viernes, 13 de enero de 2012

"ÉL TIENE CUIDADO DE LOS SUYOS"


En Argentina, más precisamente en el gran Buenos Aires y en Capital, se viven a diario muchos casos de inseguridad, en dónde matan a las personas por robarle un simple celular.
El temor ha invadido la vida de muchas personas y muchas veces la nuestra como cristianos también.


Pero estaba meditando en esta Palabra:

Salmo 34:7 El ángel de Jehová acampa alrededor de los que le temen,
Y los defiende.


!Qué importante es tener una vida en obedicencia a Dios, una vida qué ama hacer la voluntad de Jesús, una vida qué busca permanentemente la guía del Espíritu Santo...porque realmente es alentador y nos llena de paz saber qué el ángel de Jehová no permitirá que nada malo nos suceda!!

!Dios vela por sus hijos, Dios cuida a los suyos!

Recuerdo cuando mi hijo más grande era pequeñito y tocaron timbre en casa, el desde el patio preguntó:
__¿Quién es?
Y del otro lado le contestaron:
¿Está tu mamá...venimos a ofrecer alarmas para tu casa?
__Acá no necesitamos alarmas, (dijo mi hijo) porque el ángel de Jehová habita alrededor de los que le temen y los defiende.

Inmediatamente salí a atender a esta persona y para mi asombro este hombre estaba impactado, él era cristiano y se había apartado y al escuchar a mi hijo sus lágrimas comenzaron a correr por sus mejillas.
Y allí en la vereda, oramos y volvió a consagrar su vida a Dios.

Quiero alentar tu vida, quiero decirte que es necesario que entregues tu corazón a Jesús y que vivas una vida conforme a su palabra.
Hay beneficios para los que creen, hay un estilo de vida superior en Cristo Jesús y vos merecés vivirlo.

Decí con todo tu corazón esta oración:
Dios en el nombre de Jesús te pido perdón por todos mis pecados, me arrepiento ahora y te recibo en mi corazón como mi salvador personal.
Pido la presencia del Espíritu Santo sobre mi vida.
Amado Dios te amo y te necesito, dame fe y sabiduría de lo alto porque quiero hacer tu voluntad. Amén.


Tal vez un día entregaste tu corazón a Jesús pero ahora te apartaste, decí de todo corazón esta oración, creyendo que Dios te oye y te ama.

Padre Dios en el nombre de Jesús te pido perdón por haberme apartado de tus caminos, Señor me arrepiento ahora y me consagro a Tí, para amarte, honrarte, servirte y vivir bajo tu voluntad.
Cubro mi vida y la de mi familia con la sangre de Cristo Jesús y pido al maravilloso Espíritu Santo que llene todo mi ser con su presencia.
Amén.


No dudes, Dios está atento a tu oración, está atento al clamor que sale de tu corazón, Él te ama y siempre espera que te vuelvas a Él, ahora debés tomar el compromiso de seguirlo de manera fiel.
Te envío cariños: Tere.


!Qué Dios te bendiga!