viernes, 3 de febrero de 2012

"LEVANTATE MUJER...DIOS TE LLAMA POR TU NOMBRE"

Aunque quizás estemos a muchos kilómetros de distancia, me encanta la idea de pensar que podemos sentarnos juntas a conversar un rato.
Pienso en como somos las mujeres y en la necesidad imperiosa que tenemos de contarle a alguna amiga lo que nos pasa y así ser entendidas, escuchadas, aconsejadas y gozar de una sana amistad.
Me imagino que algunas de ustedes están pasando algún momento difícil, tal vez pensando que nada nuevo hay para tu vida, que Dios tiene planes para los demás menos para vos.

Quizás no te das cuenta que Dios te dotó de dones y talentos, porque no te animás a pensar que Dios puede y quiere usar tu vida....y lo digo por experiencia propia, sé lo que se siente sentirte quizás menos y luchar por agradar a todo el mundo. Pero gracias a Dios, Él me hizo libre y como dice el nombre de mi libro (aún no editado) "Ahora sé quien soy", llegar a escribir ese título amigas me llevó primero a ser trabajada y moldeada por El Espíritu Santo".


Lucas 1:30 Entonces el ángel le dijo: María, no temas, porque has hallado gracia delante de Dios.

Así como Dios llamó por su nombre a María, así nos llama a cada una de nosotras.
Él la llamó por su nombre, apuntó a su interior, le dio respaldo y confianza al decirle que no tema y le transmitió que Dios había hallado gracia, eso me dice que Él está pendiente de cada uno de nuestros actos.
Jesús no hace acepción de personas, Él se dedica a restaurar nuestro corazón, nuestra feminidad.
Dios nos escogió desde antes de la fundación del mundo y nos guardó desde el vientre de nuestra madre, ninguna de nosotras estamos por accidente, para nada, cada una de nosotras fue motivo para Dios de tomarse su tiempo y deleitarse en nosotras cuando nos estaba formando.


No sé cual es tu nombre, pero Dios sí te conoce, Él te llama por tu nombre y te dice hoy....no temas hija amada, has hallado gracia antes mis ojos, mi favor está con vos.

Te aliento a creer en este día, a ponerte en las manos de Jesús, a darle todo tu corazón a Él y dejar así que El Espíritu Santo te revele el plan de Dios para tu vida.
Satanás es un mentiroso y es muy posible que ha usado a alguien para haber sembrado en tu corazón duda y desánimo.
Quizás te dijeron que no servís, quizás te maldijeron y simplemente te sentís invisible ante los demás, quizás una enfermedad en tu físico te está haciendo sentir que no vas a poder vencer en el nombre de Jesús, amiga y amigas, somos especial tesoro para Jesús, no permitamos más que el diablo nos robe la bendición que Dios tiene para nosotras.


Digamos juntas:
Padre Dios en el nombre de Jesús perdoná hoy nuestros pecados, pedimos tu presencia Espíritu Santo para que nos ayudes a vencer, a creer y a tomar cada promesa para nuestras vidas.
Amado Dios nos consagramos a Tí en este día, renunciamos en Cristo Jesús a todo desánimo, a toda falta de fe, a toda maldición, a toda incredulidad y nos ponemos en tus preciosas manos, para que tu bendita voluntad guíe nuestras vidas.
Queremos servirte, llenanos de tu unción y de tu amor.
En el nombre de Jesús...Amén.


!Qué Dios te bendiga!