración y lectura de la Biblia.
Estoy leyendo el libro de Efesios en el Nuevo Testamento.
Luego estuve orando y en mi oración le presenté a Dios las peticiones de cada mujeres que me escriben que están padeciendo enfermedad, violencia, conflictos, injusticia, problemas familiares, etc. también por aquellas hermanas de distintas iglesias que están sufriendo y también  por aquellas mujeres  que he conocido en alguna circunstancia, etc.
Pensé...!Cuánto sufrimiento, cuánto sufrimiento Dios mio!
Y me recordé las veces que he sido y soy muy feliz y las veces que también paso momentos difíciles, de enfermedad, dificultades, luchas, etc.
Entonces pensando en cada mujer que Dios me da la oportunidad de conocer y orar; y también recordando muchas veces diferentes situaciones que he vivido, escribí la siguiente letra que se la derramé a Dios en forma de oración, con clamor, con fe, con intersección, citando su Palabra, orando en el Espíritu, creyendo que en el nombre de Jesús está nuestra bendición y sé que para Dios ninguna oración vuelve vacía.
Si estás sufriendo, si estás pasando algún momento difícil, o si conocés a alguien que está así, te comparto el siguiente escrito, es mi deseo que te sea de bendición y puedas poner tu situación, tu causa, tu enfermedad, tu problema, en las manos de Dios.

Ayúdame a deleitarme en Tí, en el medio del problema. (Salmo 37:4)
Ayúdame a deleitarme en Tí, y tomar cada día de tu fortaleza. (Filip. 4:13)
Ayúdame a descansar en tus brazos y beber de tus fuentes. (Salmo 91:1-2)
Ayúdame a disfrutrarte sin pensar en mi presente. (Salmo 31:15)
Ayúdame a resistir al maligno y a vivir en victoria. (Santiago 4:7 y 2 de Corintios 2:14)
Bendíceme en cada mañana y llena mi ser de tu amor. (Lamentaciones 3:23)
Restaura mi alma cansada y abatida. (Salmo 46:1)
Ministra mi vida con tu Santa Unción. (Salmo 23 y 1 de Juan 2: 20 Y 27)


Te comparto los textos bíblicos que cité para que puedas leerlos y meditar en ellos.

Salmo 37:4 Deléitate asimismo en Jehová,
Y Él te concederá las peticiones de tu corazón.


Filipenses 4:13 Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.

Salmo 91:1 El que habita al abrigo del Altísimo
Morará bajo la sombra del Omnipotente.
91:2 Diré yo a Jehová: Esperanza mía, y castillo mío;
Mi Dios, en quien confiaré.


Salmo 31:15 En tu mano están mis tiempos;

Santiago 4:7 Someteos, pues, a Dios; resistid al diablo, y huirá de vosotros

2 de Corintios 2:14 Mas a Dios gracias, el cual nos lleva siempre en triunfo en Cristo Jesús, y por medio de nosotros manifiesta en todo lugar el olor de su conocimiento.

Lamentaciones 3:23 Nuevas son cada mañana; grande es tu fidelidad. 

Salmo 46:1 Dios es nuestro amparo y fortaleza,
Nuestro pronto auxilio en las tribulaciones.


Salmo 23:5 .....Unges mi cabeza con aceite; mi copa está rebosando.
23:6 Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida,
Y en la casa de Jehová moraré por largos días.



1 de Juan 2:20 Pero vosotros tenéis la unción del Santo, y conocéis todas las cosas. 

1 de juan 2:27 Pero la unción que vosotros recibisteis de Él permanece en vosotros, y no tenéis necesidad de que nadie os enseñe; así como la unción misma os enseña todas las cosas, y es verdadera, y no es mentira, según ella os ha enseñado, permaneced en Él. 

!No nos olvidemos en este día y siempre de poner nuestros ojos solamente en Jesús!

Hebreos 12:2 puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, el cual por el gozo puesto delante de él sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del trono de Dios. 

Amiga cuando te invada el dolor, poné los ojos en Jesús, porque en Él está tu socorro, tu fortaleza, Él es tu abogado.
Te deseo que la Unción del Santo invada tu vida y te de salud en todas las áreas.

Con cariño: Tere.

!Qué Dios te bendiga!