lunes, 25 de junio de 2012

"OREMOS POR NUESTROS HIJOS...."

Ezequiel 22:30 Y busqué entre ellos hombre que hiciese vallado y que se pusiese en la brecha delante de mí, a favor de la tierra, para que yo no la destruyese; y no lo hallé. 

Tengo la necesidad inmensa de decirle a Dios que aquí estoy, que quiero que use mi vida para colocarme en la brecha delante de quien lo necesita, no quiero que mi Dios diga:
__Tere estuve mirando sobre tu vida, sobre tu hogar, necesitaba quien haga vallado en oración y no te encontré.
Por eso amigas cada día comienzo mi vida en oración, buscando la guía del Espíritu Santo para leer la Biblia, para orar e interceder.
Dios quiera que como mujeres, Dios nos pueda encontrar cada día en la brecha orando a favor de nuestras familias, de nuestros hijos, de nuestros sobrinos y de nietos para quienes  los tienen.

Y este texto de Jeremías vino a mi mente y a mi corazón:
Jeremías 33:3 Clama a mí, y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces.

Tenemos que levantarnos con clamor a Dios a favor de nuestro hogar, de nuestros hijos, tenemos que pedirle a Dios que en el nombre de Jesús nos de sabiduría para orar.
Tenemos que pedirle al Espíritu Santo que nos de discernimiento, que nos revele lo oculto, que nos revele todo plan perverso que el enemigo de nuestras almas (satanás),  tiene en contra de nuestros hijos y familia. 

Te invito a unirte a mí en este comienzo de semana y que juntas levantemos intercesión a favor de nuestros hijos, te invito a clamar a Dios en oración, para que Él nos revele su plan para nuestro hogar.
Te invito y te aliento a ponerte de pié por dentro y te permitas ser usada por Dios para clamar en oración por los tuyos.

Oremos:

Padre Dios, en el nombre de Jesús te pedimos en primer lugar que perdones nuestros pecados.
Pedimos la presencia del Espíritu Santo sobre nuestras vidas, para que nos de sabiduría de lo alto y discernimiento para poder orar conforme a tu voluntad.
Nos despojamos en Cristo Jesús, de toda ansiedad, de todo temor, de toda culpa, de toda falta de fe, que pueda venir a perturbar nuestra intercesión.
Padre Dios cubrimos nuestras vidas, nuestros hijos y nuestra familia toda con la sangre de Cristo Jesús.
Señor nos ponemos en la brecha a favor de nuestros hijos y te pedimos en el nombre de Jesús, que tu Espíritu de salvación sea sobre ellos ahora, que tu Espíritu Santo les salga al encuentro y no los deje pecar.
Dios amado en el nombre de Jesús le prohibimos al diablo que toque a nuestra familia, reprendemos toda enfermedad, toda muerte, todo robo, todo accidente, todo mal pensamiento, toda mala amistad, toda mujer/hombre engañosa/o que se levanta en contra de sus vidas.
Padre en el nombre de Jesús, te pedimos que libres a nuestros hijos, sobrinos y nietos de toda masturbación, de toda homosexualidad o lesbianismo, de toda lujuria, de toda violación, de toda violencia de género, de toda droga, de toda promiscuidad, de toda fornicación, de todo vicio, de toda brujería, de toda obra perversa que trama satanás contra sus vidas.
Señor sacá a luz todo lo oculto para que podamos orar y en el nombre de Jesús derrivar toda asechanza del diablo sobre ellos.
Padre de la gloria en el nombre de Jesús te rogamos que tu salvación, tu unción, tu santidad, tu favor, tu misericordia, tu renuevo, tu salud, tu sabiduría, tu paz, tu amor y tu vida sea derramada sobre ellos y sobre toda nuestra familia.
Declaramos una semana bendecida, en victoria y llena de tu paz y amor, en el nombre de Jesús, amén.