martes, 13 de diciembre de 2011

"ME HUBIESE ENCANTADO ESTAR CON ELLAS"

San Marcos 16:1 Cuando pasó el día de reposo, María Magdalena, María la madre de Jacobo, y Salomé, compraron especias aromáticas para ir a ungirle.
16:2 Y muy de mañana, el primer día de la semana, vinieron al sepulcro, ya salido el sol.


!Cómo me emociona este momento!... Pienso en ellas, esas mujeres valientes Y fieles a su maestro.
Me hubiese encantado estar con ellas, caminar y conversar de Jesús.
Me huebiese encantado ir a comprar especias para ungirle a mi amado Señor.
Observo que dice que fueron muy de mañana, eso me habla de buscarle a Jesús temprano, me lleva a emprender mi día poniendo mi vida en sus manos.


Ellas fueron al encuentro de Jesús y la piedra estaba movida, Jesús ya había resucitado.
Me cautiva el corazón ese momento, porque gracias a su sacrificio en la cruz hoy podemos ungirle con nuestras vidas rendidas a Él.


Yo quiero ser como ellas...buscar a Dios desde mis mañanas, rodearme de mujeres que le amen, poder hablar de Él con el corazón y morir de amor ante su presencia.
Yo quiero ser como ellas... ungir con mi vida su vida, volcarle mi perfume en su presencia y buscarle en cada momento con mi corazón.


Quiero seguir sus huellas y quiero dejar huellas...huellas de fe hacia mi Cristo, huellas de amor, de paz y de servicio.

Pienso en el hoy, en el año 2011 que ya se está yendo, pienso en cuántas veces ungí mi vida con mi amor hacia Él y en cuantas veces tal vez sin darme cuenta le fuí indiferente o escasa de fe.

Claro, es obvio, pasaron muchos años, me es imposible estar con ellas...pero le doy gracias a Dios porque estoy con vos, porque tu visita a mi página y tus palabras me alientan a seguir, porque tenemos un gran desafío por delante y es buscarle a Dios mientras pueda ser hayado, es llenarlo con nuestro perfume de amor y unirnos unas por otras en oración.

Claro que me hubiese encantado estar con ellas, pero doy mil gracias a Dios porque tengo el privilegio a través de mi blog, de estar con vos.

Dejame bendecirte en el nombre de Jesús y desearte que cada día puedas conocer, disfrutar y descansar en Jesucristo, Rey de Reyes, Amigo fiel y compasivo.

Te envío cariños: Tere.


!Qué Dios te bendiga!