miércoles, 16 de noviembre de 2011

"Y DIOS LA SANÓ DE CÁNCER"...TESTIMONIO DE LILIANA:

Mi nombre es Liliana, tengo 45 años, casada hace quince años y tengo 2 hijos: un varón de 12 y una princesa de 7.
Hace 3 años, por una molestia en la mama izquierda, hace que un control médico me detecte cáncer.
Dentro de esta situación, mi hermano que es cristiano, me presenta a Teresa, quien a través de ella conozco al Señor.
Empecé a conocer de Dios, a leer la biblia, a congregarme en una iglesia y a construir una comunión íntima con el Señor a través de la oración.
Una tarde, en un sueño recibo una promesa de sanidad por parte de Dios, y a la semana, el espíritu santo me da la confirmación del sueño.
Nueve meses después de realizar el tratamiento de quimioterapia, ya el Señor me estaba sanando y los resultados mostraban una recuperación milagrosa.
Así fue que esa prueba que el Señor me había puesto, era para confirmar un plan que tenía para mí. Pero ese plan está incompleto.
Dos años después, me vuelve a poner otra prueba, porque nuevamente los médicos me detectaron otros nódulos.
En ese momento mi esposo, decide aceptar al Señor junto a mis hijos, y esto fortaleció la fe en Dios, de toda la familia.
Luego de una decisión compleja los médicos deciden operarme y extirpar la mama entera.
Pero esta vez la fe en Dios me permitió enfrentar ese momento con una inmensa fe, sabiendo que Él estaba conmigo y me sostenía.
Gracias a Dios, hoy todo fue superado. Mi familia y yo estamos unidos en la fe, además mi mamá también aceptó al Señor, y lo proclamamos como un Dios de sanidad y nuestro Salvador, y que es un Dios fiel a su palabra, y que cumple sus promesas.
Invitamos a creer y a confiar en Cristo a pesar de las tormentas.
Que Dios las bendiga.
Liliana


Queridas amigas: Nunca voy a olividar el primer día que conocí a mi amada amiga Lili, Dios enlazó nuestros corazones en aquella tarde de sol.
Pude comprenderla de corazón a corazón, de mujer a mujer, porque su preocupación era igual a la mía cuando estaba por morirme, solo pensaba en mis hijitos que los iba a dejar solos, igual que le pasaba a Lili.
Ella abrió su corazón de par en par a Jesús, trabajó incansablemente con El Espíritu Santo, dejando que la llene de fe y de su presencia.
Es verdaderamente una mujer fuerte y valiente en Cristo Jesús.
Y ella me ha dado una gran lección, porque en su última intervención quirúrgica, su fe hacia su Señor impactó mi vida.
Nos enviaba mensajes de aliento y de fe, sabía que Jesús no la iba a abandonar, sabía que aunque tenía que pasar por esa última cirujía, Dios se iba a glorificar.
Recuerdo cuando me llamó por teléfono feliz con una voz radiante apenas habiendo salido del quirófano...oh Dios mío exclamé en mi interior y las lágrimas comenzaron a correr por mis mejillas!!
Solo Dios pudo hacer el milagro de que esta mujercita no haya sufrido dolores, que tenga fortaleza y fe en medio de esa situación y a los días ya estaba teniendo su vida normal.


El testimonio de Lili es mucho más profundo, ella lo resumió en pocas palabras, pero tiene tanto por compartir y sé que Dios la va a usar en gran manera; porque de su corazón sale amor, devoción, respeto, fe y agradecimiento a este maravilloso Jesús que salvó su alma y sanó su físico.
Me siento honrada por tener una amiga como Lili, su vida enriquece mi vida, Dios me premió con su amistad.



Tal vez te encuentres como Lili, con un mal diagnóstico y sientas que el cáncer está ganando la batalla, no lo creas, acompañá a la parte médica con fe.


Quiero que te centres en el poder sanador de Jesús por medio de su sacrificio en la cruz y quiero también que identifiques si en tu familia hay también casos de esta enfermedad que se van repitiendo de generación a generación; porque si es así te voy a estar guiando en oración.

Oremos:
**Padre Dios en el nombre de Jesús pido la presencia del Espíritu Santo sobre mi vida ahora. Señor amado necesito fe para creer, por favor aumentá mi fe en este momento.
Declaro y creo que Jesucristo dio su vida en la cruz por mí por mi salvación y por mi sanidad (Isaías 53:4 Ciertamente llevó él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores; y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido.
53:5 Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados)
Señor declaro en el nombre de Jesús que por sus llagas soy curada de todo cáncer, Señor que tu virtud sanadora esté secando todo cáncer de mi vida, te lo pido Padre en el nombre de Jesús.
Señor tomo autoridad en el nombre de Jesús y corto toda maldición que hay en mi familia sobre el cáncer y que se va repitiendo de generación en generación, corto en el nombre de Jesús todo cáncer que viene de mis antepasados, de mi familia materna y mi familia paterna y bendigo a mi descendencia en Cristo Jesús.
Me declaro libre en Tí amado Jesús, espero en tus manos mi milagro, sé que tenés poder para obrar sanidad sobre mi vida.
Te amo, te necesito, guiame, sacame del pozo de la desesperación, llename de tu presencia y de tu gozo. Amén.**

Si estás pasando por esta enfermedad o algún ser querido tuyo la está padeciendo, escribime, estaremos con Lili orando por tu petición.
Dios te bendiga y espero en Cristo Jesús el testimonio de tu milagro.

Pd: Mi consejo siempre es buscar a Dios por lo que Él es y no por lo que nos da.
Dios es un Padre bueno y siempre está atento a la voz de sus hijos y como digo siempre tenemos un Dios que oye y responde.
Dios es especialista en resolver nuestros imposibles!!!
Si Dios es por nosotras...¿Quién contra nuestra? Nadie!!!

Gracias Jesús por el milagro que hiciste en Lili, gracias por los milagros que harás, gracias por amarnos y por cuidarnos!!!

Cariños: Tere.


!LA GLORIA SEA SIEMPRE PARA NUESTRO AMADO JESÚS!!