martes, 10 de abril de 2012

"MIS MAÑANAS CONTIGO"


Mis mañanas contigo saben a miel,  huelen a rosas y saben a dulce café.
Mis mañanas contigo son de color esperanza, llenas de tu luz divina y de tu confianza.
Mis mañanas contigo son lo que más anhelo, saberte a mi lado llena de fe mi corazón.
Te amo Jesús.

Esta mañana estaba meditando en la Biblia, la Palabra de Dios y sinceramente mi corazón se llenó de paz y de gozo cuando leí:

San Lucas 1:36 Y he aquí tu parienta Elisabet, ella también ha concebido hijo en su vejez; y este es el sexto mes para ella, la que llamaban estéril; 

Entonces pensé en aquellas mujeres que me escriben pidiendo oración porque no pueden quedar embarazadas y sentí la necesidad de poner una vez más sus peticiones delante de Dios.

San Lucas 1:37 porque nada hay imposible para Dios.

Enseguida pensé en aquellos imposibles que están guardados en mi corazón y los llevé en oración ante su presencia, creyendo que sólo Él tiene poder para resolver esos imposibles; tomé mi lista de oración donde están anotadas también tus peticiones y comencé a orar creyendo que en este día veremos su gloria sobre cada vida, sobre cada circunstancia, sobre cada enfermedad.
!Dios tiene todo el poder para obrar en tu imposible!

1:38 Entonces María dijo: He aquí la sierva del Señor; hágase conmigo conforme a tu palabra. Y el ángel se fue de su presencia

Levanté mis manos al cielo y le dije a mi Dios:
__He aquí tu hija y tu sierva mi amado Señor, hágase sobre mi vida y mi hogar tu divina voluntad.

Y estas palabras le dediqué al amor de mi vida, mi amado Jesús, palabras que salieron con emoción, con gozo y con profundo amor y admiración por Él desde mi corazón:

Nuevas son las mañanas.
Y me encanta escuchar tu voz.
Me apasiona seguirte y me honra servirte.
Nuevas  mis mañanas son en Tí.
Tú pones hoy un canto de júbilo,
en el corazón aflijido y cansado.
Porque Tú eres "El Rey y El Señor".
Y te complaces en bendecir a cada corazón!!

Te invito en esta mañana, en donde te encuentres, a que medites sobre esta Palabra de San Lucas en el Nuevo Testamento.
Te invito a dejar en las manos de Dios todos tus imposibles, te invito a poner tu fe y tu corazón en las manos de Jesús.
Te aliento a que consagres tu vida a Él y que puedas declararle tu amor.
T e aliento a que puedas confiar en Jesucristo y así decirle:
__Amado Jesús, sea sobre mi vida y mi familia tu divina voluntad.

Y luego, así como estás, con tu corazón rendido a Él, animáte a levantar tus manos al cielo y dejar que su Santo Espíritu llene con su presencia tu preciosa vida.

Con cariño: Tere.

!Qué Dios te bendiga!