miércoles, 22 de febrero de 2012

"MI APOYO Y MI RESPETO A LOS HERIDOS Y A LOS FAMILIARES DE LAS VÍCTIMAS DEL ACCIDENTE"

Tenía pensado publicar una nota que escribí, pero la verdad es un día muy triste para Argentina, para Buenos Aires y en especial para Capital Federal, lugar de Once donde chocó el tren.
Hasta el momento hay 50 muertos, entre ellos un niño pequeño y más de 700 heridos.
Es imposible dejar de mirar las noticias, de llorar y de pedir a Dios que ponga su mano sobre cada vida.

Si bien no estoy tan cerca del lugar de la tragedia, tampoco estoy tan lejos y sinceramente cuando comenzaron a pasar la lista de los heridos mi corazón se estremeció, porque recordé gente que conozco de ese lugar, recordé hermanas de algunas iglesias que viven por esa zona y la verdad mi corazón se estremeció.

Cuando pasan estas cosas uno siempre piensa en los seres queridos o en gente que conocimos alguna vez y que quedaron guardados en nuestros corazones.
Por eso pienso en tantas familias que hoy están sufriendo porque perdieron a sus seres amados, o porque todavía hay gente que no aparece, o porque están internadas graves.

Y siento la necesidad de unirme en oración con cada uno de ustedes que leen mi blog, rogando a Dios en el nombre de Jesús, que ponga su mano de poder sobre cada vida, restaurando los físicos, sanando toda dolencia, quiando la mano de los médicos, cirujanos, enfermeras, etc.
Le pido a Dios que traiga paz a cada familia, consuelo y pronto socorro ante esta terrible situación.
Qué El Espíritu Santo esté ministrando a cada persona, porque sólo Dios puede obrar milagros, sólo Dios puede enviar a sus ángeles a favor de cada vida, aquellas que están en terapia intensiva debatiéndose entre la vida y la muerte.
En el nombre de Jesús intercedemos por ellos. Amén.


!Qué Dios te bendiga!