lunes, 14 de mayo de 2012

"MUJER" .... ¿POR QUÉ LLORÁS?

Esta mañana, estaba meditando sobre uno de mis evangelios favoritos, el libro de San Juan, en el N.T. Y mi corazón fue conmovido en gran manera cuando leí sobre María Magdalena y su encuentro con Jesús ya resucitado en aquella  tumbra vacía. Pensé en las veces que me encontré llorando por alguna situación difícil y no me daba cuenta que Jesús estaba a mi lado, pensé en la cantidad de veces que  como mujeres lloramos debido a nuestra sensibilidad y sin embargo no nos damos cuenta que el amor de Dios está sosteniéndonos y protegiéndonos.  Amiga querida, quiero comenzar esta semana diciéndote que Jesús está allí, justo a tu lado, Él está deseando entrar a tu situación, tomar tu problema y hacerte libre, tal cual como lo hizo conmigo, tantas, pero tantas veces. 

                                       
San Juan 20:11 Pero María estaba fuera llorando junto al sepulcro; y mientras lloraba, se inclinó para mirar dentro del sepulcro;
20:12 y vio a dos ángeles con vestiduras blancas, que estaban sentados el uno a la cabecera, y el otro a los pies, donde el cuerpo de Jesús había sido puesto.
20:13 Y le dijeron: Mujer, ¿por qué lloras? Les dijo: Porque se han llevado a mi Señor, y no sé dónde le han puesto.
20:14 Cuando había dicho esto, se volvió, y vio a Jesús que estaba allí; mas no sabía que era Jesús.
20:15 Jesús le dijo: Mujer, ¿por qué lloras? ¿A quién buscas? Ella, pensando que era el hortelano, le dijo: Señor, si tú lo has llevado, dime dónde lo has puesto, y yo lo llevaré.
20:16 Jesús le dijo: ¡María! Volviéndose ella, le dijo: ¡Raboni! (que quiere decir, Maestro).
20:17 Jesús le dijo: No me toques, porque aún no he subido a mi Padre; mas ve a mis hermanos, y diles: Subo a mi Padre y a vuestro Padre, a mi Dios y a vuestro Dios.

!Cómo me conmovió esta palabra!!...Jesús le habló a María, le preguntó por qué lloraba, se interesó por sus lágrimas, por su pena, por su sufrimiento; y luego la llamó por su nombre...!María!... y ella enseguida lo reconoció.

Y finalmente observar la obra de reconciliación con Dios por medio del sacrificio de nuestro amado Jesucristo, ahora su Padre Dios es nuestro Padre Dios...tengo ganas de dar un fuerte....!Gloria por siempre a Dios!!!

Amiga, a Jesús le interesa tus lágrimas, tu dolor, tu enfermedad, tu sufrimiento, tu matrimonio, tus hijos, tu trabajo, tus estudios, tu vida cotidiana, tu andar todo, Él está a la espectativa de tu vida, de tu corazón.
Amiga para Jesús no sos una más, Él te llama por tu nombre, Él te conoce, Él sabe de vos, tal cual como lo hizo con María, Él fue derecho a su feminidad, Él le dio el lugar de mujer, Él no le dijo: ¿qué te pasa ahora?
Él le dijo: __¿Por qué lloras? como envolviéndola con su amor... y luego la llamó por su nombre, dando el sello de amor al corazón de esta mujer que sufría por la perdida de su ser amado, de su maestro.

Hoy te pregunto:

¿Por qué llorás?...dejá que Jesús a través de su Santo Espíritu seque tus lágrimas, atrevete a escuchar su voz en tu corazón, atrevete a escuchar que hoy te está llamando por tu nombre, porque para Él sos especial tesoro, sos su niña amada, sos la niña de sus ojos, sos su perfume preferido, su deleite, sos su suspirar, sos su princesa, sos su mejor obra de amor.

Para Jesús, amada amiga, sos su más dulce y perfecta melodía de amor.

Con cariño: Tere.

!Qué Dios te bendiga!