martes, 21 de febrero de 2012

"TAL VEZ..."

Estaba a punto de irme a dormir, ya es bastante tarde; pero justo cuando iba a apagar la compu, las palabras que voy a dedicar a continuación comenzaron a dar vuelta en mi corazón. Sentí por un momento, como si alguna mujer está luchando con su fe, está luchando por creer otra vez en Dios, pero sin embargo no puede salir de su enojo.
En dónde te encuentres, este es el día, este es el momento para reconciliarte con Dios; Él te ama con amor eterno, nadie te entiende más que Él.


Tal vez no te des cuenta que estoy a tu lado.
Que te cuido y te abrazo con todo mi amor.
Tal vez no reparás que mi presencia te acompaña.
Que pongo alfombra roja ante tus piés y te acaricio con mi corazón.
Tal vez vivís tan distante que no llegás a sentirme.
Que tu cansancio extremo no te deja ver más allá.
Tal vez te sentís tan sola, triste y defraudada.
Que ya no confiás en nada y te invade así el temor.
Tal vez no me vistes esta mañana, te estaba observando y cuidandote.
Que la nube gris que te rodea, te ahoga tanto que no dejás de sufrir.
Tal vez estoy a tu puerta y llamo y vos no me dejás pasar.
Que tu arrogancia te frena y te quita la visión.
Tal vez no tenés ganas de ser mujer, queriendo ser niña y llorar hasta el anochecer.
Que si miraras hacia arriba verías mil estrellas, todas ellas bellas para decorar tu corazón.
Tal vez podrás reír, en vez de llorar y dejar que te tome de la mano y te restaure hasta el final.
Que mi vida dí por vos, todo mi ser lo puse ante tus piés, me entregué por completo para que seas una libre mujer.
Que no sabés quien soy, pareciera tu opinión, que me sos indiferente negando así mi amor.
Tal vez que no es tal vez.
Que hoy puede ser tu día para volver a creer.
HOY JESÚS ESTÁ LLAMANDO A TU CORAZÓN....¿Le dejás entrar, le darías tu vida, le aceptarías como tu Salvador y Señor?

Decí estas palabras con todo tu corazón:
Dios en el nombre de Jesús me arrepiento de todos mis pecados, recibo a Jesús como mi Salvador personal y Señor de toda mi vida. Anotá mi nombre en el libro de la vida, te entrego todo mi ser y mi corazón a Tí. Espíritu Santo llename de tu presencia, anhelo hacer tu voluntad, anhelo ser libre y feliz. Amén.

Textos bíblicos para meditar y reflexionar:

S. Juan 3:16 Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.

Romanos 5:8 Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros

Romanos 3:23 por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios,

Juan 1:12 Más a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios;

San Juan 14:6 Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.

1 de Juan 1:9 Si confesamos nuestros pecados, Él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad

Romanos 10:13 porque todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo.

Hechos 4:12 Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos.

Apocalipsis 1:5 y de Jesucristo el testigo fiel, el primogénito de los muertos, y el soberano de los reyes de la tierra. Al que nos amó, y nos lavó de nuestros pecados con su sangre,

Romanos 10:9 que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo.
10:10 Porque con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación.

Romanos 8:16 El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu, de que somos hijos de Dios.

No te olvides....CRISTO TE AMA.


!Qué Dios bendiga!