viernes, 17 de febrero de 2012

"HOY QUIERO"


Hoy quiero....
Tomar una canasta entre mis manos
Y llenarla de bellas flores.
Quiero que huelan al amor que siento por vos.
Hoy quiero...
Tomar una canasta entre mis manos
Y decorarlas con flores de diferentes colores.
Flores que den alegría.
Flores que transmitan vida.
Flores que te reflejen mi amor.
Hoy quiero llenar mi canasta con flores.
Para colocarla ante tus piés y declararte mi amor.
Hoy quiero...
Tomar una canasta entre mis manos
Para postrarme ante tu presencia
Y ofrendarte mi vida y mi corazón.
Quiero amarte por siempre, servirte y honrarte.
Quiero destilar el perfume de rosas y jazmín.
Quiero que huelas mi vida y que te deleites.
Quiero llenar tus manos de mi vida ante Tí.
Quiero beber de tus ríos, crecer en tus fuentes.
Quiero reír de alegría ante tu majestad.
Quiero ser niña inocente entre tus brazos fuertes.
Quiero darte las gracias por tu infinito amor.
Hoy quiero...
Tomar una canasta entre mis manos
Y llenarla de flores para dartelas a Tí.
Y así con mi vida postrada, con mi alma consagrada....
Quiero exclamarte:
!Jesús!!! Toma mi vida, toma mi canasta con flores....
Porque desde que estoy en tus manos, nunca más me marchité.
!Jesús!!! Sos la Rosa de Saron, sos aroma y salvación....
Sos por siempre mi dueño y mi Señor.

Te amo Jesús y te pido hoy que tu amor sea derramado en este fin de semana sobre nuestras vidas y sobre nuestras familias.
Dios amado, en el nombre de Jesús te pido que tu Santo Espíritu nos llene de su Santa Unción y que tu presencia sea derramado cuan aceite fresco haciendo cobrar vida a nuestro corazón.

Te amo por siempre, gracias Jesús porque te saliste a mi encuentro y nunca me abandonaste, siempre fuiste fiel y siempre tu diestra me ha sostenido.
Te amo: Tere.

Salmo 63:8 Está mi alma apegada a ti;
Tu diestra me ha sostenido.


Amiga, en donde te encuentres te invito a que te proyectes en Jesús.
Tal vez te pase como una vez me sucedió a mí, que me sentía una flor marchita, seca y sin vida; otras tantas me sentía como una simple flor artificial que se le junta el polvo y que termina en cualquier lugar de la casa.
Pero cuando comenzamos junto a la compañía del Espíritu Santo a analizar nuestras vidas conforme a la Palabra de Dios, empezamos a darnos cuenta que abrimos puertas espirituales y emocionales que nos están provocando alguna situación que lleva a nuestras vidas a vivir con nuestra autoestima baja, con desánimo, con falta de fe, con culpa o quizás te encuentres sin ganas de seguir viviendo.

Dios es especialista en resolver nuestros imposibles y nosotras debemos pedir ayuda y dar el primer paso de comenzar a valorarnos y entender que Dios nos trajo a este mundo con un propósito, Dios nos diseñó con todo su amor para que nos realicemos en la vida y para que nos relacionemos con Él.

Te aliento a hablar con Dios, te aliento a dejar una a una en las manos de Jesús cada situación que te atormenta, te paraliza y te llena de temor, te animo a que le des la oportunidad a Dios de obrar en tu vida y transformar tu corazón.


Decí con todo tu corazón estas palabras:
Amado Dios en el nombre de Jesús te pido perdón por todos mis pecados, te recibo Jesús como mi salvador personal, anotá mi nombre en el libro de la vida.
Amado Dios pido que El Esp. Santo me ayude ahora y me de fortaleza para en Cristo poder renunciar una a una cada situación que me quita la paz y me lleva a vivir en un pozo de desesperación y de muerte.
Querido Dios te necesito, necesito creer en Tí, necesito que aumentes mi fe, que obres en mi vida y mi familia un milagro reparador. Necesito de tu paz en mi corazón y me decido hoy a hacer tu voluntad.
Tomo la decisión hoy de perdonar a cada persona que me ha dañado, me declaro libre de toda falta de perdón y levanto mis manos al cielo pidiendo que llenes mi vida de tu presencia.
En el nombre de Jesús te pido todo. Amén. (Así sea).


!Qué Dios te bendiga!