miércoles, 30 de mayo de 2012

"POR LAS AMAS DE CASA"





Tengo una hermosa familia, soy ama de casa y sé lo grato que es serlo y también sé que muchas veces no lo es tanto.

¿Pero por qué digo eso, acaso no es grato ser amada de casa y llevar adelante un hogar con todo lo qué eso implica?

Las mujeres somos dadoras, tenemos ese instinto maternal, a veces con tan sólo una leve mirada ya sabemos qué pasa en nuestra casa.
Valoro muchísimo la presencia del Espíritu Santo, porque Él es mi compañero de batalla, Él me anima y me alienta cada día, Él me corrige cuando me equivoco, Él es quien intercede por nosotros.
Cada mañana en mis momentos de oración le pido a Dios en el nombre de Jesús, que su Santo Espíritu me guíe para ser mejor hija de Dios, mejor mujer, mejor esposa y mamá, etc. y no es fácil, claro que no es fácil.
No sé sí te pasa pero hay días que los amás a todos, no te importa cocinar, lavar, atenderlos, etc. pero sin embargo en otro momento, tenés ganas de ponerlos a todos incluyendo a tu perrito en un gran envoltorio y mandarlos bien lejos, ja,ja.
!Así son las emociones, cada día hay que trabajar en ellas!! S.O.S.!!!!

Ahora hablando en serio, soy agradecida con Dios por todo lo que me ha dado y me da cada día y como siempre digo lo sigo por lo que es y no por lo que me da.

Esta mañana después que me levanté tempranito, sentí que El Espíritu Santo me inquietaba a orar por cada ama de casa, en lo cual me incluyo, sentía el corazón amoroso de Jesús queriendo acariciar nuestras vidas y alentarnos en esta tarea que es de tanta responsabilidad para nosotras las mujeres.

Quiero alentarte en este día y decirte que nuestro trabajo como ama de casa no es en vano, tal vez muchas veces nos sentimos solas, sentimos que nadie reconoce nuestra labor, tal vez la sociedad en que vivimos tan actual y moderna menosprecia a la mujer que está en su casa atendiendo a sus seres amados.
Quiero decirte que Jesús desea renovar tu cansado corazón, tu físico fatigado, tu mente oprimida y levantar en vos a una mujer que tenga las fuerzas que sólo Jesús te puede dar, para emprender cada día el gran desafío que tenés por delante.

Oremos:

Padre Dios en el nombre de Jesús te pido hoy por cada ama de casa, por esa mujer que tal vez está cuidando a un familiar enfermo y no tiene tiempo ni para mirarse al espejo; o quizas tiene a cargo a sus hijos, sus padres ancianos y un montón de deudas encima y se siente agobiada y frustrada.
Padre amado te pido por cada mujer que siente o le han hecho creer que ser ama de casa es ser poca cosa, es no figurar para esta sociedad, Padre amado por favor levantá la honra de cada una de ellas.
Espíritu Santo que tu unción, tu favor, tu poder, tu renuevo y tu fortaleza sea revelada a cada ama de casa, que derrames sabiduría de lo alto, para llevar adelante cada día.
Danos sabiduría para ser buenas administradoras de nuestros tiempos, de nuestro dinero, danos sabiduría para comprar sabiamente, danos manos sensibles y amorosas para acariciar el corazón y la vida de quienes conforman nuestro hogar.
Amado Dios en el nombre de Jesús, te pido que tu Santo Espíritu comience a llenar cada vida ahora, que tu paz sea en cada corazón, que la sanidad divina que Jesús compró en la cruz, sea derramada sobre aquella mujer que está enferma y que tiene que llevar un hogar adelante.
Poderoso Señor, Padre bueno y divino, te rogamos unidas en el nombre de Jesús que nos enseñes a ser mujeres virtuosas, mujeres sabias y entendidas, mujeres que también nos valoremos a nosotras mismas.
Te lo rogamos todo en el nombre precioso de Jesús.
Amén. (Así sea)


Proverbio 14:1 La mujer sabia edifica su casa;  
Mas la necia con sus manos la derriba.

Con cariño: Tere.

Pd: Hay que proponerse dejar de ser..."Amas de casa desesperadas"...para convertirnos en "Amas de casa"...!Amparadas bajo la gloria y la gracia de Dios!
¿Qué te parece?...Hoy es el día de cambios....con Cristo en el corazón....
!SÉ PUEDE!!!
Abrazos.

!Qué Dios te bendiga!