sábado, 10 de marzo de 2012

"MIRÁNDOTE CON LOS OJOS Y CON EL CORAZÓN"

Cuando cierro mis ojos para buscar tu presencia.
siento que puedo verte y hasta tocar tu rostro.
Cuando elevo mi vida en adoración a Tí,
siento que estoy mirándote con el corazón.
Mirándote con los ojos y con el corazón,
como tocándo tu esencia y postrarme ante tu amor.
Mirándote con los ojos y con el corazón,
es sentirme cobijada en tus brazos y llenarme de tu unción.
Cada segundo de mi vida te necesito,
no sé a dónde ir si no te tengo.
Mi vida depende sólo de vos,
todo mi ser te clama y te rinde adoración.
!Cómo verás Jesús... estoy más qué enamorada!
No sé como expresarte este amor que acelera mi corazón.
Todo tu ser cautivó mi vida, me llenaste de alegría
y me brindás cada día todo tu amor.
Cierro ahora mis ojos y es cómo si te tocara,
es cómo si escuchara tu sonrisa cerca mío.
Cierro mis ojos y siento tu perfume a mi lado,
esa fragancia dulce que me cautivó con su encanto.
No puedo negarlo, creo que todos se han dado cuenta,
es que estoy enamorada de mi único y gran amor.
Estoy enamorada del amor de mi vida, de su voz y su sonrisa,
de su fidelidad y su majestad.
No voy a negarlo, sino a proclamarlo,
que sepan los cuatro vientos de quién soy.
Qué Jesús es mi Señor, mi dueño y mi maestro,
Él es todo lo que tengo, Él enamoró mi corazón.

Y como siempre te digo amadado Jesús:
Por siempre y para siempre nos une este gran amor.
Tu eterna enamorada.

Hace unos momentos me senté frente a la compu para contestar los mensajes tan amorosos, cariñosos y alentadores que me dejan y mientras los leía, el amor de cada uno de ustedes ministraban mi vida.
De repente sentí un calor hermoso en el medio de mi pecho, un calor suave que me llenó de emoción y tuve la necesidad inmensa de escribirle a Jesús las letras que les acabo de compartir.

La visita y la amistad de cada uno de ustedes, quienes leen mi blog y además me escriben manifestando tanto cariño, hacen que mi corazón se emocione y tenga cada día más gratitud hacia Jesús, porque por Él podemos conocernos y estar en unidad.

Deseo qué en este fín de semana, el favor, el amor, la paz y la misericordia de Dios repose sobre sus vidas y sus hogares.
Con cariño: Tere.


!Qué Dios te bendiga!