viernes, 20 de abril de 2012

!LEVÁNTATE MUJER!

Como cada mañana bien tempranito, estuve orando, leyendo la Biblia, cantándole a Dios y pasando un momento de calidad y amor con mi amado Jesús, El Señor y Salvador de mi vida.
Y El Espíritu Santo comenzó a tocar mi corazón, comencé a sentir la necesidad de interceder por las mujeres que sufren, aquellas que mojan con sus lágrimas, sus almohadas por las noches, mientras todos duermen.
Y de repente estas letras que te voy a compartir, surgieron desde mi corazón, trayendo paz y gozo, sabiéndo que Jesús está moviendo su mano a favor de sus hijas.

Te regalo amiga estas palabras amorosas desde el corazón de Jesús a tu dulce corazón.

!Oh moradora de Sión!                                                
!Oh moradora!
Pequeña niña y gran mujer, prepárate.
Porque vendrá sobre Tí, la gloria de Dios.
Y sanará tus heridas y se llevará tu enfermedad.
Jesús te ama tanto a Tí,
que no ha sido ajeno a tu dolor.
Él ha visto tu sufrir,
Él ha caminado junto a Tí,
y está a tu lado hoy.
Prepárate mujer, levantará Dios,
toda tu honra.
Y sanará tu hogar, levantará tu vida ,
y Jesús te sanará.
Caminarás con Él, en el andar cristiano.
Y te aseguro que te tiene bien fuerte, de su mano.
Levántate mujer, dejá el pasado atrás,
extiendete en Jesús, tu paz está en Él.
Levántate mujer y da cantos de júbilo,
porque hoy ha venido sobre tí...
!La unción del Maestro divino....Jesús de Nazareth!!

Isaías 60:1 Levántate, resplandece; porque ha venido tu luz, y la gloria de Jehová ha nacido sobre ti. 

Si te sentís identificada con este escrito y no sabés cómo hacer para levantarte en este día, te invito a hacer esta oración:

*** Amado Dios, en el nombre de Jesús te pido perdón por todos mis pecados, por todas mis faltas. Rindo mi corazón a Tí y declaro a Jesucristo como mi Salvador y mi Señor.
Pido que tu Santo Espíritu llene mi vida hoy, declaro que te necesito con todo mi corazón.
Padre amado, en el nombre de Jesús renuncio a toda situación que me aleja de tu presencia y me roba la paz y la fe.
Tomo autoridad en Cristo Jesús y declaro en este día que por medio de Él y por Él, quien es el que me fortalece, me voy a levantar, físicamente, espiritualmente y emocionalmente.
Señor amado, te pido en este día, que restaures mi vida, que sanes mis heridas, mi físico y que toques mi hogar con tu presencia.
Te lo ruego en el nombre de tu Hijo amado Jesucristo.
Amén. (Así sea) ***

Si tenés algún pedido de oración, no dejes de escribirme, es un honor para mí, poder acompañarte  en oración.
Con cariño: Tere.

!Qué Dios te bendiga!